Menú

miércoles, marzo 22, 2023

Seguínos

Giancarlo Maldonado, el futbolista que lloró por su gol y se convirtió en el verdugo de su padre

En el fútbol, hay varias historias de enfrentamientos entre familiares. Y este fin de semana, en Venezuela, se dio un cruce que provocó un mar de sensaciones. Porque aquello de que no hay nada más lindo que gritar un gol quedó en el olvido para Giancarlo Maldonado, una de los futbolistas emblema de Deportivo Táchira. El delantero, de 36 años, se terminó convirtiendo en el verdugo de su padre, técnico de Academia Puerto Cabello.

Se jugaba la última fecha del Apertura y Puerto Cabello necesitaba una victoria para clasificar a la liguilla, donde ingresaron los ocho mejores del torneo en busca del título. Todo pintaba bien porque Ronaldo Chacón abría la cuenta al minuto de juego. Sin embargo, sobre los 22′, Carlos Cermeño puso el empate. Pero apareció otra vez el joven de 21 años para adelantar al local cuando restaban siete minutos para el final de la primera parte.

Mirá también

En la segunda etapa, el resultado no se modificaba y la Academia encaminaba a la clasificación. Aunque todo se derrumbó en el segundo minuto de adición. Giancarlo Maldonado, que había ingresado en el comienzo del complemento, ensayó una media vuelta en la puerta del área y soltó un feroz derechazo que se metió sobre el palo izquierdo del arco defendido por Eduardo Herrera.

Giancarlo Maldonado no pudo contener las lágrimas.

Una vez que la pelota besó la red, el 10 de Táchira no festejó: solo atinó a agachar la cabeza y estallar en llanto. Sabía que ese gol resultaba un duro golpe para su padre. El 2-2 final dejó a Puerto Cabello en la undécima posición con 26 puntos. El octavo y último clasificado fue Atlético Venezuela con 27 unidades y una diferencia de cuatro goles a favor, un grito más que el propio Táchira que finalizó también con 27 puntos pero en la novena colocación. 

Más allá de la imagen desoladora de Giancarlo, su padre Carlos Maldonado elogió el profesionalismo del futbolista: “Me siento más que nunca orgulloso del hijo que tengo. En un país donde se perdieron los valores, Giancarlo demostró lealtad hacia los colores que representa y respeto al fútbol. Nuestro apellido quedó en alto”, declaró el DT, en declaraciones radiales.

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias