se-desarrollaron-trabajos-de-mantenimiento-y-fortalecimiento-en-las-areas-naturales-protegidasEconomía 

Se desarrollaron trabajos de mantenimiento y fortalecimiento en las Áreas Naturales Protegidas

Con el objetivo de brindar espacios seguros y cuidados a los visitantes, con mejoras en la infraestructura y la conservación ambiental, los guardaparques organizan periódicamente actividades de fortalecimiento del sistema. En esta oportunidad las acciones se realizaron durante la semana pasada, y estuvieron enfocadas en potenciar los espacios para el momento que se habiliten nuevamente.

El Gobierno provincial, a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Parques, lleva a cabo un cronograma de mantenimiento de las Áreas Naturales Protegidas. En esta ocasión, durante la semana pasada, se realizaron tareas de mantenimiento y reparación de infraestructura en las ANP, para que los visitantes puedan disfrutar de la naturaleza, cuando se habiliten nuevamente los recorridos.

El sistema de Áreas Naturales Protegidas (ANP) de la provincia de San Luis cuenta con cinco reservas que se encuentran operativizadas: Mogote Bayo en Merlo, Bajo de Véliz en Santa Rosa del Conlara, Quebrada de las Higueritas en Luján, Reserva Florofaunística en La Florida, y el Sitio RAMSAR Lagunas de Guanacache, Desaguadero y del Bebedero en la localidad de Desaguadero.

En esta ocasión, bajo protocolo sanitario se instalaron más de 100 carteles de identificación de flora en los senderos autoguiados en las ANP de Mogote Bayo y de La Florida. Asimismo, se reparó el sendero y la baranda de contención del Guayacán de Bajo de Veliz, un árbol centenario que representa uno de los mayores atractivos de la reserva. En lo que respecta a la prevención de incendios forestales se realizaron podas para disminuir la carga combustible y se logró el mantenimiento de todas las picadas cortafuegos de las reservas.

En cuanto a la infraestructura, se reparó y habilitó la terraza de Mogote Bayo, un mirador ideal para disfrutar de la vegetación y las aves de las Sierras de los Comechingones, y se instaló un puesto de control en la cantera de Bajo de Véliz, donde se encuentra uno de los yacimientos paleontológicos del carbonífero más importantes del mundo.

Nota y fotos: Prensa Secretaría de Medio Ambiente y Parques.

Articulos relacionados