Sigue el escándalo por las dos personas “suicidadas” en las comisarías tras violar la cuarentenaPolítica 

Sigue el escándalo por las dos personas “suicidadas” en las comisarías tras violar la cuarentena

En TN trataron nuevamente los casos de Magalí Morales de 39 años de Santa Rosa y Franco, menor de edad, detenido en Villa Mercedes, ambos aparecieron “suicidados” en las celdas.

Los hechos estremecen y la modalidades son muy similar en cuanto a los posibles abusos policiales y los posteriores errores en las autopsias y la lentitud  de la justicia para proceder en los peritajes correspondientes.

Magalí Morales fue detenida en las primeras horas del domingo 3 de abril en la localidad de Santa Rosa del Conlara acusada de violar la cuarentena, su cuerpo fue encontrado, según la policía, colgado de una puerta en la celda.

Santiago Calderón, abogado de la familia de la mujer de 39 años, que tiempo atrás había denunciado acoso policial previo a su detención y muerte, fue entrevistado en el programa de Nicolás Wiñazki en la señal de Todo Noticias. “hay inconsistencias en la detención y la autopsia. El cuerpo presentaba lesiones en el antebrazo y debajo de las dos rodillas, que no fueron constatadas por el médico que practicó la necropsia”.

“Dos detenidos escucharon gritos en la Comisaría, pedía auxilio, que le faltaba el aire”, enumeró el letrado entre otras irregularidades. “El forense nunca estudio un abuso sexual”, agregó y recordó que el juez de causa pide que sea la familia de la víctima la que pague una segunda autopsia.

El otro hecho, con final idéntico, sucedió en Villa Mercedes cuando Franco, un menor de edad, fue encontrado colgado en su celda. “Estaba en la puerta de la casa”, contó Sandra la madre, “se lo llevan por violar la cuarentena mientras hablaba con un hombre en la vereda, se lo llevan a él y no al mayor de edad”.

“Yo estaba trabajando cuando me avisan de la detención y alrededor de las 11 de la noche llego hasta la Comisaría, empiezo a hacer los papeles para que me entreguen a mi hijo. En ese momento se arma un revuelo y nadie me dice nada hasta las 3 de la mañana que me dicen que está muerto”, contó la mujer.

“Todo es muy oscuro, desde el momento de la detención. Después dicen que se ahorcó con una remera mangas cortas. Nadie tomó fotos, no hay fotos de la autopsia. Le ví moretones en los brazos y en las manos cuando pude verlo en la morgue. El abogado pidió hacer una nueva autopsia”.

“Tengo miedo por lo que pasó, vemos que pasan los días y la Jueza no da respuestas. A mi hijo lo mataron, la policía es responsable”, sentenció la mujer.

Articulos relacionados

Leave a Comment