corte-y-confeccion-famosos:-tras-discutir-con-benito-fernandez-y-en-medio-de-un-ataque-de-llanto,-miriam-lanzoni-se-fue-del-estudioEspectáculos 

Corte y Confección Famosos: tras discutir con Benito Fernández y en medio de un ataque de llanto, Miriam Lanzoni se fue del estudio

Desde que comenzó, Corte y confección famosos dejó en claro cuáles eran sus puntos a favor: la siempre eficiente conducción de Andrea Politti, la posibilidad de ver a un grupo de famosos aprendiendo un oficio, y la gracia de algunos de los participantes a la hora de encarar y presentar sus prendas. Del mismo modo, desde aquel primer programa, quedaron en evidencia también las principales fallas: una producción que elige de manera arbitraria qué mostrar y qué no y dos miembros del jurado que parecieran no estar cómodos en su rol y necesitan más protagonismo.

Esta semana, mientras Ximena Capristo presentaba una de sus creaciones, su coach, Celeste, quiso defenderla de una devolución poco favorable, pero Fabián Zita la frenó en seco: “Vos no podés hablar”, le dijo. Días más tarde, en el taller, Miriam Lanzoni sacó el tema con sus compañeros y reflexionó: “Siento que los jurados les tienen un poquitito de celos, no a nosotros, sino a los coaches. Fabián le dijo a Celeste que no podía discutir. ¿Por qué no puede? Es diseñadora. La diferencia es que ella tiene la edad que tiene y Fabián, la que tiene él”. Capristo esta vez no quiso sumarse al conflicto y se diferenció: “Para mí, ellos tienen una trayectoria que los coaches no tienen”, afirmó. La discusión siguió y otros participantes se sumaron a dar su opinión.

Ese mismo día, al presentar su creación, la ex Gran Hermano debió confrontar con Benito Fernández que, mal informado por la producción, le recriminó dichos que nunca habían salido de su boca. “Yo vi los tapes”, aseguró el diseñador, pero evidentemente no era cierto.

Este jueves, el tema volvió a estallar. Cuando Lanzoni presentaba su recreación de un outfit de Harry Styles, Zita en lugar de dar su devolución, la increpó. “Vos dijiste que le tenemos envidia a los coaches”. Ella lo negó. “No usé esa palabra. Lo que yo dije es que ellos lo que no tienen es la trayectoria de ustedes, pero están tan capacitados como ustedes como diseñadores para opinar. Dije que tal vez vos tenías algo en particular con ellos, así que había que preguntarte. Te pregunto: ¿Tenés algo en particular en contra de ellos?”, devolvió la actriz.

“No, no. Yo no tengo ningún problema, y menos celos. Los celos son un síntoma de inseguridad”, respondió él. Y si bien Lanzoni negó también haber usado la palabra “celos”, la jefa del taller, Matilda Blanco la desmintió. “La palabra ‘envidia’ la dijo otra persona del taller, Matilda. Tal vez estés protegiendo a alguien”, se defendió Lanzoni. “No dije ‘celos’, dije ‘celitos’”, aclaró Lanzoni, antes de que la producción le diera la razón poniendo al aire el tape con un extracto de sus dichos.

“No me acordaba. Tal vez en ese momento pensé eso”, se disculpó la actriz, mientras Blanco seguía increpándola. Zita aclaró que lo que había querido dejar en claro es que muchas veces los coaches hablan más que los participantes y eso no debe ocurrir. Luego, dio su devolución (5), pero el clima seguía igual de tenso. “Era obvio. Decir lo que pensás te resta nota, pero no importa, porque yo voy a seguir defendiendo a mis compañeros”, cerró Lanzoni ofuscada.

Todavía faltaba el momento más fuerte. Y llegó cuando Fernández tomó la palabra. “Primero que yo fui el que te escuché ayer cuando lo dijiste”, intentó subsanar su error del día anterior. “Yo estaba justo por entrar al taller. Igual, lo que quiero decir es que no está ni mal ni bien que lo hayas dicho. Es una opinión tuya y Fabián y yo necesitábamos dar nuestra versión. Eso no influye en la nota. ¡No hagas ojitos! Me parece que siempre sumás algo que te termina perjudicando”, expresó el diseñador.

Entonces, Javier, uno de los coaches, indicó: “Si decís que la termina perjudicando es porque influye en la nota”. “Cuando es maleducada, sí”, estalló Fernández, fuera de sí. “Cuando sos maleducado como vos en este momento, sí”, continuó, ofuscadísimo.

Blanco, haciendo caras, le daba la razón al expanelista de La jaula de la moda, mientras Javier le preguntaba en qué había sido maleducado. “Porque sos un maleducado”, respondió, sin poder explicar qué lo llevaba a pensar de esa manera. “Para mí, es un 1”, cerró, vengativo.

“Lo bueno de esto es que queda claro que sí influye en la nota. No puntuás el diseño”, increpó el coach. “Sí. Porque se me da la gana. Y la verdad es que lo que habían hecho me había encantado”, respondió Fernández.

Verónica de la Canal no se sumó al escándalo. Tomó la palabra sólo para hablar sobre la creación que el grupo estaba presentando. Andrea Politti, la conductora del ciclo, quiso saber luego cómo se sentía la concursante tras haber recibido un 1, pero Lanzoni no parecía muy dispuesta a hablar. “Obvio que no estoy conforme, porque no tiene nada que ver una cosa con la otra. Yo nunca fui maleducada con nadie ni lo seré”, atinó a decir, pero Fernández volvió a estallar.

“Entonces, vamos a pasar el tape con tus ojitos para arriba. Eso es ser maleducada. Yo te estaba dando mi devolución con mucha educación, estaba separando los tantos”, arremetió el modisto. “No me estabas dando una devolución. Estabas hablando de algo personal”, refutó ella. Y agregó: “Vos no separás las cosas. Es mentira. Yo no soy maleducada. Todo lo demás no lo escuchaste y preferiste quedarte con lo que te convenía. Yo me voy”, anunció la participante y abandonó el estudio.

“El problema es que cuando uno se enoja no piensa bien. Y después, esto le va a venir en contra a Miriam. Y, desde mi punto de vista, no vale la pena”, intentó reflexionar la conductora.

Fiel al estilo de todas las producciones de LaFlia, las cámaras no se quedaron en el estudio y buscaron desesperadamente a la protagonista del escándalo por pasillos y escaleras. “Lo estoy dando todo acá. No es justo que hagan esto”, se la escuchó decir, en medio de un ataque de llanto. En primerísimo plano, con la cabeza gacha, la participante, siguió: “Nadie me dio la oportunidad de explicar lo que había pasado. Yo en ningún momento… Dije cosas relindas de ellos y les hablo con mucho respeto. No es justo que hagan eso. Se están cagando en mi trabajo, Benito no me está respetando ni a mí ni a él [por su coach]. Porque él y todos los chicos son tan diseñadores como Fabián o como Benito”, insistió.

“¿Dónde queda la valoración del trabajo que uno hace?¿Por qué no separan lo personal? Además, ya que pasaron el tape, ¿por qué no pasaron cuando dije que ellos eran increíbles, que merecen todo nuestro respeto, que son tres grosos? Yo en ningún momento le falté el respeto a nadie. Terminan dándome la razón con sus actitudes”, afirmó, y confirmó que no estaba segura de volver al día siguiente.

En el estudio, Blanco agregó más leña al fuego: “Hizo abandono del taller [sic] y eso es grave”. Politti, a su vez, agregó: “Es abandonar el trabajo. Tiene que ser sancionada. Ya pasó en otras temporadas y es complicado”. Luego, informó: “Va a ir al desafío de eliminación directamente. Es una pena, porque no venía con mal puntaje, es una gran participante, hace las cosas muy bien, es una de la que más sabe. Es una pena”.

El programa emitido este jueves fue grabado con anticipación; actualmente, Lanzoni se encuentra aislada por haber contraído Covid-19 y será reemplazada en los próximos envíos por Jimena Cyrulnik.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Articulos relacionados