En caravana, barrabravas despidieron al delincuente asesinado por el jubilado en QuilmesSociedad 

En caravana, barrabravas despidieron al delincuente asesinado por el jubilado en Quilmes

Jul 22, 2020





    Una larga fila de autos pasó por el estadio Centenario para darle el último adiós a Franco “Piolo” Moreyra, de 26 años.

    Una caravana despidió con un largo cortejo fúnebre que pasó frente al estadio Centenario a Franco Martín “Piolo” Moreyra, el ladrón asesinado por el jubilado Jorge Ríos tras un robo en Quilmes. Este miércoles se conocieron los resultados del informe preliminar de la autopsia al joven de 26 años.

    El cuerpo del hombre tenía dos proyectiles, uno en el tórax y otro en la zona del abdomen, que fue el que lo mató.

    Los forenses de la morgue de Ezpeleta que examinaron el cuerpo le informaron el fiscal de la causa Ariel Rivas que el primer balazo entró en el tórax. Impactó en la línea media axilar, a nivel del sexto espacio intercostal izquierdo, cruzó la quinta vértebra dorsal y se alojó en el hombro derecho.

    El segundo balazo fue el que lo mató. El proyectil entró en la zona abdominal por la fosa ilíaca derecha, pasó por el retroperitoneo y rompió la arteria aorta y la vena cava. La lesión le provocó una hemorragia abdominal y shock hipovolémico.

    Por la muerte del ladrón, el jubilado Ríos está bajo arresto domiciliario acusado de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”, que prevé una pena de 10 a 25 años de prisión.

    El martes, el jubilado habló en una radio por primera vez y dijo que no nació “para matar a nadie”, que no es un “delincuente” y envió sus “condolencias totales” a la familia de Moreyra.

    Para avanzar en la causa, el fiscal trabaja en la incorporación de testimonios y, en las últimas horas, escuchó el de un vecino que, a bordo de un Fiat Uno blanco, pasó por el lugar donde murió el ladrón y quedó filmado por las cámaras de seguridad.

    El testigo dijo que al ver al hombre en el suelo pensó que había sufrido un accidente, pero después escuchó tres disparos, por lo que se fue asustado del lugar.

    También convocaron a otra vecina del jubilado, quien dijo que presenció el escape de los ladrones y salió a asistir a Ríos, a quien encontró en “estado de shock” y “completamente ido” con el arma en la mano.

    La Policía detuvo el martes a dos de los ladrones de la banda que entraron a la casa del jubilado y, este miércoles a la madrugada, se entregó Martín Ariel Salto, de 27 años, en la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes, donde quedó a disposición del fiscal de la causa.


    Articulos relacionados

    Leave a Comment