Menú

Seguínos

Real Madrid: la peor semana en la historia del imperio blanco

Real Madrid, máquina de ganar, queda roto. La cara de Santiago Solari, el entrenador de estos días complejos, es el retrato de una decepción. No lo puede creer. Queda vacío. La Casa Blanca queda igual que él. El Ajax, superhéroe de los 70, en días de refundación, le acaba de ganar 4-1 en el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions League. Se terminó la supremacía de más de mil días del Real como dueño de EuropaYa se terminaron los días de ese Zinedine Zidane que parecía capaz de todo. 

Corresponde decirlo: el Ajax -de los mejores equipos de los años 70- va segundo en una Liga, la de Holanda, la Eredivisie, que ocupa el puesto 14 de coeficiente UEFA. Ese equipo, con un estupendo Nicolás Tagliafico como lateral izquierdo, se animó a ser patrón en el estadio que -dicen- es el más complejo del mundo. Fue magia. Fue goleada. 

Mirá también

Newsletters Clarín

Mundo Messi | No le pierdas pisada al mejor jugador del planeta

Todas las semanas.

Recibir newsletter

Este resultado se parece mucho a la caída de un imperio. El Real Madrid está afuera de la Champions, eliminado por el Barcelona en la Copa del Rey y a una distancia imposible del líder de La Liga. A principios de marzo. Todo en seis días. No se vivía una situación así desde la temporada 2005-06, según cuenta el especialista @2010MisterChip.

Esto no le pasaba nunca al Real Madrid, vigente campeón del Mundial de Clubes de la FIFA.

Mirá también

Perdió siete partidos por goleada en siete meses. Se parece a un absurdo. Los verdugos: el Atlético de Madrid del Cholo Simeone, el Sevilla, el Barcelona (dos veces), el Eibar, el CSKA ruso y este Ajax de actuación memorable.  

Mirá también

Fue un 4-1, una goleada que durará para toda la historia. Ziyeh y Neres sorprendieron a todos de entrada. A los 18 minutos el equipo de Amsterdam ya ganaba 2-0. El Bernabéu, preparado para una fiesta previsible, comenzaba a vivir una pesadilla

Desde ese momento, el Real Madrid vivió un trauma en el patio de su casa. Sin rumbo, impreciso en el medio, con muchas dudas en el fondo, con espacios ofrecidos para un rival enfocado. Peor: sufrió las lesiones de Lucas Vázquez y de Vinicius.

Entró Gareth Bale. Mejoró el ataque de los locales y dos veces el palo negó lo que era el descuento. Para ese entonces el partido ya tenía otro recorrido establecido por los herederos de Cruyff, este Ajax renovado. 

Lo que continuó fue un desarrollo de esos que dan ganas de ver. Con el habitual vencedor, vencido. Y con golazos de esos que califican para el Premio Puskas de la FIFA. Tadic la clavó en el ángulo, después de una polémica de VAR que esta vez no favoreció al Madrid. Y Schone brindó un tiro libre para guardar a modo de paradigma En el medio, aconteció el descuento de Asensio. Apenas un detalle de la estadística. 

En un rincón del estadio inmenso, todos abrazados, los jugadores visitantes ofrecían una certeza:  Ajax volvía a ser Ajax. Los hinchas locales ofrecían rechazos a su presidente, Florentino Pérez. El mismo que está pensando en cambiar de entrenador. 

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias