Menú

Seguínos

Para mejorar, ellas quieren a ellos

Ya no se trata sólo de un hecho aislado sino que parece ser una nueva rutina en el tenis. Algunos hombres y mujeres, que comparten torneos y managers, también desde hace un tiempo se entrenan juntos. En la pretemporada se los vio a Kei Nishikori con Garbiñe Muguruza y a Andy Murray con Naomi Osaka y esta semana, antes del inicio de Indian Wells, Serena Williams peloteó junto al estadounidense Chistopher Eubanks, que está 154° en el ranking mundial y que jugó la clasificación del primer Masters 1000 de la temporada. Claro que la ex número 1 del mundo ya había sido una precursora en ello de jugar contra los hombres: alguna vez tuvo intensos peloteos con Stefanos Tsitsipas, Grigor Dimitrov, Frances Tiafoe o Bernard Tomic, por ejemplo.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

La idea fue concebida por su entrenador, Patrick Mouratoglou, quien está convencido de los beneficios de esa práctica… para las chicas. “A las mujeres les viene muy bien probar ritmos de pelota superiores porque eso les permite seguir mejorando cada día. Es algo que nos planteamos con Serena, que además se entrena mucho más motivada porque se da cuenta de que la pelota viene más rápida y eso la obliga a emplearse a fondo”, dijo Mouratoglou, quien recordó que el experimento lo hizo por primera vez con Thanasi Kokkinakis.

Carlos Tony Pena, uno de los hombres que más sabe de tenis en Argentina, va un poco más alla que el francés y explica: “Sería muy básico hablar solamente de una diferencia de potencia porque hay tres puntos fundamentales en esto de los entrenamientos entre hombres y mujeres. Y todos favorecen a las chicas, claro. El primero es que el varón juega con la pelota mucho mas rápida desde el impacto al pique y así la mujer tiene menos tiempo de preparar el golpe. El segundo es que después del pique la pelota del hombre sale con mucho más peso porque el hombre juega con más efectos. Y el tercero es que cuando una mujer pega un gran golpe que contra otra mujer sería un winner, el hombre le devuelve la pelota con la misma o con una mayor velocidad. Todo eso le exige a la mujer un sobreesfuerzo físico, técnico y mental que luego la beneficiará”.

Mirá también

Así, en lo deportivo la mujer gana con esta modalidad. Aunque del lado de ellas también es justo decir que cualquier hombre puede aprovechar estar un rato junto a la mejor del mundo o a la mejor de la historia. En el tenis no todo es el resultado…

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias