La pesada burocracia en Brasil frena el crecimiento económicoEconomía 

La pesada burocracia en Brasil frena el crecimiento económico

Si quiere hacerse una idea de cómo es la burocracia en Brasil, vea el ejemplo de esta firma de contabilidad de Río de Janeiro que ofrece servicios fiscales a unas 200 compañías. Papeles sueltos y recibos llenan los estantes, voluminosos paquetes se apilan encima de cajas.

Una empresa de tamaño medio dedica unas 2.000 horas al año en declarar impuestos en Brasil, con diferencia, la cifra más alta del mundo. A modo de ejemplo, Marcio Marques, socio de la firma, abre un archivo enviado por correo electrónico por un restaurante de sushi, con los recibos de cada venta realizada en febrero. La compañía de Marques tardó siete horas en importar las 7.600 transacciones a su sistema electrónico.

La pesada burocracia lastra toda América Latina, pero en Brasil es uno de los principales problemas que frenan el crecimiento económico. Es particularmente abrumadora porque cada ciudad y estado brasileños tienen diferentes conjuntos de reglas que cambian con frecuencia. “El Gobierno cambia algo todo el tiempo. Al final, el que sufre es el empresario”, dijo Marques, de 58 años.

Si bien Brasil ha logrado algunos avances en la reducción de la burocracia en los últimos años, el entorno empresarial sigue siendo relativamente hostil para las empresas.

Se tarda 21 días en abrir un negocio en Brasil, tres veces más que en Chile

Se tarda 21 días en abrir un negocio en Brasil, tres veces más que en Chile, con políticas a favor de los inversores, según el Banco Mundial. La situación era aún peor antes de la reciente adopción de sistemas electrónicos, cuando se tardaba 80 días en abrir un nuevo negocio. En los últimos años se han digitalizado unos 1.200 procesos, y el Gobierno espera otros 1.000 para finales de 2020, según Gleisson Rubin, secretario adjunto de desburocratización.

“Estamos limpiando una casa con un montón de muebles, donde todo es un desastre, y nada coincide”, dijo Rubin en una entrevista. “Estamos organizando”.

Entretanto, aquellos que sueñan con abrir un negocio, como João Martins, un portugués que quiere abrir tiendas de conveniencia dentro de comunidades con acceso privado en Río, deben contar con la ayuda de expertos como la firma de contabilidad de Marques para navegar la confusión.

A diferencia de otros países, veo una gran necesidad de una gestora“, dijo Martins, de 30 años. “Los temas son tan complejos y tan burocráticos”.

Articulos relacionados