La seguridad de mal en peor: Vuelve a asumir como ministro Ernesto Nader AlíSociedad 

La seguridad de mal en peor: Vuelve a asumir como ministro Ernesto Nader Alí

  • Home
  • DESTACADO
  • La seguridad de mal en peor: Vuelve a asumir como ministro Ernesto Nader Alí

La decadencia de la gestión actual, sumado a la falta de cuadros competentes, hace que el Ejecutivo provincial cometa errores una y otra vez en cada cartera.

Sin encontrar soluciones al tema seguridad y pretendiendo esconder lo obvio debajo de la alfombra, el día jueves en horas del mediodía, el Gobernador de la provincia le tomará juramento nuevamente a Ernesto Nader Alí quien volverá a ser Ministro de Seguridad. Una cartera que sin lugar a dudas le quedó grande y de la que tuvo que renunciar luego de diversos escándalos en las cárceles de la provincia y del papelón que significó la operación Hereford.

Durante su paso por la cartera de Seguridad, Alí estuvo involucrado en diversas causas relacionadas con su pésimo desempeño al frente del ministerio al cual volverá y que aún son investigadas en el fuero federal. Estas denuncias están relacionadas con apremios ilegales, prostitución, drogas y torturas en las cárceles de San Luis

La constante situación de conflicto en las cárceles de San Luis durante la gestión de Alí, llamaron la atención de organismos de Derechos Humanos, como el Observatorio Internacional de Prisiones (OIP) y la Procuración Penitenciaria de la Nación, quienes manifestaron su preocupación ante las denuncias de apremios, tráfico de drogas, prostitución, torturas, muertes de internos, entre otras.

Las extrañas muertes caratuladas casi inmediatamente como suicidios, sumado a las denuncias de diversos organismos, hicieron que el Bloque Avanzar y cambiemos de la Cámara de diputados elevara un pedido de informes relacionado con la infraestructura carcelaria, las condiciones edilicias y el desarrollo, no sólo del Servicio Penitenciario N°1 que se encuentra en la ciudad de San Luis, si no también del complejo II (conocido como Pampa de las Salinas). Por supuesto, este petitorio nunca fue contestado por Alí, quien simplemente minimizó las denuncias.

Alí tampoco pudo ni supo lidiar con la delincuencia en las calles, en donde anunciaba una y otra vez los lugares en los que realizaría sus famosos “Megaoperativos”, lo cuales no eran otra cosa que una burda puesta en escena en algunos sectores de la cuidad. Mientras que el resto quedaba totalmente a merced de los delincuentes, que no encontraban obstáculo alguno para realizar sus fechorías, ya que la policía se encontraba igual que ahora; sin vehículos, sin adiestramiento adecuado ni insumos básicos necesarios para cumplir con su trabajo.

En ese momento, una úlcera sangrante hizo que Alí tuviese que deja el Ministerio de Seguridad. Pero se recuperó, bajo unos kilos, cambió de look y apareció nuevamente.

Lo cierto es que a pesar de su triste paso por la cartera, el ministro que lleva tatuado al Gobernador volverá a encargarse de la “seguridad” de la población que cada día se siente más desamparada ante la creciente ola de robos. En tanto que Diego Gonzalez, que tampoco hizo grandes cosas por la seguridad, se irá premiado por su lealtad al caudillo en la cartera de Transporte, algo de lo que suponemos un poco de experiencia tiene, sobretodo luego de dirigir bicipolicias.

Articulos relacionados