Menú

lunes, octubre 3, 2022

Seguínos

La multipremiada Carolina Calema llega para hacer su Celestina


Carolina Calema hace La Celestina Fuente: LA NACION

La actriz argentina radicada en España hará solo unas pocas funciones de una interesante versión de este clásico

MADRID.- Lejos de la corte de los Reyes Católicos, lejos de la opulencia de los castillos, otras guerras se libraban. Cobra cada vez más valor, a medida que transcurren los siglos, la voz de una dama de reputación endeble que gritaba sus verdades y que conocía los rincones más hipócritas de la sociedad. Cada vez que se prepara para una nueva función, cada vez que relee el texto, Carolina Calema encuentra una nueva joya en este arcón de sabiduría popular y literaria:
La Celestina. Esta actriz, directora, productora y autora argentina radicada en Madrid, dueña de una gran destreza física y vocal y de un amplio abanico de recursos, presenta este clásico en versión unipersonal en Buenos Aires, en el Espacio Callejón, Humahuaca 3759 (hasta el 19 de agosto, los lunes, a las 20.30).

Desde 2009 Calema recorre el mundo con
La Celestina, la alcahueta más famosa de la historia, una labor que le ha valido varios premios por su interpretación en España, como el de mejor actriz en el Festival Nacional de Teatro Vegas Bajas, en Badajoz, o el Premio Especial del Público, en Talavera. “Tengo mil caminos para transitar en cada función: la máscara, lo español, los títeres, de hilo y de palo”, destaca Calema. Dirigida y adaptada por Darío Galo, Calema, con la fuerza de su interpretación recrea la
Tragicomedia de Calisto y Melibea, dos jóvenes amantes que acuden a los servicios de esta famosa mujer para solucionar sus conflictos de índole sentimental.

“A mí no me importa morir, porque viví”, cita Calema uno de sus pasajes preferidos, quien encuentra una idea troncal que atraviesa este texto: el valor de vivir el presente de modo auténtico. “Lo que más valora esta mujer es su libertad. Cose virgos, se acuesta con quien quiere, dice que es puta y no le importa, es de clase baja, la discriminan por eso, pero le da igual. Es una persona que no miente. En cada función me recuerda que la verdad es lo único que tenemos”.

Publicada por primera vez en 1499, su autor, Fernando de Rojas, no firmó la obra -sí a modo de versos acrósticos-, que pronto sufriría la censura de la Inquisición. En el siglo XXI, la voz de esta mujer sigue desafiando las convenciones sociales y suena tan diáfana como antaño. Nati Mistral, Charo López, incluso José Luis Gómez, brindaron su versión de esta dama que sigue brillando, una mujer adelantada varios siglos a su época: “La ajena luz no te hará claro si la propia no tienes”.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias