Menú

domingo, agosto 14, 2022

Seguínos

Diego Schwartzman y su vínculo con Juan Chela: el descubrimiento porno y el encuentro que le negó con una chica en Roland Garros

Parece una obviedad explicarlo, pero no todo lo que ocurre en el circuito de tenis queda registrado en las cámaras de televisión. Los viajes de los deportistas y sus entrenadores por todo el mundo vienen acompañados de miles de anécdotas, algunas de ellas impublicables. Y otras que solo pueden ver la luz de la mano de alguna indiscreción. Algo de eso hubo en la presentación de Diego Schwartzman, uno de los mejores tenistas argentinos, en el programa Podemos Hablar (PH), que se emite por Telefé.

Mirá también

En medio del clima distendido que se genera en el espacio que conduce Andy Kusnetzoff, el Peque se sintió relajado y reveló algunos detalles divertidos de su relación con su entrenador, Juan Ignacio Chela, famoso por su gran sentido del humor, que en muchas oportunidades ha volcado en su cuenta de Twitter, @JuanIchela. Como hizo durante el último Gran Slam, cuando se burló de sí mismo al tomarse una foto con Roger Federer acompañada del texto “20 títulos de Grand Slam en una sola foto”. Todos, claro, eran del suizo.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

En los más de tres años que llevan vinculados, Chela y Schwartzman desarrollaron una relación muy fuerte y empática. Con bromas cruzadas, que permiten disfrutar las victorias y sobrellevar mejor las inevitables derrotas. Y en ese marco, el Peque no dudó en hacer público un hábito íntimo de su entrenador.

Consultado sobre si durante sus viajes en el circuito consume pornografía, Schwartzman eludió referirse a él personalmente y contó una situación reciente que descubrió a partir del uso de una aplicación que permite medir cuánto tiempo pasa en pantalla cada app del teléfono móvil. Según reveló el Peque, en el teléfono de Chela una aplicación para el consumo de porno merodeaba el top 5. “Venía detrás de Twitter”, bromeó entre las risas de todos los invitados.

Pero Schwartzman también habló sobre una anécdota que lo involucraba directamente a él y que ocurrió nada menos que en Roland Garros, el torneo más importante del circuito sobre canchas de polvo de ladrillo y por lo tanto una de las citas cruciales para el Peque en la temporada.

Schwartzman contó que durante una de sus participaciones en París, en un partido de primera ronda que ganó luego de cinco sets, había observado con interés a una chica de vestido amarillo que estaba en la tribuna. Y que al final del partido ella le había pedido una foto, aunque él no se había animado a hablarle porque estaba rodeado de gente.

“Con esto de las redes sociales, yo estaba todo el tiempo pendiente y pedía por favor: ‘Etiquetame, etiquetame‘”. Y bueno, al final lo hizo”, contó Schwartzman, que entonces sí empezó un diálogo con la admiradora. Pero el lunes del partido la chica no podía encontrarse con él y solo podía hacerlo un día después, cuando el Peque en teoría debía descansar para su compromiso de segunda ronda.

Mirá también

Fue entonces que a Chela le tocó hacer el papel de guardián. “Él estaba pegado a mí en el hotel. Cuando le conté que ella iba a venir a encontrarse conmigo el martes, porque ya al otro día se iba de París, él me dijo: ‘Si ella viene, yo al otro día me voy a Buenos Aires‘”. Ante semejante amenaza, Schwartzman tuvo que desarmar con gran dolor su programa. Pero finalmente la chica pudo postergar su partida y la cita se concretó el miércoles a la noche, cuando el argentino ya había consumado otra victoria para pasar a tercera ronda.

Por las referencias que dio Schwartzman, la situación ocurrió en Roland Garros 2017. En ese torneo, le ganó en primera ronda en un maratónico partido al ruso Andrei Rublev por 0-6, 6-4, 6-2, 6-7 y 9-7 (el del primer cruce de miradas con la admiradora), luego al italiano Stefano Napolitano 6-3, 7-5 y 6-2 y luego se despidió al caer en un gran partido en el que a juzgar por el resultado haberse quedado sin resto en el final, ante el serbio Novak Djokovic, entonces número 2 del mundo, por 5-7, 6-3, 3-6, 6-1 y 6-1. Cuando le preguntaron cómo hacía para tener energía para encontrarse con una chica después de haber jugado cinco sets, Peque comentó entre risas: “Hay que agradecerle a mi preparador físico”.

FK

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias