Menú

miércoles, septiembre 28, 2022

Seguínos

El insólito operativo para esconder al crack del Fortnite: salió por una puerta lateral y 200 fans se quedaron sin verlo

Thiago “King” Lapp, el chico argentino que el último sábado quedó entre los 5 mejores en el Mundial de Fortnite en la categoría Solo y ganó 900 mil dólares, volvió este martes al país y generó un inusual revuelo en el aeropuerto de Ezeiza, donde lo esperaban cientos de fanáticos.

Mirá también

El nuevo ídolo del gaming de la Argentina tuvo un recibimiento digno de una estrella de rock o un jugador del seleccionado de fútbol. Más de 200 fanáticos del Fortnite provenientes de distintas partes de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires se acercaron este martes por la mañana a la puerta de arribos internacionales del Aeropuerto de Ezeiza para recibir a “King”, pero un operativo de seguridad impidió que lo mostraran.

Francisco Postiglione, el dueño del equipo 9Z de esports, contuvo a los cientos de gamers que esperaban a Thiago Lapp en Ezeiza. (Foto: ADelia)

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Thiago y su padre aterrizaron en Ezeiza a las 10.05, a bordo del vuelo 0953 de American Airlines, en el mismo avión también desembarcó Paul “Clipnode” González, quien terminó en el puesto 98 en la categoría individual del Mundial de Fortnite. 

Sin embargo, el padre del joven jugador profesional de Fortnite de esports decidió resguardarlo de su público a pedido de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), quien a través de algunas tácticas distractivas, habilitó una puerta lateral para dejarlo salir sin que nadie lo viera.

Mirá también

Como parte del insólito operativo, Frankkaster (Francisco Postiglione, el dueño del equipo 9Z) despistó a la prensa junto a varios colaboradores y un niño que aparentaba ser Thiago Lapp. Las cámaras y los cronistas de los principales medios televisivos fueron raudamente sobre ese menor para tomar imágenes y hasta alguna declaración, eso posibilitó que fueran despejadas las salidas del aeropuerto. 

El niño que formó parte del operativo “despiste”. Lo hicieron pasar por Thiago “King” Lapp y se llevó toda la atención de la prensa. (CLARIN: Delia)

Lautaro (16 años), del partido de Moreno, y Bruno (12), de Lanús, fueron alguno de los cientos de fanáticos que habían llegado para ver de cerca al nuevo ídolo del gaming de la Argentina. “Nos enteramos por la historia de Frankkaster (Francisco Postiglione, el dueño del equipo 9Z) en Instagram y vinimos a ver a King. Lo que hizo el fin de semana fue algo inédito“, le contaron a Clarín.

“Vinimos a ver a ‘King’ porque es un grande, esto es un reconocimiento para toda la Argentina”, señaló Maximo, de 15 años, quien había llegado junto con su amigo Nicolás desde Glew.  

Unas horas después del episodio, Thiago publicó un mensaje en su cuenta de Twitter (@k1nGOD) explicándole a sus más de cien mil seguidores lo que había sucedido en Ezeiza. “Perdón que no fui por donde estaban ustedes en el aeropuerto, por cuestiones de seguridad salí por otro lado”, dijo en la red social. 

King, de 13 años, formó parte por primera vez del torneo en Nueva York con la edad mínima para competir y debió medirse contra los mejores 100 jugadores del planeta en la modalidad solo, alcanzando un inesperado quinto puesto. Con este éxito, el argentino se convirtió en el jugador profesional que más dinero ganó en la historia de los esports en Argentina y, además, ocupa el puesto 81 entre los 100 más destacados del mundo. 

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias