nonito-donaire,-el-hombre-que-le-propino-a-omar-narvaez-su-primera-derrota,-va-por-la-misma-corona-casi-diez-anos-despuesDeportes 

Nonito Donaire, el hombre que le propinó a Omar Narváez su primera derrota, va por la misma corona casi diez años después

El 22 de octubre de 2011, Omar Narváez, por entonces invicto en 37 presentaciones y campeón supermosca de la Organización Mundial de Boxeo, fue derrotado por primera vez como profesional en su intento de apoderarse de la corona gallo de la OMB y del Consejo Mundial de Boxeo. Casi una década después, el chubutense se dedica a la cría perros de raza y entrena a su hijo Junior. Y casi una década después, el hombre que aquella vez lo superó, Nonito Donaire, intentará recuperar la corona de las 118 libras.

Para ello, el filipino deberá derrotar este sábado al francés Nordine Oubaali, propietario del cinturón del CMB, en una pelea que se llevará a cabo en el Dignity Health Sports Park de Carson (California) y que podrá verse a través de ESPN desde las 23.

Si lo logra, se convertirá en el boxeador más longevo en consagrarse campeón mundial gallo, con 38 años y 194 días, superando la marca de su compatriota Gerry Peñalosa, quien obtuvo el título de la OMB en 2007 con 35 años y 4 días.

Independientemente del resultado de la contienda de este sábado, Donaire ya tiene reservado un lugar en el Salón de la Fama gracias a una carrera que comenzó hace 20 años y durante la cual logró ocho títulos mundiales en cuatro divisiones, victorias ante rivales de primer nivel y algunas definiciones inolvidables como las que firmó ante el armenio Vic Darchinyan en 2007 y el mexicano Fernando Montiel en 2011.

On this day 2007

Nonito Donaire knocked out the unbeaten and heavily favoured Vic Darchinyan to win the IBF flyweight title🥊💥

The Ring Magazine awarded the win both KO and upset of the year

It was the first world title for @filipinoflash who is now a 4 weight world champion pic.twitter.com/gkOVPXjv5s

— Steve Boxman (@SteveBoxman) July 7, 2019

Impávido ante el paso del tiempo, el Filipino Flash se niega a pensar en la jubilación a los 38 años. “Dicen que la vida empieza recién a los 40. Estoy sano y bien preparado. Tuve que cambiar algunas cosas: cuidar mucho mi alimentación, entrenarme mucho mejor. Pero si sigo sintiéndome así, podría pelear 5 o 10 años más”, aseguró en la víspera de su 20ª pelea mundialista.

Y sentenció: “La pregunta no es qué edad tengo, sino cómo estoy para seguir compitiendo a este nivel”.

El asiático, que tiene un récord de 40 victorias (26 antes del límite) y 6 derrotas, volverá a la acción después de casi 19 meses de parate.

En su última presentación, mostró su vigencia incluso en la derrota: perdió por puntos en Saitama ante el japonés Naoya Inoue, uno de los mejores púgiles libra por libra de la actualidad, en una contienda que la revista The Ring consideró la mejor de 2019.

Reaprendí muchas cosas a partir de ese combate con Inoue: el corazón, la agresividad y el instinto asesino, algo que estaba perdiendo. Me alegró mucho lo que vi. Sé que sigo en la elite del deporte y esa pelea lo demostró”, afirmó Nonito, quien adelantó que si sale airoso el sábado, buscará una revancha ante el nipón, campeón de la AMB y la FIB, o ante el cubano Guillermo Rigondeaux, quien lo batió en 2013.


Nonito Donaire durante la conferencia de prensa del jueves en Carson. (Foto: Showtime)

El primer paso será superar a Oubaali, de 34 años, quien observa con admiración a adversario, pero conjuga los verbos en pretérito cuando habla de él.

“Respeto a Nonito. Tuvo una carrera destacada. Pero este es mi momento y quiero seguir haciendo historia. El sábado le voy a mostrar al mundo quién es el mejor de esta división”, pronosticó.

El zurdo francés de familia marroquí, quien fue representante olímpico en Beijing 2008 y Londres 2012, tiene un recorrido profesional mucho más breve, pero impecable: ganó sus 17 combates rentados, 12 de ellos sin necesidad de llegar a la distancia pactada.


En su última presentación, Nordine Oubaali derrotó al japonés Takuma Inoue en Saitama. (Foto: Kazuhiro Nogi /AFP)

Oubaali obtuvo el título del CMB (que estaba vacante) el 19 de enero de 2019, cuando superó por puntos al estadounidense Rau’shee Warren en Las Vegas. Ese año, lo defendió dos veces, ante Arthur Villanueva y Takuma Inoue (hermano menor de Naoya).

Desde entonces, no volvió a combatir. Ese pleito ante el japonés fue el mismo día y en la misma velada que la última presentación de Donaire, por lo que ambos treparán el sábado al cuadrilátero en Carson después de 568 días.

Este enfrentamiento estaba pactado para el 19 de diciembre del año pasado, pero debió cancelarse porque el francés contrajo coronavirus en octubre. Entonces el filipino acordó enfrentar en esa fecha al puertorriqueño Emmanuel Rodríguez.

Sin embargo, una semana antes de la pelea también dio positivo en un test de covid-19. Recién ahora, cinco meses más tarde, Oubaali y Donaire podrán verse las caras.

Haney expone ante Linares

El sábado ofrecerá otra contienda en la que se pondrá en juego un título mundial. En el Michelob Ultra Arena de Las Vegas, a 700 kilómetros de Carson, el estadounidense Devin Haney expondrá su corona ligero del CMB ante el experimentado venezolano Jorge Linares. La velada podrá verse a través de la plataforma DAZN desde las 21.

Haney, de 22 años, invicto en 25 combates y considerado uno de los más prometedores campeones de la actualidad, pondrá en juego por tercera vez el título que obtuvo en septiembre de 2019 ante el ruso Zaur Abdullaev (primero fue reconocido como campeón interino y luego ascendido a monarca regular).

Tras superar en su último pleito al ya veterano ex campeón mundial cubano Yuriorkis Gamboa, el púgil nacido en San Francisco afrontará ahora el desafío más importante de su joven trayectoria ante un adversario que tiene una frondosa foja de servicios (47 victorias y 5 derrotas) que incluye nombres como el ucraniano Vasiliy Lomachenko y el británico Luke Campbell.


Devin Haney y Jorge Linares, cara a cara antes de su combate del sábado en Las Vegas. (Foto: DAZN Boxing)

El Niño de Oro, que ya cuenta 35 años, va en busca de su quinto cinturón ecuménico, tras reinar en las divisiones pluma (CMB), superpluma (AMB) y ligero (AMB y CMB).

En las 135 libras, el hombre al que todos apuntan es Teófimo López, reconocido como monarca por la AMB, la OMB y la FIB, y a quien el CMB le otorgó el mote de campeón emérito. El peleador de familia hondureña se medirá el 19 de junio con el australiano George Kambosos en Miami.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados