Menú

miércoles, septiembre 28, 2022

Seguínos

Les ivans y la máquina de la creatividad: risas y clowns acrobáticos

Les ivans y la máquina de la creatividad /
Idea: Iván Sirczuk e Iván Slachevsky /
Dirección: Gerardo Hochman /
Música: Omar Giammarco /
Intérpretes: Iván Sirczuk, Iván Slachevsky, Micaela Pane, Andrés Serebrenik y Facundo Olleros /
Escenografía: Mariana de Sancho /
Vestuario: Gabriela Ohlobiak /
Visuales: Pablo Gatti /
Duración: 70 minutos /
Cala: C. C. Konex /
Funciones: hoy, a las 15.30 /
Nuestra opinión: buena

La máquina de la creatividad puede no ser más que un artilugio para poner en movimiento? la creatividad interna de cada uno. A esa sabia conclusión llega el dúo de clowns acrobáticos Les Ivans, apoyado para la ocasión por una troupe de asistentes, tras una extensa búsqueda a través de malabares diversos. Involucran esta al público, pidiéndole que aporte sugerencias de inventos, que participe de algún experimento o que se saque una selfie con los clowns de fondo, cuyo envío servirá para dar un empujón a un artefacto estrambótico.

Les Ivans -Iván Sirczuk e Iván Slachevsky contaron para esta nueva puesta en escena con la dirección de Gerardo Hochman, uno de los iniciadores de la estética del nuevo circo entre nosotros. La escenografía diseñada por Mariana de Sancho es prolífica en elementos que invitan a imaginar el juego aún antes de que sean utilizados por los clowns.

Los inventores-clowns prueban una y mil formas para desarrollar la máquina de la creatividad que les ha sido encargada, pero no dan en el clavo. O sí, aunque no parezcan percibirlo los personajes, porque cada fracaso es un gag que tiene su cuota de inventiva original.

La acción transcurre con algunos altibajos en el ritmo escénico, con textos apurados y proyecciones en pantalla que no aportan tanto al humor como que le restan por momentos intensidad al desarrollo de la obra. Pero
Les Ivans y la máquina de la creatividad entra en una dinámica que suma al absurdo el vértigo con el ingreso a escena de Trompoboy, un personaje que no solo exhibe una particular habilidad para poner a girar trompos en pistas sofisticadas, sino que se revela él mismo como una tromba que arrastra la escena -y la platea- hacia la risa.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias