San Lorenzo y un rendimiento que igualó una marca de 42 años en la LibertadoresDeportes 

San Lorenzo y un rendimiento que igualó una marca de 42 años en la Libertadores

Sin término medio, así es el presente de San Lorenzo. La campaña paupérrima en la Superliga, que lo obligó a pelear hasta el final para no quedar por primera vez en su historia en el último puesto, coincide con un rendimiento superlativo en resultados para afianzarse como líder en su grupo y quedar solo a un paso de los octavos en la Copa Libertadores. Como si esto último fuera poco, la victoria 2-0 ante Melgar llegó con el plus de igualar un récord de 42 años para equipos argentinos.

El equipo de Almirón marcha invicto, con tres victorias y un empate, cuatro goles convertidos y sin tantos en contra. En su debut copero, igualó 0-0 en su visita a Melgar en la altura de Arequipa. Luego se encadenaron los tres festejos de local: 1-0 (gol de Román Martínez) a Junior, otra vez 1-0 (Andrés Herrera) ante Palmeiras y finalmente 2-0 (Gonzalo Rodríguez y Cristian Nahuel Barrios) frente a Melgar.

Nahuel Barrios celebra su gol ante los peruanos. (foto EFE)

La estadística lo posiciona como el segundo equipo argentino en toda la historia en completar con valla invicta los cuatro partidos iniciales de una primera fase. El antecedente se remonta a 1977, cuando Boca alcanzó entre marzo y abril los mismos resultados, aunque con orden diferente: 1-0 (gol de Roberto Mouzo) de local a River, 0-0 con Defensor Sporting ,1-0 (Ernesto Mastrángelo) a Peñarol en Montevideo y 2-0 (Mouzo y Darío Felman) en la revancha con Defensor Sporting en la Bombonera.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Ese equipo dirigido por Juan Carlos Lorenzo terminó consagrándose por primera vez campeón de la Copa Libertadores en la historia del xeneize, al ganar en la serie de los penales el desempate con Cruzeiro. Un lauro que le permitió el pase automático a la segunda fase de la edición siguiente, y la chance de jugar la final de la Copa Intercontinental 1977 con Borussia Moenchengladbach (reemplazó a Liverpool, el campeón europeo, y por problemas de calendario se jugó al otro año) y la Copa Interamericana 1978 ante América de México.

Estas dos marcas, de todas maneras, están todavía lejos de la que obtuvo en 2016 el Nacional de Medellín que finalmente se alzó con la Copa Libertadores. El equipo colombiano sorteó aquella primera fase sin goles en contra en sus 6 partidos, en los cuales consiguió 5 victorias y un empate (0-0 como local contra Huracán).

En tanto, este arranque de San Lorenzo en una Libertadores supera al mejor anterior, que había tenido en 1992. Por entonces, entre febrero y marzo, ganó sus tres primeros compromisos: goleó 6-0 (Alberto Acosta -3-, José Daniel Ponce, Rubén Rossi y Manuel Aguilar) a Newell’s en el Parque Independencia, y después venció 1-0 (Acosta de penal) a Colo Colo y 3-2 (Jorge Rinaldi, Néstor Gorosito y Acosta) a Coquimbo Unido, estos dos últimos partidos como local en Vélez. La serie del equipo que dirigía Fernando Areán se cortó al perder 4-0 con Universidad Católica en Chile.

San Lorenzo llevaba además casi un año sin ganar por una diferencia de dos goles. La última vez había sido el 4 de mayo de 2018, 2-0 ante Belgrano en el Pedro Bidegain, con los goles de Nicolás Blandi, de penal, y Gabriel Gudiño. Después pasaron 35 partidos: 26 por la Superliga, 5 por Copa Sudamericana, 4 por Copa Argentina y 3 por Copa Libertadores.

Con la victoria ante Melgar, San Lorenzo quedó a un paso de clasificarse a los octavos. Lo logrará con sumar un punto más en sus visitas ante Junior el 25 de abril y Palmeiras el 8 de mayo. Solo una combinación de resultados lo eliminaría. Se daría en el caso de que Melgar no resigne puntos y gane sus dos partidos (recibe a Palmeiras y visita a Junior) y también logre una mejor diferencia de gol. Además, que Palmeiras gane o empate este miércoles de local ante Junior, pierda luego de visitante con Melgar y derrote en la última jornada a San Lorenzo. Junior, que aún no sumó puntos, ya no puede alcanzarlo.

“En la Copa estuvimos un poco más derechos, los partidos los trabajamos bien. Nos gustaría ser más productivos pero son juegos muy cerrados donde tenemos que estar atentos a los detalles. Era muy importante ganar para que la gente venga el domingo y el equipo también sienta más confianza”, comentó Jorge Almirón.

La contractura en el aductor que sufrió en la entrada en calor dejó a Marcos Senesi afuera del duelo ante los peruanos y fue reemplazado por Gonzalo Rodríguez. Nicolás Blandi jugó el primer tiempo en buen nivel, pero en la reanudación le dejó su lugar a Barrios por sentir otra vez una molestia en el aductor izquierdo. Para colmo, Juan Camilo Salazar se fue injustamente expulsado tras forcejear y recibir un codazo. En tanto, Víctor Salazar quedó out por dos semanas con un desgarro de grado 2 en el crural de la pierna izquierda.

Gonzalo Rodriguez festeja su gol. (foto FotobairesLedo)

Con estas bajas, el entrenador deberá nuevamente mover piezas y buscar las variantes adecuadas. Así, en el clásico ante Huracán en el debut de la Copa de la Superliga, San Lorenzo sumará 76 partidos sin repetir la formación. La serie se conforma con 55 partidos por Superliga (3 de la temporada 2016/17, 27 de la 2017/18 y los 25 de la que coronó campeón a Racing), cuatro de la Copa Libertadores 2017, seis de la Copa Sudamericana 2018, otros seis por la Copa Argentina (2 de 2017 y 4 en 2018) y los cuatro de la actual Libertadores.

Navarro; Paulo Díaz, Angeleri, Caruzzo y Gabriel Rojas; Mussis; Cerutti, Ortigoza, Belluschi, Merlini; y Blandi son los jugadores que integraron el equipo ante Racing (derrota 2-1, el 27 de mayo) y River (victoria 2-1, el 4 de junio) en 2017. Después, no pudo repetir los mismos 11 y en los 75 encuentros utilizó 67 futbolistas.

Articulos relacionados