Pedro Troglio, las increíbles bromas pesadas en el River de los años ochenta y por qué se perdió el debut en Italia ’90Deportes 

Pedro Troglio, las increíbles bromas pesadas en el River de los años ochenta y por qué se perdió el debut en Italia ’90

Para los hinchas, el equipo de River que se consagró en la Copa Libertadores y en la Intercontinental en 1986 es la solvencia de Nery Pumpido en el arco, la exquisitez de Norberto Alonso en el mediocampo y la potencia de Juan Gilberto Funes en la delantera. En el pequeño círculo de privilegiados que lo vivieron desde adentro, ese plantel también reúne un sinfín de anécdotas. Años más tarde, Pedro Troglio abrió la puerta de aquella concentración y reveló un mundo que involucra armas y algo más.

“Nos hacían todo lo que te puedas imaginar”, contó el integrante de aquel que fue subcampeona mundial, sobre el trato que los más jóvenes recibían de parte de los experimentados.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

“Se había puesto de moda comprar armas. Viste que el jugador de fútbol, cuando sale algo y se pone de moda, ellos van y compran. Y compraban armas, descargadas obviamente”, comenzó uno de los relatos, en “Podemos Hablar” (Telefé).

“Se te aparecían a las 3 de la mañana, todos tapados, en la habitación de los más jóvenes: Caniggia, yo”, continuó Troglio.

“Y te agarraban del cuello. Te despertaban y te ponían un chumbo en la cabeza”, contó ante la inevitable reacción del resto de los invitados, aterrorizados por las “aventuras”. “También salían a la calle y tiraban tiros al aire”, cerró ese primer episodio. Había más…

“Ruggeri y lo escatológico, te voy a tirar ese título”, lo pinchó Andy Kusnetzoff.

Mirá también

Entonces Troglio abrió las puertas de la segunda historia. “Sí. Te ibas a dormir, te metías en la cama y en el fondo de los pies estaba todo armado, había un ‘regalito'”, dijo ante el asco de los invitados, que trataban de continuar con la cena.

“Y una vez me persiguieron por los pasillos. Era raro, porque me estaban dejando una vía de escape a la pieza. Yo corrí, llegué desesperado, mirando hacia atrás, y cuando manoteo el picaporte…, ¡lo habían dejado en el picaporte!”.

—Pará, ¿estás hablando de materia fecal? —quiso saber Andy.

—¡Sí! —aclaro, como si hiciera falta, el ex entrenador de Gimnasia, que enumeró a los responsables de la broma pesada: Oscar Ruggeri, Héctor Enrique, Juan Gilberto Funes, Nery Pumpido y Jorge Borelli.

Mirá también

Sobre el final, Troglio dio un salto de cuatro años. Su mente se detuvo en el Mundial de Italia ’90 y contó un episodio que, con Carlos Salvador Bilardo como “villano”, estuvo lejos de ser una broma.

“Ya llevábamos muchos días en la concentración, estábamos aburridos. Entonces con Cani jugamos al juego de Mario Bros en la Nintendo, jugamos a rescatar a la princesa”, describió los días previos al debut en el torneo.

“De repente, a las 2 de la mañana entró Bilardo y nos vio. Fue a buscar un testigo, porque siempre quería un testigo. Vino Pumpido”, relató la aparición del DT, que “giraba y giraba y te abría la puerta de la habitación a cualquier hora”.

Horas más tarde, Troglio y Caniggia pagaron caro la distracción.

“Al otro dia hizo un entrenamiento de fútbol. Nosotros veníamos jugando los dos, y andábamos muy bien. Pero ese día quedamos afuera”, dijo el ex mediocampista.

El viernes 8 de junio de 1990, Argentina se presentó en el Grupo B en la recordada derrota con Camerún, sin Troglio ni Caniggia (entró en el segundo tiempo).

Aunque Bilardo lo niegue, ambos perdieron la titularidad después de ser sorprendidos con el joystick en la mano: “Él dice que no fue por eso, pero sí, fue por la princesa”

Articulos relacionados