Menú

Seguínos

Jorge Almirón se juega el puesto contra Junior bajo una fuerte presión de la hinchada

No hay más margen. Más allá de las declaraciones de rigor ante los micrófonos, en San Lorenzo todos saben ya que el de mañana ante Junior en el Nuevo Gasómetro por la Copa Libertadores será un partido determinante para la continuidad de Jorge Almirón al frente de un equipo que nunca ganó en su ciclo (ocho empates y cuatro derrotas) y que en total acumula 15 sin triunfos. Son cuatro meses de competencia sin festejar. Mucho tiempo para un grande que tenía otras ilusiones, pero que ahora se ve en el último puesto de la Superliga y respira un clima tenso al que en la mañana de ayer se le sumó la visita de unos 50 socios acompañados por algunos barrabravas que fueron a pedirles explicaciones a los referentes y a exigirles un cambio de actitud.

“No pensé en renunciar. Yo no me pongo plazos. Pienso en el partido del miércoles. Sacamos un buen resultado como visitantes (el empate sin goles con Melgar en Perú) y ahora tenemos la oportunidad de seguir sumando”, respondió el técnico en conferencia de prensa. No fue su única aparición pública. A la nochecita estuvo en un programa de TV, donde confirmó que el arquero este miércoles continuará siendo Fernando Monetti, a pesar de su expulsión incomprensible contra Boca.

Sigue esperanzado Almirón en encontrar la victoria que ayude a salir del pozo a un plantel anímicamente en la lona. Sin embargo, en su interior sabe que de no conseguir el resultado que necesita le será imposible sostenerse.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Desde la dirigencia prefieren el silencio público. Y por lo bajo ya no son tajantes en cuanto al apoyo al entrenador. Varios son los que no comprenden algunas de sus decisiones, como la de sacar a Nicolás Blandi cuando había que ir a buscar el partido ante Argentinos, o el no haberle dado todavía ni un minuto a Juan Camilo Salazar, el delantero colombiano por el que se desembolsó 1.350.000 dólares por el 50 por ciento.

El que sí habló ayer fue Marcelo Tinelli, vicepresidente primero. “Siento que tenemos al mejor DT del momento. Estoy convencido. De hecho, lo quiso Boca y hasta el presidente de la República lo pidió para la Selección”, dijo Tinelli en diálogo con CNN Radio. Pero luego dejó una frase que lejos está de asegurar la continuidad del técnico: “Tiene nuestro apoyo, pero obvio que hay situaciones difíciles. Esto es día a día”.

Los jugadores, en el entrenamiento del lunes, antes de dar las explicaciones. PRENSA SAN LORENZO

La goleada sufrida en la Bombonera por 3 a 0 el sábado caló muy hondo. Esa fue la gota que hizo desbordar un vaso que venía llenándose hace rato. Los hinchas perdieron la paciencia. Y este lunes, un grupo de socios decidió presentarse en la Ciudad Deportiva para dialogar con Nicolás Blandi, Fabricio Coloccini, Sebastián Torrico y Gonzalo Rodríguez. “Acá no hay ningún barra, eh. Somos todos socios”, decían estos simpatizantes a los periodistas presentes que esperaban en el estacionamiento del ingreso por la calle Varela.

Era cierto, en parte. Esos que salieron por ese sector efectivamente eran socios que mostraban su carnet en alto a las cámaras. Socios que pertenecen al microclima de la institución de Boedo, algunos vitalicios que supieron pisar el tablón en la década del ochenta. Pero Clarín pudo constatar también la presencia de algunos barras, aunque estos no participaron activamente de la charla que se dio debajo de la popular local del estadio, tras el entrenamiento matutino.

Mirá también

De hecho, Christian Evangelista, alias Sando, hombre fuerte de la Butteler sobre el cual pesa el derecho de admisión, había publicado el domingo en su Facebook una convocatoria: “Lunes 11hs todos al entrenamiento, las explicaciones a los hinchas, no al periodismo. Aguante San Lorenzo”. Lo que resultó cuanto menos extraño fue que hayan decidido ir un día de atención a la prensa sabiendo que todos los medios estarían presentes. ¿Buscaron visibilizar el reclamo?

“Fuimos porque queríamos hablar con los jugadores y preguntarles qué les pasa. Podemos perder, pero la actitud no se negocia. Hablamos bien y quedamos en que vamos a estar apoyando”, le explicó Luis Velázquez, uno de los socios que estuvo con los futbolistas, a Clarín. “No queríamos hablar con Almirón, solo saber qué les pasa a los jugadores”, aclaró.

Según averiguó este diario, la conversación duró 20 minutos. Los socios preguntaron si había problemas entre ellos, si “le estaban haciendo la cama al técnico”, si el club les debía plata… Los futbolistas negaron todo y pidieron disculpas por el presente. Los simpatizantes exigieron una muestra de personalidad, de rebeldía, que den un plus para volver a ganar. Del lado de los referentes respondieron que confían en poder dar vuelta la historia. Todo ocurrió ante la mirada de algunos barras, que no tuvieron injerencia esta vez en el diálogo aunque su presencia siempre intimida. Una perla: al final hubo selfies entre los socios y los jugadores.

Mirá también

También se pudo ver a algunos dirigentes que, desde lejos, observaban la situación. Estaban el vice 2° Roberto Alvarez, el secretario Miguel Mastrosimone y el manager Leandro Romagnoli. Ninguno intercedió. El presidente Matías Lammens llegó más tarde y se enteró de lo sucedido. Desde su entorno no descartan que esto pueda haber sido consecuencia del año electoral del club. Tinelli, en tanto, planea charlas con el DT y los futbolistas por estas horas.

Los socios de San Lorenzo muestran sus carnets tras la charla con los jugadores. También hubo mezclados algunos barras, entre ellos Sandokan, capo de la Butteler. FOTO DIEGO DIAZ

Guillermo Madero, director de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos de la Nación, se comunicó con la dirigencia. “Estamos investigando. Pedimos las cámaras para identificar a quienes entraron y si detectamos indicios de amenazas actuaremos porque esto no puede pasar”, afirmó Madero a este diario.

Así está San Lorenzo, presionado por el hartazgo de su gente, atosigado por su oscura actualidad, ahogado en el fondo de la tabla, con su técnico en jaque; pero con un hilo de esperanza de que una resurrección milagrosa le devuelva el aliento. 

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias