El duelo entre Pavone y Martín Arias marca a Estudiantes – GimnasiaDeportes 

El duelo entre Pavone y Martín Arias marca a Estudiantes – Gimnasia

Una centenaria y tradicional cervecería platense fue el punto de reunión que eligieron los directivos de la Superliga para reunir a los futbolistas Mariano Pavone (36 años), por Estudiantes, y Alexis Martín Arias (26), por Gimnasia, protagonistas del derby local a disputarse el domingo en el Estadio Unico.

Habría que revisar detenidamente el historial que lleva 159 cotejos para encontrar un duelo que los encuentre en situaciones similares, ya no solamente desde los numérico –ambos deambulan de la mitad de la tabla para abajo-, sino también desde el punto de vista futbolístico, donde impera el bajo rendimiento.

La otra similitud es que ambos vienen de perder recientemente a sus entrenadores: del Lobo se fue Pedro Troglio –lo sucedió Hernán Ortiz- hace dos fechas, y del Pincha tuvo que despedirse Leandro Benítez, y ahora interinamente dirige Pablo Quatrocchi.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Dado esta compleja realidad deportiva, con el bajo promedio acechando para la temporada venidera, ¿firmarían el empate?

El arquero albiazul afirmó: “No. Creo que el empate no lo firmamos ninguno de los dos, porque aunque llegamos en igualdad de condiciones está claro que nosotros lo queremos ganar”.

”Opino lo mismo- aseveró Mariano Pavone, histórico delantero albirrojo Admito que ellos llegan bien, tienen jugadores jóvenes, con buena dinámica y también otros con experiencia, pero el empate no lo firmamos y menos en el clásico, con todo lo que representa para la historia del club”.

Cuando Martín Arias debutó en Primera División, en 2016, Pavone ya había marcado 150 goles en diferentes clubes de nuestro país, España y México. Esa diferencia, desde el prisma de la experiencia, ¿supone una ventaja si llegan a estar cara a cara el domingo?

Mirá también

“Los clásicos se juegan con otro temperamento y hay otras sensaciones más allá de las posiciones de cada uno en la tabla. Por eso pienso que las diferencias de experiencia son mínimas. Además nosotros también tenemos jugadores de mucha trayectoria, como lo es el Tanque Silva, que aporta para que los más jóvenes jueguen con tranquilidad”, explicó Martín Arias, quien agregó que no adelanta “ningún resultado porque no soy un mago”.

Desde la otra vereda, Mariano Pavone, que piensa que probablemente sea su último derby y que anotó un tanto en la histórica goleada del 7-0 en 2016, admite que “él es muy joven, con una gran carrera por delante y seguramente querrá evitar los goles que yo querré hacer. También dentro de ese plano hay que ver cómo se levanta uno ese día y con qué oportunidades cuenta para sacar ventajas en un juego en donde habrá mucha paridad. Solo pensamos en ganar, que sea en paz y que lo gane el que juegue mejor”.

Estudiantes, que aguarda la llegada de Gabriel Milito como nuevo DT, acumula 21 puntos y tres derrotas seguidas. Pavone cuenta que ante Racing, el puntero, en la fecha anterior “mostramos orden y buenos rendimientos tanto en lo defensivo como en lo ofensivo, pero un descuido lo pagamos caro”.

Gimnasia (22 puntos) enderezó su pobre campaña con una victoria vital ante Independiente, el último domingo.

Mirá también

En el final del encuentro entre el arquero y el goleador se plantea la intriga de si en los clásicos es posible ver buenos espectáculos.

“Es discutible, señala el arquero tripero. Hay partidos por goleada que son malos y empates sin goles que son muy buenos. Habrá, eso sí, un marco típico de clásico aunque nuestra hinchada nos dará su apoyo desde el lugar en donde esté sabiendo que nosotros estamos capacitados para poder ganarlo”.

Mariano Pavone considera que “tengo varios clásicos jugados y eso de saber de antemano si daremos un buen espectáculo es bastante relativo. Hay veces que ambos venimos bien y salen clásicos muy malos y otras que alguno no tiene un buen presente y sale un juego atractivo. Es indescifrable”.

A casi 100 horas del choque clásico enmarcado por el dominio en el historial que goza Estudiantes (lleva 12 partidos de diferencia, 57 triunfos contra 45 y ocho años sin perder) y por la ansiedad tripera de saber que esta vez sí puede ser el momento del gran batacazo, La Plata futbolera vibra.

Seguro, explotará el domingo.

EG

Articulos relacionados