Murió un joven en una fiesta electrónica clandestinaPolítica 

Murió un joven en una fiesta electrónica clandestina

Su papá confirmó que compró una pastilla en el lugar. “Consumió éxtasis, lamentablemente lo perdí”, dijo.

Samir Andrés Velázquez tenía 20 años y murió ayer a la madrugada por una presunta intoxicación después de haber concurrido a una fiesta electrónica ilegal en la ciudad de Córdoba. Creen que el joven consumió al menos una pastilla de éxtasis y esto le habría provocado una falla multisistémica.

“Mi hijo fue a una fiesta que es por Camino a 60 Cuadras, kilómetro 8, metido en el medio de la nada. Es una casa quinta gigante. Y consumió éxtasis, lamentablemente lo perdí”, confirmó su papá.

La fiesta fue convocada a través de grupos de WhatsApp en un lugar sin habilitación y donde no había tampoco asistencia médica. De acuerdo al relato de testigos, Samir compró una pastilla en el lugar y la muerte se produjo “en el acto”.

“No había servicios de nada, había una símil ambulancia que no tenía nada, donde lo subieron como se sube un tronco, una bolsa de papas. Lo llevaron al (hospital ) Florencio Díaz y lo dejaron tirado”, denunció su padre.

En medio del dolor, el hombre admitió que su hijo consumía en estos eventos pero pidió por un mayor control. “Lo que les interesa es el dinero, ni siquiera la calidad de lo que venden. Quieren vaciar a los pibes de lo que tienen en el bolsillo y no puede ser que las autoridades y los papás hagamos oídos sordos”, manifestó.

El joven llegó sin vida al hospital y los médicos no pudieron reanimarlo. Si se confirma que su muerte se debió al consumo de éxtasis, se trataría entonces de la cuarta víctima fatal por el consumo de esta clase de sustancias sintéticas (metaanfetaminas) en los últimos cinco años en la provincia.

Articulos relacionados

Leave a Comment