Aeronaúticos vuelven a amenazar con un nuevo paro con tilde políticoSociedad 

Aeronaúticos vuelven a amenazar con un nuevo paro con tilde político

  • Home
  • PROVINCIA
  • Aeronaúticos vuelven a amenazar con un nuevo paro con tilde político

Los gremios aeronáuticos anunciaron la paralización de la actividad aerocomercial para este viernes 29 y lunes 1 de abril si las empresas no abren las paritarias del sector.

A través de un comunicado firmado los secretarios generales de APTA, APA, UPSA, APLA Y UALA decretaron el “Estado de Alerta y Movilización, a partir de las 00:00 del día viernes 29.

“Hacemos totalmente responsables a la Empresa y al gobierno nacional del perjuicio que esta situación pudiera generar sobre la actividad aerocomercial argentina”. señalaron.

Asimismo, la Asociación Argentina de
Aeronavegantes (AAA), anunció la paralización del sector para el lunes 1 de
abril desde las 0:00 y hasta las 23:59.

Sobre esto, Alejando Kogan, secretario adjunto de la AAA, sostuvo que ambos paros son diferentes y repercutirán únicamente en los vuelos de Aerolíneas Argentinas, algo que desde el gobierno están viendo como un paro político más que como un reclamo genuino.

Desde Aerolíneas Argentinas sostuvieron:
“Aerolíneas hará todo lo que esté en sus manos para evitar afectación a
sus pasajeros. La empresa tiene abierto un diálogo con los sindicatos para
evitar la efectiva concreción de medidas de fuerza y, de ser necesario, podría
recurrir incluso al pedido de la conciliación obligatoria”.

La compañía de bandera explicó que los trabajadores cobrarán la semana próxima su sueldo del mes de marzo con el último aumento del acuerdo firmado a principios de año, que incluyó una suma fija, un ajuste del 10,2% a partir de enero y otro del 4,1% a partir de marzo”.

En cuanto al rechazo de los aeronáuticos en relación al dumping (actividad aerocomercial), en el comunicado también se explayaron sobre este tema: “Esta administración de gobierno también ha permitido el ingreso de empresas extranjeras que fomentan el dumping, flexibilizan las condiciones de trabajo y degradan la normativa de aplicación y la seguridad operativa, todo ello con el grosero aval de las autoridades de la ANAC y el Ministerio de Transporte”.

Articulos relacionados