Peronismo Nacional: El PJ de la unidad le cierra las puertas a Rodríguez SaáPolítica 

Peronismo Nacional: El PJ de la unidad le cierra las puertas a Rodríguez Saá

El sueño presidencialista, una vez, se acabó para el Gobernador de San Luis, sin poder imponer su estrategia y con la soledad de unos pocos seguidores se despide de la posibilidad de conducir los destinos del PJ.

El periodista Gabriel Marqué relata, describe y confirma lo que El Puntano había contado sobre el desplante sufrido por el Intendente de Rio Cuarto y cómo los dirigentes de peso en el PJ nacional le cierran las puertas a Rodríguez Saá.

“No vengas”, el Intendente de Rio Cuarto le prohibió la visita a Rodríguez Saá

Caía la tardecita del domingo 29 de noviembre, mientras en Río Cuarto comenzaba a confirmarse el destino de las elecciones que darían el nombre del nuevo intendente. Pasadas las 19 horas de ese día, el intendente que comenzaba a vivir su reelección recibió el llamado de Alberto Rodríguez Saa, gobernador de San Luis. El mandatario quería felicitarlo por su victoria y, de paso, avisarle que en dos horas se encontraría en la ciudad. La respuesta del victorioso dirigente lo dejó atónito.

El búnker de Juan Manuel Llamosas comenzaba a colmarse de público y la lista de invitados a la celebración traía consigo a nombres de talla, tanto de la Provincia como de la Nación. Sin embargo, el intendente le habría enviado un claro mensaje al gobernador puntano: “No vengas. Y si venís, tenés que hacer cuarentena”. Todavía no se sabe si Rodríguez Saa interpretó el pedido como una ofensa o como un intento por dejarlo fuera, aunque los hechos que sucedieron al mensaje inclinaron la balanza hacia esta última conjetura.

Por un lado, al gobernador parecen haberle dado una cucharada de su propia medicina, ya que fue uno de los mandatarios más inflexibles en lo correspondiente a las medidas de aislamiento en tiempos de Covid. Así como había cerrado las fronteras a San Luis hasta hace algunos días, en Río Cuarto le bajaron la valla; le hicieron saber que, si se sumaba a los festejos, antes debía hacer cuarentena. La opción resultaba ciertamente insólita, ¿cómo iba a hacer cuarentena por un viaje de dos horas? Claramente, alguien no quería que se sume a los festejos.

Desde San Luis, el gobernador debió seguir los festejos por TV, con esa transmisión vía YouTube en la cual podía encontrar las razones detrás del impedimento. El escenario principal no solo tenía a Llamosas y los dirigentes del peronismo cordobés, sino que había dejado un lugar preferencial para los representantes del Gobierno nacional, aquellos ministros pertenecientes al riñón del presidente Alberto Fernández.

Interna del PJ nacional

El gobernador de San Luis buscaba sumarse a la línea de quienes se beneficiarían del efecto derrame generado por el reelecto intendente riocuartense, pero el séquito de Llamosas no estaba dispuesto a ceder un lugar a quien podía generar tensiones en un escenario que ya se presentaba inestable.

La imagen que se desprendía de los festejos de aquel domingo electoral dejaba la imagen de un peronismo de unidad, con señales de un estrecho vínculo entre la Nación y el Gobierno de Córdoba. Parecía que San Luis había quedado fuera de la ecuación.

Cabe mencionar que el 21 de marzo de 2021 se llevará a cabo la interna que terminará por renovar las autoridades del Partido Justicialista nacional. Es por eso que situaciones como las que se dieron en Río Cuarto deben ser analizadas como parte de la previa hacia dicha jornada; principalmente por la tensión que generó el exabrupto con Rodríguez Saa.

El gobernador de San Luis aspiraba a encabezar una de las listas que competirá en la contienda del PJ, pero los últimos antecedentes lo fueron alejando de esa posibilidad. Es por es que su aparición en Río Cuarto junto al intendente que fue reelegido le permitiría volverse a poner en el foco de la escena nacional, oxigenado por la victoria de un “compañero”.

Pero su estirpe fue reemplazada por los nuevos acuerdos del PJ, donde Córdoba ha dado un paso adelante hacia la representación nacional y su alineamiento -al menos, hasta ahora- con el proyecto encabezado por el presidente Alberto Fernández. Lejos del Imperio del Sur cordobés, Rodríguez Saa observaba cómo se le escapaban las últimas posibilidades de fortalecer su capital político.

Visita no grata

“Alberto es como el tío loco que no querés invitar a la cena familiar para que no arme lío”, sugirió el militante peronista, buceando tras las razones del veto a su presencia en la jornada electoral riocuartense. El PJ cordobés terminó por hacerlo ver como ese familiar al que le inventan excusas para evitar que llegue de visita en las fiestas navideñas. No es una cuestión de cariño, sino de conveniencia.

Aunque las fuentes consultadas no pudieron confirmar las palabras exactas que fueron mencionadas por Llamosas durante la conversación con el gobernador de San Luis, confirman que la lista de invitados no incluía al gobernador puntano y que sí existió el pedido de cuarentena.

En las puertas de la cancha de básquet de Estudiantes de Río Cuarto, allí donde se realizó el acto de la victoria peronista, no había lugar para Rodríguez Saa y su gente. En las inmediaciones se encontraba Oscar Zuin, el ex jefe policial que representó a Compromiso Federal -espacio liderado por el gobernador puntano- en la alianza peronista que llevó a la reelección de Llamosas. De alguna manera, “el Alberto” también formó parte del proyecto llamosista. Aun así, esto no sirvió para que le permitieron sumarse a la algarabía post electoral.

¿Por qué se produjo este quiebre? ¿Desde cuándo Rodríguez Saa se convirtió en visita no grata para Río Cuarto? Cabe mencionar que hay prolegómenos dedicados a la puja política del PJ nacional, pero solo hay que remitirse al 2020 del gobernador puntano, a la percepción de la población respecto al otrora líder de “la nueva Argentina”.

La pandemia reveló una cara del gobernador hasta ahora nunca antes vista. Si bien hacia el comienzo de la crisis sanitaria la mayoría de los gobernantes coincidían en propiciar un “lockdown” en las fronteras interprovinciales, el comportamiento de Rodríguez Saa elevó la alerta a un nivel superior.

El estricto cierre de la Provincia se extendió más de lo que recomendaban las autoridades nacionales, trayendo problemas de lo más variados. Al fuerte freno de la economía, la producción y el campo, también se sumó el repudio social de quienes día a día atestiguaban los casos de familias que no podían encontrarse debido a las restricciones impuestas por el Gobierno de San Luis. Desde ese entonces, dicha provincia se convirtió más en un país autónomo dentro del territorio nacional.

Los cordobeses no se olvidan de esa barrera que se impuso en una provincia limítrofe y de la cual provienen miles de personas que no pudieron volver a su lugar de origen. Tampoco se lo olvidan las autoridades políticas de la Nación, quienes entendieron que Rodríguez Saa atentó contra el proyecto de unidad que comenzaba a reforzarse.

Por esta razón, la figura de Rodríguez Saa se convirtió en la de un dirigente enajenado, de agenda propia y aislada del resto del proyecto nacional. Incluso, algunas de sus acciones ponen en duda las capacidades del longevo dirigente. En una de sus últimas apariciones llegó a declarar que había sido él quien plantó “el Algarrobo Abuelo”, el milenario árbol que está ubicado en la localidad de Merlo.

Los antecedentes del gobernador puntano dejan muchas dudas, pero una certeza: Su capital político ya no tiene peso en el proyecto de unidad del PJ Nacional. Tal vez se hizo realidad el deseo que los hermanos Rodríguez Saa vienen pregonando desde hace tiempo, la idea de San Luis como “un país aparte”. Tanto se lo dijo que finalmente se hace realidad. Al parecer, los puntanos no tendrán cabida en el delineamiento del nuevo peronismo nacional.

https://www.diarioalfil.com.ar/2020/12/09/el-pj-de-unidad-se-aleja-de-rodriguez-saa/

Articulos relacionados