el-dilema-de-gallardo-para-buscar-un-river-mas-competitivo:-¿a-que-jugadores-apunta?Deportes 

El dilema de Gallardo para buscar un River más competitivo: ¿a qué jugadores apunta?

Es hora de balances en River. El descanso de tres semanas que tendrá el plantel le permitirá a Marcelo Gallardo analizar lo que pasó en el primer semestre y pensar en los desafíos que se le vienen a su equipo. Y una de las cuestiones esenciales es saber con qué jugadores contará para afrontar la segunda parte del año. Es que puede haber bajas. Rafael Borré podría partir a la Premier League y Fabrizio Angileri, al Calcio italiano.

Esas son, hasta el momento, dos de las posibles bajas que podría tener el plantel en el mercado de pases que se avecina. En Núñez aguardaban que al colombiano no le llegaran ofertas para poder negociar con él directamente a partir del 1 de julio, dado que un día antes quedará libre (tanto de River como del Atlético de Madrid, que comparten la propiedad del pase, mitad cada uno). Sin embargo, al delantero que jugará la Copa América con su Selección, le llegó un ofrecimiento desde Inglaterra. Todavía no trascendió el nombre del equipo pero su destino estaría en la Premier League.

Mientras tanto, en las últimas horas, el representante de Angileri fue contactado desde clubes de Italia. Lazio, Inter y Milan se disputarían al mendocino, de gran crecimiento futbolístico tras la reanudación de la actividad luego de la cuarentena del año pasado. Su cláusula de rescisión es de 15 millones de euros. 


Angileri, de gran nivel, suena en Europa.
Foto: Juan Ignacio RONCORONI / AFP

Marcelo Gallardo estará atento a estas situaciones y en caso de que se vayan jugadores titulares pedirá reforzar esos puestos. En tanto, Bruno Zuculini podría marcharse también. El mediocampista quedó relegado y tiene el deseo de buscar un club en el que pueda jugar. Si bien todavía tiene contrato hasta mediados de 2022, podría negociar su salida ahora, a cambio de la deuda de primas y premios que el club tiene con él.

En cuanto a las incorporaciones, el entrenador de River buscará jerarquía. Las apuestas ya las hizo en el mercado pasado. Y aunque no se descarta que pueda llegar Juan Brunetta, el mediocampista ofensivo que estuvo cerca de llegar en el verano pero no pudo salir de Parma y de que se intentará destrabar el préstamo de Enzo Fernández, juvenil surgido del club, con Defensa y Justicia, el Muñeco ahora busca jugadores que potencien al equipo y que le den el salto de calidad que le faltó en los últimos meses.

Es por eso que Sebastián Driussi sigue siendo una obsesión. El delantero, después de pasar unos días de vacaciones en Miami, se está entrenando por su cuenta en esa ciudad estadounidense y se muere de ganas de volver a River. Sin embargo, su salida del Zenit de Rusia sigue siendo compleja. Tiene contrato hasta mitad del año que viene y el club ruso no quiere perder dinero. Exige una alta compensación por su salida, que desde Núñez, por ahora, no están en condiciones de costear.


Sebastián Driussi disputa el balón en el Zenit con el español Miguel Llambrich. Fopto: EFE

Por otra parte, el técnico de River se habría contactado con Franco “Mudo” Vázquez, el talentoso mediocampista ofensivo que quedará libre de Sevilla en junio. Pero la intención del ex Belgrano, por el momento, es la de intentar continuar su carrera en Europa.

El pensamiento de Gallardo no es casual. Tiene que ver con lo que vio de su equipo este semestre, en el que River jugó 23 partidos (contando desde el regreso de la actividad tras el fin de los torneos de 2020 y las vacaciones), de los que ganó 11, empató 7 y perdió 5, cosechando el 58 por ciento de los puntos.

Al margen de los números, hubo rendimientos dispares. River fue un equipo irregular. Y pasó de goleadas estupendas (a Racing, 5-0; a Godoy Cruz, 6-1 y a Central Córdoba, 5-0) a otros partidos en los que le costó mucho, no solo convertir, sino también crearle situaciones claras al rival (los empates 0-0 con Racing y Arsenal y las derrotas -ambas 1-0- con Argentinos y Banfield, por ejemplo). En la Copa Libertadores, si bien solo jugó los dos primeros partidos con todos sus titulares, el rendimiento estuvo lejos del ideal del técnico.

En el último tramo del semestre, la pandemia golpeó duro a River. Justo en la etapa de definición, un brote de contagios de coronavirus dejó al plantel diezmado. Quedó la espinita de la eliminación con Boca de la Copa de la Liga Profesional, aunque se mantuvo el orgullo por haber competido con un equipo remachado y plagado de juveniles (con un arquero que debutó ese día en la Bombonera) y haber puesto en jaque al equipo de Miguel Angel Russo, que contó con todas sus figuras. Y en la Libertadores si bien terminó pasando a octavos de final por el empate de Junior, fue vital el triunfo épico ante Independiente Santa Fe, con un jugador de campo (Enzo Pérez) en el arco y sin suplentes.


El pibe Díaz tuvo un debut histórico en la Bombonera.
Foto: EFE/Marcelo Endelli POOL

“Llegamos a la orilla con lo justo. Cuando uno analiza el semestre no puede obviar dónde estuvimos sumergidos y en las condiciones en que trabajamos. Más allá de lo futbolístico, que mantuvimos las formas y nos identificamos con la idea de juego, por momentos costó y en otros intentamos fluir. Pero lo que nos perjudicó fue el virus: nos atacó muy fuerte”, comentó Gallardo.

En definitiva, River cumplió tres de los cuatro objetivos del semestre. Le ganó la final de la Supercopa Argentina a Racing, sigue de pie en la Copa Argentina, en la que tendrá que enfrentar a Boca luego del receso y avanzó a los octavos de final de la Libertadores. De todos modos, sabe bien Gallardo que a su River le falta algo más para volver a pelear por el trofeo más importante del continente. Y ese más tal vez tenga que ver con recuperar algo de la jerarquía que perdió por la gran calidad de jugadores que se fueron en el último tiempo.

¿La pretemporada en Estados Unidos?

El plantel de River tendrá descanso hasta el 15 de junio y el 16 volverá a trabajar en el predio de Ezeiza. La idea de Marcelo Gallardo y su cuerpo técnico es viajar a Estados Unidos (puede ser o en Orlando o en Los Ángeles) para realizar la pretemporada en ese país y aprovechar para que toda la delegación se vacune contra el coronavirus.

De todos modos, faltan detalles para que se termine de confirmar. Y tiene que ver con los permisos. No para la salida de Argentina, sino para el regreso al país. Es que de acuerdo a la normativa vigente del Ministerio de Salud, al regresar de Estados Unidos se exige un PCR negativo de 72 horas antes y una cuarentena de siete días al llegar.

Eso sí, quedan exceptuados aquellos que hayan tenido Covid-19 en los 90 días previos al ingreso al país. La mayoría de los integrantes de la delegación de River figuran dentro de esa excepción pero no todos, ya que algunos no se contagiaron.

Por otra parte, los deportistas están exceptuados en los casos de eventos deportivos debidamente autorizados por la Dirección Nacional de Migraciones, con protocolos propuestos por los organizadores, aprobados por la autoridad sanitaria nacional y supervisados por el Ministerio de Turismo y Deporte, como es la Copa Libertadores. En este caso, si bien River podría jugar algunos amistosos (posiblemente en el marco de algún torneo que se diseñe en Estados Unidos) tendrá que justificar que su pretemporada será una burbuja sanitaria, que esté debidamente blindada.

Durante la pretemporada, River no contará con los jugadores que estarán con sus seleccionados jugando la Copa América: Franco Armani, Gonzalo Montiel, Julián Álvarez (Argentina), Robert Rojas y David Martínez (Paraguay), Nicolás De La Cruz (Uruguay) y Rafael Borré (Colombia). A su vez, evaluarán cómo siguen las situaciones de Paulo Díaz (con miocarditis) y Enrique Bologna (principio de neumonía) después de mediados de junio.  

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados