Menú

domingo, agosto 14, 2022

Seguínos

Hospitales en vilo: pese a los trastornos, lograron funcionar


En las provincias se activaron los protocolos de emergencia para asegurar el suministro de electricidad y agua en los principales centros de las localidades Crédito: Ignacio Sánchez

Los primeros minutos del
apagón que ayer
tomó al país por sorpresa afectaron los servicios de salud, que se fueron reactivando a medida que las jurisdicciones ponían en marcha los protocolos de emergencia. La electricidad y el agua en los hospitales se fueron restableciendo con fuentes de alimentación auxiliar. Los sistemas de atención de emergencias, como el SAME, pudieron atender las llamadas de urgencia, según pudo conocer
LA NACION.

El Ministerio de Salud de Córdoba afirmó ya a media mañana que los servicios se brindaban normalmente a pesar del apagón. “Los hospitales provinciales cuentan con generadores y/o baterías para seguir prestando servicio, sobre todo en áreas críticas, como terapias y guardias”, se precisó. Como en Buenos Aires, se distribuía gasoil para los grupos electrógenos.

En Mendoza y otras provincias, las autoridades sanitarias fueron comunicando el restablecimiento escalonado de los servicios, tras asegurar el funcionamiento de las áreas más críticas, como terapia intensiva, neonatología o las guardias. En los centros más alejados de las ciudades cabecera, los servicios se iban normalizando a medida que volvía la luz.

En la provincia de Buenos Aires, pasado el mediodía, los hospitales asistían a pacientes internados o con urgencias. En el Presidente Perón, de Avellaneda, el grupo electrógeno demoró en arrancar. A mitad de la tarde, en el Hospital de Niños Sor María Ludovica, de La Plata, se vivieron momentos de temor y tensión cuando se intentó reponer el gasoil de los equipos auxiliares y las estaciones de servicio más cercanas no podían expenderlo de manera manual. Finalmente, el combustible llegó a tiempo para sostener los generadores.

“No hemos tenido problemas -indicaron fuentes del Ministerio de Salud bonaerense-. Funcionaron todos los grupos electrógenos y se están recargando [con gasoil] los que lo necesitan. Los hospitales y los servicios están funcionando”.

Pasadas las 15, todos los hospitales porteños tenían el 100% del suministro asistido por grupos electrógenos. El último en alcanzarlo fue el Durand, cerca del Parque Centenario. Con dos camiones con agua potable, la empresa AySA asistió a los hospitales pediátricos Gutiérrez y Elizalde, y los generales de agudos Vélez Sarsfield (Liniers) y Piñero (Bajo Flores).

Por la radio y las redes sociales se aconsejó desde temprano que los electrodependientes fueran al hospital más cercano ante cualquier problema. Con el paso de las horas, la Asociación de Pacientes Electrodependientes informó que no había habido víctimas fatales.

“El sistema sanitario está preparado” con protocolos de emergencia, según coincidieron fuentes nacionales. Hasta antes del mediodía, las provincias no habían solicitado asistencia adicional para reforzar los sistemas de atención a la Secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad de la Nación, que actúa como secretaría ejecutiva del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (Sinagir).

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias