Menú

Seguínos

La historia detrás de los goles de Mandzukic, el nuevo compañero de Ibrahimovic en el Milan

El croata Mario Mandzukic se convirtió en las últimas horas en nuevo jugador del Milan y la dupla con el sueco Zlatan Ibrahimovic promete, y mucho.

El delantero de 34 años llega a Italia con el pase en su poder procedente del fútbol qatarí -sin muchos minutos en cancha- y firmó por un préstamo de un año en el Rossoneri, con una opción de renovación por otra temporada.  

Pero más allá de sus 214 goles, su porte físico y su exquisita técnica, hay algo que distingue a “Super Mario” del resto. Su mentalidad. Esa que formó sobreviviendo a la guerra de los Balcanes (1991-2001).

Mario Mandzukic defendiendo los colores de la Juventus de Turín. Foto: AFP.

Se crió con la muerte, la desolación y la barbarie en la puerta de su casa. Esa que dejó el conflicto bélico que destruyó su Yugoslavia natal. Por ese motivo tuvo que emigrar a los seis años, junto a su familia, primero a Bosnia y luego a Alemania.

“Lo único que me importaba era la seguridad de mi familia. Delante de la puerta de casa mataban a gente. No podías estar más tiempo allí“, dijo el padre de Mandzukic, recordando esos momentos. El joven futbolista recién pudo volver a su ciudad natal, Slavonski Brod, a sus 16 años.

El recuerdo de los bombardeos que mutilaron aquella localidad vive en la memoria del ahora delantero del Milan, pero también en algún que otro mausoleo local, como aquel que recuerda a los 28 niños asesinados en mayo de 1992. El rastro de la miseria humana sigue vigente. Paradójicamente Slavonski Brod también fue uno de los campos de refugiados sirios más grandes de la ruta balcánica en estos tiempos.

Mario Mandzukic con un impactante golpe en su rostro, mientras jugaba para el Atlético de Madrid. Foto: EFE.

Mario Mandzukic nunca ocultó sus cicatrices. Su personalidad es dura y callada. Y usó su experiencia como motor para explotar en el fútbol. Primero en la segunda división croata, jugando para el NK Marsonia, y luego en el gigante de Croacia, Dínamo de Zagreb.

En 2010 “Súper Mario” volvió a Alemania, aquel lugar que lo acogió en la adversidad, para jugar primero en el Wolfsburgo y, luego de dos temporadas, en el Bayern Munich. El resto es historia.

El delantero de 1,90 metro supo ganarse un lugar en el fútbol grande a fuerza de goles y buena técnica. Luego de la epopeya en el club bávaro, pasó por el Atlético de Madrid, la Juventus, el Al-Duhail y ahora la vuelta a la Serie A, para jugar en el Milan.

Pero también la rompió con su seleccionado, siendo dos veces el futbolista del año en su país y llegando a la final del Mundial de Rusia 2018 con Croacia, algo inédito hasta ese momento.

Sin embargo, también tuvo sus altibajos. “Él y yo no empezamos bien. Ya el primer día vimos que no íbamos a ser amigos, que no había buen rollo entre nosotros”, dijo Josep Guardiola sobre el delantero croata en el libro “Herr Pep” de Martí Perarnau. Y agregó: “Pero os digo que no hay nadie mejor que él, nadie que se esfuerce más, que acabe los partidos más roto y que lo haya dado todo en el campo. Es el mejor por esta razón. El que más se sacrifica por el conjunto. En mis años de entrenador no ha tenido un delantero centro como él. Ninguno ha sido mejor que él por las razones que os he dicho”.

Sin sonrisas, sin declaraciones. Siempre con la misma mirada. Esa que quedó marcada por su infancia en la guerra. Esa que quedó marcada en su piel. “Lo que no me mata, me hace más fuerte“, dice su último tatuaje en hebreo. Conflictivo con sus entrenadores, pero también leal. 

Mario Mandzukic vuelve con esa sed de revancha a Italia. La misma que le permitió sobrevivir a lo peor de la humanidad. La misma que le permitió triunfar en el fútbol grande. Será su segundo paso por la Serie A. Con la Juventus ganó cuatro torneos locales, tres Copas de Italia y dos Supercopas. Además, fue dos veces finalista de la Champions League. En el Milan ya sonríen con la nueva incorporación, y hasta Ibrahimovic salió a declarar sobre su felicidad: “Sí, la tengo, porque ahora somos dos para asustar a nuestros rivales”. El sueco ya tiene con quien pelear hombro a hombro las próximas batallas.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias