Menú

domingo, agosto 14, 2022

Seguínos

Lionel Messi: “Hay que levantar la cabeza”

Lionel Messi está en todos lados. Luce omnipresente en la antesala. Los argentinos acompañan aunque sean menos que los colombianos que se acercan al estadio Arena Fonte Nova, en Salvador. Caminan todos, varios de ellos después de una choriceada en un hostel regenteado por dos cordobeses, en el barrio Barra. Una celebración de la argentinidad, de algún modo. O de todos.

Hay gente pintada de Messi. Hay otros que llevan a Messi hecho palabras o gritos o disfonía. Hay muchachos que hasta se pintan el pelo y la cabeza con esas cinco letras.

Newsletters Clarín

Mundo Messi | No le pierdas pisada al mejor jugador del planeta

Todas las semanas.

Recibir newsletter

Las camisetas truchas de argentina se venden a ritmo de vértigo, 100 reales, poco más de mil pesos. Los que llegan provienen en su mayoría del Litoral y del norte del país; también desde Córdoba.

Pero después el partido acontece y Messi no parece Messi. Ni siquiera con sus destellos consigue lo que todos esperan y saben que puede:ese gol de mago, ese instante que celebra las mejores exposiciones del fútbol.

Mirá también

No fue el crack que se observa regularmente bajo el cielo de Barcelona ni en ningún rincón de la Champions League. El problema no es curioso. Resulta sistemático : en Argentina el crack rosarino no ofrece lo mejor. Parece reiterativo. Pero es cierto. No depende de él. Los contextos -diversos y dispersos- lo condicionan.

Para colmo el destino quiso que esta derrota fuera la primera derrota en una competición oficial con la Selección en su noveno estreno. Cinco victorias, tres empates y esta derrota que mucho se pareció a un golpe. Eso sí, nada de nocaut.

Messi ofreció palabras después de la derrota y dejó un puñado de frases vinculadas a lo que pasó y a lo que se viene. No lucía contento.

Expresó: “Hay que sacar lo positivo. Y levantar la cabeza. Falta un montón. Pasó un primer tiempo en el que les dejamos un poco más la pelota y estuvimos cómodos, pero no aprovechamos los espacios. Nadie te regala nada y eso quedó claro en este partido. Y más allá de la cancha que no estaba bien, no hay que poner excusas”.

Mirá también

Agregó: “En el segundo nos golpearon en el mejor momento en el que estábamos jugando. Teníamos más la pelota. Estábamos manejando el partido. Pero justo en ese momento llegaron los goles de ellos. Y nos complicamos”.

El capitán entregó esperanza de cara a lo que viene. El miércoles Argentina enfrentará a Paraguay: “No hay tiempo de lamentarse. Hay que pensar en el partido siguiente. Esto recién empieza”.

El mensaje fue inequívoco: “Tenemos que asimilar esta derrota. Y dar vuelta la página ya mismo”.

Messi, capitán, le puso palabras a la derrota. Ahora, tiene un desafío incluso más relevante:ponerle fútbol a estos días sin fútbol en la Selección. El tiempo contará…

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias