Netflix: Emboscada final tiene la nobleza y el clasicismo del Viejo HollywoodEspectáculos 

Netflix: Emboscada final tiene la nobleza y el clasicismo del Viejo Hollywood


Kevin Costner y Woody Harrelson en la nueva producción de Netflix

Emboscada final (The Highwaymen, Estados Unidos/2019).
Dirección: John Lee Hancock
Guion: John Fusco.
Fotografía: John Schwartzman.
Edición: Robert Frazen.
Música: Thomas Newman.
Elenco: Kevin Costner, Woody Harrelson, Kathy Bates, John Carroll Lynch, Kim Dickens, Thomas Mann, William Sadler, W. Earl Brown, Emily Brobst y Edward Bossert.
Duración: 132 minutos.
Disponible en: Netflix.
Nuestra opinión: Buena

Bonnie Parker y Clyde Barrow eran unos veinteañeros cuando se convirtieron en celebridades y enemigos públicos. Adorados por parte de la población que los veía como una suerte de nuevos Robin Hood y protagonistas de las crónicas mediáticas de la época por sus audaces golpes y el amor apasionado amor que los unía, se transformaron cada vez más en una presencia incómoda para el gobierno, que inició una larga cacería sin conseguir buenos resultados. A más de 50 años de
Bonnie and Clyde (1967),
el clásico de Arthur Penn con Warren Beatty y Faye Dunaway,

Netflix

acaba de lanzar en su plataforma de

streaming

Emboscada final, algo así como el reverso (revisionista) del caso.

Trailer de Emboscada final – Fuente: YouTube

02:53

Video

Los protagonistas, por lo tanto, no son los arriesgados ladrones sino precisamente quienes terminaron con su ya mítica carrera delictiva el 23 de mayo de 1934 al acribillarlos con ametralladoras automáticas. El film comienza a sangre y fuego con un escape de prisión de Texas. El golpe genera una nueva desestabilización política para la gobernadora Ma Ferguson (

Kathy Bates

), quien terminará autorizando que sean dos Texas Rangers ya retirados quienes se encarguen de buscar a Bonnie, Clyde y sus ocasionales laderos. Viejos, excedidos de peso y hasta con algún problema con el alcohol, Frank Hamer (

Kevin Costner

) y Maney Gault (

Woody Harrelson

) saldrán de su ostracismo para seguir por todo el país las pistas de los famosos e intrépidos ladrones.

El director de
Emboscada final es John Lee Hancock (
The Rookie, El Álamo, Un sueño posible, Hambre de poder, El sueño de Walt) y el guion fue escrito por John Fusco (autor de
Encrucijada, de Walter Hill, y
Océano de fuego, de Joe Johnston). El resultado es un film que recupera cierto clasicismo hoy bastante abandonado en Hollywood y saca provecho de esa nobleza que transmite siempre Costner y esa decadencia que emana de tantos personajes de Harrelson. Traicionados por algunos colegas corruptos, maltratados por otros jóvenes que los tratan como si fueran jubilados, Hamer y Gault seguirán durante casi dos horas de película el derrotero de Bonnie y Clyde. La espera -Hamer es un tipo paciente y metódico- hace que por momentos la narración se resienta con algunos tiempos muertos, pero como “compensación” el film ofrece en el contexto una pintura minuciosa de la crisis socioeconómica durante la Gran Depresión.

Aunque quizás el resultado final esté un poco por debajo de lo que
Emboscada final prometía, se trata de una apuesta sólida y atractiva. Conviene quedarse hasta los créditos de cierre, cuando aparecen materiales de archivos fílmicos y fotográficos sobre esta historia que permiten asegurar que la película ha conseguido una minuciosa reconstrucción de los hechos, la época y los personajes.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados