Johannes Dürr, el esquiador que destapó una red organizada de doping sanguíneo y que ahora quedó como uno de los principales sospechososDeportes 

Johannes Dürr, el esquiador que destapó una red organizada de doping sanguíneo y que ahora quedó como uno de los principales sospechosos

Johannes Dürr es el último eslabón de una pesada cadena. Austríaco, de 31 años, en su momento fue una de las figuras del esquí nórdico de su país. Pero todo cambió en los Juegos Olímpicos de Sochi 2014.

Primero terminó octavo en los 30 kilómetros. Pero apenas terminó la competencia decidió volver a Austria para entrenarse con miras a los 50 kilómetros. Nunca regresó a Sochi… Días antes de la carrera no pudo sortear un control antidoping. Le dio positivo por EPO, recibió una dura suspensión y desapareció del mapa.

Hasta que en enero su nombre volvió a la escena. No fue en una competencia deportiva, claro. Fue en un documental difundido por la televisión pública alemana ARD, en la que se reveló una red organizada de doping sanguíneo.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

El testimonio de Dürr provocó una serie de detenciones el 27 de febrero. Cayeron el médico alemán Mark Schmidt y cinco esquiadores que estaban por participar en el Mundial de esquí nórdico de Seefeld: los austríacos Dominik Baldauf y Max Hauke, los estonios Karel Tammjaerv y Andreas Veerpalu y el kazajo Alexei Poltoranin.

También fueron detenidos dos ciclistas austríacos, Georg Preidler y Stefan Denifl, quienes también fueron suspendidos con efecto inmediato por la Unión Ciclista Internacional.

La cuestión no terminó ahí. El propio Dürr fue encarcelado cuando intentó volver a su país y, después de algunas horas tras las rejas, recuperó la libertad aunque sigue siendo sospechoso de haber tenido un rol activo en la red.

Mirá también

En el centro de las investigaciones se encuentra Schmidt, un médico deportivo establecido en Erfurt cuyo nombre ya había sido mencionado en varios casos de doping. Dürr, por su parte, es sospechoso de haber sido él mismo un colaborador activo de Schmidt, a quien habría “presentado otros deportistas” según pudo determinar la fiscalía de Innsbruck, a cargo de la investigación.

Dürr fue culpado por Baldauf y Hauke, ambos detenidos en Seefeld, quienes lo acusaron de haberlos puesto en contacto con Schmidt. “Nos comunicábamos con el médico y su equipo con teléfonos móviles sin contrato. Cuando necesitábamos una transfusión, un especialista nos esperaba en un hotel vecino para meternos la aguja”, detalló Hauke en una entrevista con el periódico austríaco Kronen Zeitung.

Dürr niega haber actuado de intermediario aunque reconoció haber recurrido a autotransfusiones hasta hace poco tiempo.

Antecedente

El escándalo Dürr tiene un antecedente: la Operación Puerto. Ocurrió en 2006 y sirvió para desentrañar una red de doping liderada por el médico español Eufemiano Fuentes, quien ofrecía diversas prácticas ilegales para mejorar el rendimiento de sus clientes deportistas. Al final, más allá de las sanciones deportivas, las penas en la Justicia fueron muy leves.

Viena. Especial

Articulos relacionados