Bryan Habana, el multifacético: del apoyo a que Los Pumas jueguen en Europa a su mirada sobre la violencia racista

Tal vez no lo haga con la velocidad que mostraba en su época dorada, pero aun después del retiro, Bryan Habana no para. Embajador de múltiples marcas, empresario, ni la cuarentena ni el coronavirus han sido capaces de detener al ex Springbok en la búsqueda de nuevos horizontes. Quizás se trate de un remedio, de mantenerse activo para no pensar en que ya no maravilla al mundo con sus tries. Tal vez simplemente esté en su ser.

En definitiva, desde Sudáfrica, donde le presenta este miércoles al mundo su plataforma digital MatchKit, el ex wing se presta al diálogo en una videollamada de la que participa Clarín y pasea por varios temas, desde la situación del mundo del rugby a causa del coronavirus​, de los alcances que ello puede tener en Los Pumas y Jaguares, de la discriminación racial que se coló en la agenda a causa del asesinato de George Floyd en Estados Unidos… En fin, un Habana multifacético, tal como se muestra atendiendo varios frentes fuera de la cancha.

Mirá también

“Todos esperamos que vuelva el deporte, los fines de semana se hacen larguísimos sin ellos. Ya estoy cansado de que los programas de deporte me comparen con otros jugadores”, se ríe Habana, que es carne de análisis de la televisión sudafricana a falta de oferta en vivo.

Habana anota el segundo try contra Los Pumas en la semifinal del Mundial 2007, en el que se consagraría campeón. (Foto: AP)

“Necesitamos que comiencen las ligas ya. Pero no podemos apurarnos -mete un freno-. El desafío físico y mental de entrenarte en cuatro paredes es algo que nadie había enfrentado jamás. Ojalá seamos responsables como para dejar esto atrás y volver al juego”.

El nacido en Johannesburgo hace 36 años, autor de 15 tries en Copas del Mundo (récord que comparte con el neozelandés Jonah Lomu) no quiere embarcarse en opiniones sobre lo que se está haciendo en el mundo del rugby durante la pandemia. “Acá se ha dado un período de dos semanas a las federaciones para implementar medidas, pero el rugby es un deporte de contacto, ni siquiera se ha vuelto a entrenar aún, creemos que el pico del virus llegará en agosto o septiembre, o sea que falta bastante”.

Mirá también

Diplomático, pero también sensato, se guarda cualquier evaluación sobre lo que está ocurriendo: “Clubes, Super Rugby, Sevens; todos están en la misma. No soy ni un médico que está luchando contra ella ni un político que debe tomar decisiones muy difíciles así que no quiero opinar sobre lo que se esté haciendo o lo que no y si está bien o mal”.

Sí, en cambio, es palabra autorizada en el mundo de la guinda. Por eso se impone la consulta de este diario sobre la situación de Jaguares y Pumas. Sobre todo el primer equipo quedó en una posición de franca desventaja ante la chance de no jugar el Súper Rugby ni este año ni el que viene.

¿Qué tanto puede perjudicar a la franquicia que el equipo comience a desarmarse a partir de la autorización de la Unión Argentina de Rugby para que los jugadores negocien con otros equipos y cómo puede afectar al rendimiento del seleccionado, que tenía un grupo homogéneo jugando casi todos los fines de semana?

“Es dificil contestar eso -se escuda el ex jugador-, pero vimos lo que pasó en (el Mundial de) Francia 2007 y una de las razones por las que (Los Pumas) tuvieron ese éxito (fueron terceros) fue que la mayoría de los jugadores estaba en Europa. Si mirás a Jaguares vas a ver que la gran razón por la que progresaron fue porque competían con equipos top y se mezclaron en ese ambiente. Por algo Los Pumas vencieron por primera vez (como visitantes) a Sudáfrica en 2015 y repitieron en 2016”.

Habana sostiene el trofeo del viejo Tres Naciones (hoy Rugby Championship) ganado en 2009. (Foto: Reuters)

Habana también entiende el lado del jugador y de sus objetivos individuales al ponerse el traje de rugbier para evaluar también esa situación: “El deporte, y no solo el rugby, es algo que dura muy poco en la vida. El jugador quiere maximizar sus oportunidades y yo no estaría nunca en contra de un jugador que busca mejorar su posición económica para mejorar su vida. Si estás en un negocio y alguien te impidiera buscar una mejora, estoy seguro de que no vas a estar muy contento trabajando ahí. Es una situación difícil”.

Lo que tiene claro el sudafricano es que, en su opinión, es muy complejo sostener el funcionamiento de una estructura como la de Jaguares: “Probablemente porque los All Blacks e Inglaterra han instaurado sistemas exitosos muchos los quieren imitar, pero yo no creo que sea financieramente posible mantener a todos jugadores en el país, es muy complejo”.

George Floyd y una situación conocida

Como sudafricano, Habana creció en un país que supo sufrir la segregación racial como pocos en el mundo. Desde ese lugar, habla sobre la situación que marca la agenda de Estados Unidos y que despierta reacciones en todo el mundo contra el racismo y sobre esa problemática en su territorio. “Nuestro sistema ahora es democrático pero la sensación alrededor de nuestro rugby es que siempre será visto como un deporte de blancos por nuestra historia. Y es un debate constante, desafortunadamente, pese a lo mucho que se progresó. Respecto de la expresión de los deportistas, es importante tener una plataforma para hacerlo. Lo que hemos visto en los últimos días fue una condena enérgica de la violencia, un pedido de justicia, cosas muy poderosas”.

El nuevo proyecto

Habana presentó MatchKit.co, una plataforma para que los atletas tengan su perfil y puedan maximizar su imagen. En ella, los deportistas podrán crear un sitio web en 5 minutos, volcar todas sus redes sociales en un lugar, mostrar a sus sponsors, ofrecer vías de contacto para potenciales socios comerciales y hasta vender sus productos.

“No queremos ser vistos como otra red social -asegura el sudafricano- sino como un ambiente que empodera al deportista para que sea dueño de su propia marca y pueda comercializarse”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment