Nelson Vivas: el mundialista al que le repugnan los insultos y que será el 2 de Simeone en lugar de BurgosDeportes 

Nelson Vivas: el mundialista al que le repugnan los insultos y que será el 2 de Simeone en lugar de Burgos

Se aleja Nelson Vivas cuando alguna cuestión parece no encajar del todo dentro de sus estructuras. Se retira y contempla el panorama desde afuera. Saca conclusiones. Y muchas veces regresa, como ahora, que volverá en Atlético de Madrid​ a ser la mano derecha de Diego Pablo Simeone por el paso al costado que dará Germán Adrián Ramón Burgos cuando culmine la temporada.

Mirá también

Siempre tuvo un tema con los insultos Nelson Vivas, con los silbidos. No los aguantó la noche del 22 de octubre de 2003, en un partido entre River y Libertad de Paraguay por la Copa Sudamericana. Cada vez que el Chango tocaba la pelota, el murmullo bajaba del Monumental. Vivas tenía 34 años y una notable carrera en la espalda, entre equipos de Europa y una década en la Selección Argentina con el Mundial de Francia 1998 incluido. “Sacame”, le pidió Vivas al entrenador Manuel Pellegrini​ en el entretiempo. River ganaba 1-0. “Tranquilo, no pasa nada”, trató de animarlo el DT chileno. “Sacame: me retiro del fútbol”, le devolvió el defensor. Al día siguiente cumplió y rescindió el contrato.

Así terminó su carrera como futbolista. O casi, porque un par de meses después se animó a entrenar en Quilmes y anunció que intentaría volver. Entre 2004 y 2005, Nelson jugó 26 partidos en el club que lo vio nacer y luego sí colgó los botines.

Simeone y su ayudante Vivas saludan a Buonanotte, figura del River campeón 2008. (Archivo Clarín)

“Estoy retirado del fútbol”, contó Vivas en varias entrevistas en el 2017. Fue tras su paso errático en Defensa y Justicia​, donde había dirigido apenas 6 partidos. Renunció a la conducción del elenco de Florencio Varela luego de que el hijo del presidente, Diego Lemme, le exigiera no poner más a un futbolista. También la decisión del adiós obedecía a un pedido de su hija menor, quien le rogó que no se fuese a dirigir afuera del país.

Cuando le conté a mi hija de la posibilidad de ir a trabajar a Chile, me dijo ‘papá no te vayas’. Era algo que yo no había tenido en cuenta. No pensaba que me podía pasar. Ahí me terminó de caer la ficha: si en el contexto de nuestro fútbol no quiero estar y afuera no me quiero ir, no me queda otra que salir. Ella tiene 9 años y no quiero repetir lo que viví con mis dos hijos más grandes. Entre los clubes y la Selección estuve mucho tiempo ausente. Ahora preferí priorizar otras cosas. Le doy mucho más valor a cuestiones imperceptibles: prefiero andar en un auto 2003 como el que tengo y estar más tiempo con mi hija. A veces lo material te quita libertad, le decía Vivas a Clarín en abril de 2018.

Pero un mes más tarde Vivas viajó a España para sumarse nuevamente al cuerpo técnico de Simeone, a quien había acompañado en Racing, Estudiantes, River y San Lorenzo, entre 2006 y 2010. Sería el segundo ayudante, por detrás del Mono Burgos. Tal vez ya intuía algo el Cholo

“El fútbol te da todo lo que querés pero no lo podés disfrutar. Marcelo Bielsa​ nos decía que le daba lástima vernos porque se daba cuenta de que nos faltaba lo más importante: el tiempo. Y es así. Yo creo que es algo general. El curso de la vida para la gran mayoría de la gente es errático. En una sociedad de consumo vamos trabajando cada vez más horas para cambiar el auto, para tener una casa cada vez más grande, para poder tener cuatro camisas en lugar de una, para ir a un restaurante mejor… y cuando te das cuenta la tecla se apaga. Y la vida se termina. Y lo peor es que eso pasa de un instante a otro“, reflexionaba el nacido San Nicolás hace 50 años. 

“Yo a Vivas lo quiero”, supo decir en alguna oportunidad Marcelo Bielsa. Y Vivas, ese hombre que se hizo meme una noche tras romperse la camisa tras ser expulsado cuando dirigía a Estudiantes o ese hombre que decidió agarrase a trompadas con plateísta que lo insultaba cuando entrenaba a Quilmes, siempre tomó a esas palabras del Loco como uno de los regalos más lindos de su carrera.  

Para Vivas, ser otra vez el ayudante principal de Simeone en Atlético de Madrid será un volver definitivo a los primeros planos. Se intuye: Vivas es un enamorado del fútbol y, por más que lo pretenda, no le puede escapar a eso. Por eso se va y vuelve, siempre vuelve. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment