El spot de la polémica: Mario Kempes desmintió haber sido hincha de Boca, pero su aclaración no resiste los archivosDeportes 

El spot de la polémica: Mario Kempes desmintió haber sido hincha de Boca, pero su aclaración no resiste los archivos

El spot de Boca sigue generando polémica. Después de la viralización del video que se dio a conocer en la Cena Anual Solidaria, pero se oficializó el sábado, hubo un gran repudio en las redes sociales. Los propios hinchas xeneizes se manifestaron molestos por la secuencias de imágenes que, más allá de exaltar la grandeza del club, mostraba tintes xenófobos, minimizaba a Juan Román Riquelme, incluía Zinedine Zidane (cuyo hijo se llama Enzo por Francescoli) y prescindía de Carlos Bianchi.

Diego Maradona y Carlos Tevez fueron las estrellas del clip. Y se mencionó a Mario Alberto Kempes. “Y el que te sacó campeón en el ’78, también nació de Boca, aunque no lo sepas”, se escuchó de la voz en off, acompañada por imágenes de los goles del Matador ante Holanda. Seguido, una frase del cordobés que reza: “Era hincha de Boca”.

A través de un tuit de SportsCenter, el noticiero de ESPN, Kempes disparó este domingo: “Hola, amigos, bueno amigos, realmente en las redes sociales anda circulando que yo dije que era hincha de Boca; esas no fueron mis palabras. Yo dije que mi abuelo era hincha de Boca Juniors, pero… lo supieron cortar y poner otra frase. Así que, lamentándolo mucho, yo no soy hincha de Boca. Hasta la próxima”.

Kempes, que surgió en Instituto, jugó en Central y tuvo un breve paso por River antes de volver a España para seguir con su carrera en Europa, ¿tuvo mala memoria o memoria selectiva?

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

En una nota que le hicieron en la década del ochenta, declaró: “Yo no tenía admiración por ningún jugador. Antes de firmar mi primer contrato con Instituto y con Central ya empecé a jugar en contra de equipos grandes, yo era un admirador de Boca; era hincha de Boca… pero después me di cuenta que la gente esa que idolatraba a Boca era de carne y hueso y yo estaba jugando en contra de ellos y les podía ganar a esa camiseta de la que yo siempre había sido hincha. Y yo sufriendo tantos años y ahora tengo que jugar en contra de ellos y a veces les ganaba y a veces perdía. Se va uno desilusionando un poco de las cosas que uno es fana, fana…”.

Luciano Wernicke, quien transcribió la autobiografía de Mario Alberto Kempes llamada “Matador” y editada por editorial Planeta, tiene otra versión. “En realidad, hincha, hincha él no era. Un abuelo de él lo vestía como hincha de Boca. El fue hincha de los equipos en los que jugó, nunca tuvo un fanatismo. Desde chico empezó a jugar en un club de Bell Ville y se hizo hincha de ese equipo. Después, de Instituto, de Central, de River… Esta foto muestra que tuvo un lazo con Boca, pero era un abuelo el que lo vestía así”, le dijo el escritor a Clarín.

Felicidad. Argentina grita campeón con Mario Kempes como figura central. (Foto Archivo Clarín)

En la página 19 de la autobiografía de Kempes cuenta la historia con su nono Camilo: “El abuelo vivía en esos años en una finca de Noetinger junto a tres hermanos. Dos de ellos eran de River, el otro de Boca. Cada vez que el club de la ribera perdía, los millonarios volvían loco a Camilo con sus cargadas. Por eso, él había adquirido la costumbre de alejarse con su radio y escuchar los partidos en el medio del campo, aislado de sus familiares. Si Boca ganaba, regresaba enseguida, cancherito y altanero; si perdía, no retornaba a la casa hasta que todos estuvieran dormidos, para eludir las burlas de sus hermanos. Las derrotas le dolían tanto que, en una ocasión, destrozó una radio apenas el referí pitó el final”.

Y sigue: “Un domingo que fuimos a pasar el día con la familia de mi madre, seguí a mi abuelo por entre los pastizales y lo espíe mientras escuchaba un partido. Esa tarde, Boca perdió y él se puso a llorar desconsoladamente. Esa imagen de excesivo sufrimiento me conmovió tanto que, a partir de ese momento, me desligué del fanatismo por una camiseta y sólo fui hincha de los equipos en los que jugué. Años después, cuando estuve en Rosario Central, le hice muchos goles a Boca. Un poquito culposo, en cuanto regresaba a mi departamento llamaba al nono Camilo para pedirle disculpas por el dolor que le había provocado”.

Fanático o no, Kempes supo ser hincha de Boca. Aunque ahora, a los 65 años, diga lo contrario.

Articulos relacionados

Leave a Comment