exclusivo.-giovanni-simeone-nos-comparte-todas-las-fotos-de-su-boda-en-ibizaEconomía 

Exclusivo. Giovanni Simeone nos comparte todas las fotos de su boda en Ibiza

A penas una semana antes del casamiento, Giulia Coppini (28) terminó de definir el lugar para su boda soñada con Giovanni Simeone (25). Si bien el hijo del DT del Atlético de Madrid, Diego Simeone (51), y Carolina Baldini (44) le pidió matrimonio a fines de 2019 frente al Arco de Triunfo, en París, las restricciones sanitarias por el Covid obligaron a la pareja a cambiar seis veces la fecha del enlace. “Las reglas cambian constantemente y eso nos dificultó dónde casarnos. El plan original era hacerlo al atardecer, así seguíamos la fiesta por la noche, pero como pusieron toque de queda en España, decidimos organizar todo para el mediodía”, dice Giulia. Finalmente, los novios alquilaron una fabulosa villa privada en la zona de Na Xamena, Ibiza, cuya imponente escenografía con el Mediterráneo como telón de fondo se convirtió en el lugar perfecto para celebrar la boda el 26 de mayo.

Después de cuatro años de noviazgo, el delantero del Cagliari Calcio y la modelo florentina dieron el “sí, quiero” en una ceremonia a la que sólo asistieron treinta y cinco invitados. Entre ellos, los padres de la no via, Andrea Coppini y Bianca Maria D’Errico, y su hermana Asia, y por parte del novio, el Cholo con su mujer Carla Pereyra (33) y sus hijas, Francesca (4) y Valentina (2), la madre de Gio, Carolina Baldini, y los hermanos del jugador, Gianluca (22) y Giuliano Simeone (18).

Haciendo gala del dress code total white de la fiesta, el futbolista optó por un traje blanco de la firma italiana Tagliatore, mientras que la novia lució un diseño de la argentina Alejandra Svarc. “Lo confeccionó en un mes y quedó impecable. Como tuve que cambiar la fiesta original, también cambié el diseño del vestido. Para nuestra pequeña celebración quería lucir un vestido más playero (porque la boda sucedía al mediodía y al aire libre), pero sin perder la elegancia. Entonces pensamos en un romántico diseño donde a partir de la cintura fuera más ligero para que se dejara llevar por el viento”, explica a ¡HOLA! Argentina.

Dedicados de lleno a acompañar a los novios, familiares y amigos no dudaron en demostrarle su cariño durante la ceremonia. Así como Francesca Simeone, hermana de Gio, y su primo Francisco participaron del cortejo, las madres de los novios, Carolina Baldini y Bianca Maria D’Errico, fueron las elegidas para entregar los anillos, unas delicadas piezas de oro amarillo y diamantes de Damiani.

Por su parte, el mejor amigo del futbolista y músico de la banda Acantilados, Iván Espoueys, sorprendió al novio al tomar su guitarra y cantar el “Aleluya”. “Fue una linda sorpresa que le quise hacer a Gio para nuestra boda”, cuenta Giulia, quien caminó hacia el altar por un camino “salpicado” de flores.

El miércoles 26 de mayo, Giovanni y Giulia se
casaron ante sus íntimos. Ella lució un vestido
de la diseñadora argentina Alejandra Svarc
que se destacó por su falda vaporosa, su
delicado abrigo de tul plumetí bordado con
flores y espigas de seda y una cola con encaje
bordado y teñido a mano
Saskia Bauer Photography
“Amo la luz
que tiene Giuli;
ella es una chica
muy solar y eso se
percibe desde su
mirada … Nunca
conocí a una
mujer así”
Saskia Bauer Photography
La invitación enviada por mail, con el
monograma de los novios.
Saskia Bauer Photography
Giovanni
con su flamante mujer; su papá, Diego “Cholo”
Simeone; su mujer Carla Pereyra y sus hijas,
Francesca y Valentina.
Saskia Bauer Photography

Una de las postales más emotivas fue sin dudas el momento de los votos. Giovanni no sólo recordó su gran historia de amor con la modelo, sino que además compartió con sus más íntimos su secreto mejor guardado. Y así lo relata su mujer. “Cuando cumplimos un año de novios fuimos a comer a un restaurante de Florencia donde habíamos tenido nuestra primera cita. Después de pedir la comida, Gio tomó una lapicera y detrás del menú escribió una frase. Me acuerdo que me dijo: ‘En unos años te lo voy a leer’, y lo guardó en una botella hasta el momento de nuestro casamiento. Cuando Gio dijo sus votos, sacó ese menú y leyó las palabras que había escrito: “Un día vos y yo nos vamos a casar”, cuenta emocionada Coppini. Y enseguida explica riendo que sus votos no fueron tan espectaculares como los de su marido. “Le dije que era muy difícil prometer estar así de felices para toda la vida, pero sí le podía asegurar que siempre iba a estar a su lado, que iba a amarlo y acompañarlo, incluso en los momentos más difíciles”, dice minutos antes de que Giovanni se sume a la charla telefónica en exclusiva para ¡HOLA!

–Giovanni, entonces vos sabías desde hacía tiempo que te ibas a casar con Giulia…

–Desde que la conocí supe que era ella y ninguna otra con quien quería estar. Al principio tuve mis miedos porque en su momento vivía solo y estaba cómodo así. De hecho, a mí me gusta estar solo y la idea de compartir mi vida con otra persona era algo nuevo para mí. En el fondo ese miedo que sentía era porque sabía que era ella y no otra. Y así iba a ser.

–¿Qué es lo que los enamora del otro?

Giovanni: Amo la luz que tiene Giuli. Ella es una chica muy solar y eso se percibe desde su mirada, su forma de caminar, su manera de hablar, su sonrisa… Nunca conocí a una mujer así. Ella es mi luz.

Giulia: Me encanta que Gio siempre está cuando más lo necesito. Soy una persona muy sensible y cuando alguien me lastima, enseguida me pongo mal. Pero Gio siempre está conteniéndome, diciéndome lo que necesito escuchar para salir adelante. No sé cómo hace, pero siempre encuentra las palabras justas para hacerme sentir mejor. Sabe transmitirme esa energía tan linda y positiva que hace que yo vuelva a ser Giulia. Él saca mi mejor versión.

–¿Sueñan con tener hijos?

Giovanni: Sí, nos encantaría. Pero la realidad es que sentimos que hoy no es el mejor momento para ser padres. Ya vamos a llegar a esa etapa, pero no sería ahora.

Giulia: Todavía somos jóvenes. Igual, si me preguntás a mí, yo sueño con te – ner dos hijos: una mujer y un varón.

Los amigos del novio le acomodan su camisa de la firma TagliatoreSaskia Bauer Photography
La
pareja llevó un pequeño dije del Arco del Triunfo para recordar que el joven futbolista le propuso
casamiento a su novia el 23 de diciembre de 2019 frente al monumento francés
Saskia Bauer Photography
La
ceremonia se realizó en una fabulosa villa privada en la zona de Na Xamena, Ibiza.
Saskia Bauer Photography
La modelo italiana junto a su madre, Bianca María D’Errico, y su
hermana, Asia
Saskia Bauer Photography
Un detalle del tocado
floral con que Giulia completó su peinado.
Saskia Bauer Photography
Las alianzas de oro amarillo y diamantes de
la joyería italiana Damiani
Saskia Bauer Photography

UN ATARDECER MÁGICO

Tras la ceremonia, los recién casados fueron a comer al reconocido restó italo-argentino A Mi Manera. Los invi – tados disfrutaron un menú que incluyó burrata, pastas y asado. El músico del lugar acompañó la ambientación con canciones italianas y terminó la velada entonando el hit “La mano de Dios” que en segundos calentó a la “hinchada” argentina en la pista. “Después volvimos a la villa para ver todos juntos el atardecer. Nunca me voy a olvidar de ese día”, confiesa Giulia.

–¿La boda resultó como la habían imaginado?

Giulia: Si bien nuestra idea original era casarnos con una espectacular fiesta en Montalcino, cerca de Florencia (algo que seguro concretaremos el año que viene), lo que vivimos fue maravilloso. De hecho, lo hablamos con el papá de Gio y él nos dijo que después de esta boda, es imposible que la fiesta que organicemos en 2022 sea mejor. Fue pequeña, pero al mismo tiempo romántica y emocionante. No creo que exista otra fiesta que la supere.

Giovanni: Cuando el gran momento de tu vida sucede en un lugar tan lindo como Ibiza y tenés a la gente que más querés a tu lado –que en tiempos de Covid eso vale oro–, ya no necesitás más nada. A pesar de todos los contratiempos que pasamos, finalmente tuvimos la boda más romántica que jamás imaginamos. Fue mágica.

–¿Dónde será la luna de miel?

Giulia: En las Maldivas, para nosotros es uno de los lugares más románticos del planeta.

Un momento muy emotivo resultó cuando
Carolina Baldini y Bianca María D’Errico
entregaron los anillos a sus hijos. Gio, al igual
que sus hermanos, usó alpargatas.
Saskia Bauer Photography
Fiel al dress code establecido para el gran día (total white), la mamá
del novio, Carolina Baldini, impactó con un vestido con plumas en los hombros
que complementó con sandalias plateadas.
Saskia Bauer Photography
Francesca, la
hermana de Giovanni (hija del Cholo y Carla Pereyra), y su primo Francisco
encabezaron el cortejo
Saskia Bauer Photography
Andrea Coppini caminó junto a su hija hasta
el altar, donde la recibió un emocionadísimo Giovanni.
Saskia Bauer Photography
Luego de compartir los votos matrimoniales, el futbolista
y la italiana intercambiaron los anillos. “Ella es mi luz”, dijo
emocionado el delantero del Cagliari Calcio
Saskia Bauer Photography
Después
de aplazar varias veces su boda debido a la pandemia,
la pareja finalmente cumplió su sueño de casarse.
Saskia Bauer Photography
Siempre
impecable, el
DT del Atlético
de Madrid,
que estuvo
acompañado
por su mujer,
Carla Pereyra, se
protegió del sol
con un sombrero
de rafia
Saskia Bauer Photography
Gio y
Giulia junto a
la hermana del
Cholo, Natalia
Simeone (que
también es su
representante),
su marido Carlos
Dibos y su hijo
Francisco
Saskia Bauer Photography
Los amigos más cercanos de Gio no se quisieron perder
la diversión y, tras la boda se quedaron unos días más
en la fabulosa villa para disfrutar del verano europeo
Saskia Bauer Photography
Los recién casados posan con los hermanos
del jugador, Giuliano y Gianluca Simeone; su padre
Diego y sus abuelos paternos, Carlos y Nilda.
Saskia Bauer Photography
Giovanni con su madre, Carolina Baldini.Saskia Bauer Photography

Los flamantes marido y mujer se conocieron en 2016 en un asado que había organizado Giovanni en su casa de Cerdeña. Por ese entonces, además de estudiar Biología en la Universidad de Siena, Giulia brillaba como modelo (en 2013 había participado del concurso de Miss Italia y, si bien no se llevó la corona, fue reconocida como “Miss Ragazza in Gambissima Toscana”). “La conquisté con mi carne a la parrilla, ella ama el asado”, cuenta entre risas el futbolista. “Me acuerdo que estábamos hablando de nuestras próximas vacaciones y Giulia contó que se iba a veranear a la isla de Elba, cerca de Florencia. ‘Seguro que no la conocés’, me dijo muy canchera y yo le contesté: ‘Claro que la conozco, ahí estuvo Napoleón’. La dejé con la boca abierta, no se imaginaba que yo leía libros. [Se ríe]. Juego al fútbol, pero también me gusta mucho la historia, el arte, ir a los museos. Por eso me llamó la atención que ella, siendo de Florencia, ciudad donde tiene los museos más lindos de Europa, nunca los hubiese visitado”.

Giulia: Es que a mí no me gustan mucho. [Se ríe].

–¿Y ese fue el principio de todo?

Giovanni: Sí. Soy muy espontáneo, me dejo llevar mucho por lo que siento en el momento. Así como una noche en Formentera le pedí de irnos a vivir juntos, tampoco dudé, años más tarde, en proponerle casamiento frente al Arco del Triunfo. No tenía ni anillo, así que le di de manera simbólica uno mío que me había comprado cuando llegué a Italia.

Giulia: Después contrató a una wedding planner para que organizara en secreto una pedida formal y más linda en su casa de Cerdeña. Con globos y flores blancas, me pidió casamiento con un nuevo anillo.

–¿Cómo fue la presentación familiar?

Giulia: Yo tenía mucho miedo de conocer a su mamá porque sabía que Caro era muy protectora de sus hijos, como una leona. Tenía miedo de no gustarle, pero cuando nos conocimos, ella se mostró muy tranquila y enseguida me empezó a hablar como si fuera una amiga.

–Gio, ¿qué te dijo tu papá cuando le contaste de tu noviazgo?

–Al principio no tenía muchas ganas de contarles a mis amigos ni a mi familia porque estaba esperando que las cosas se fueran acomodando, necesitaba descubrir qué era lo que estábamos viviendo. Creo que en el fondo no quería generar mucha expectativa. Un día lo llamé por teléfono a papá y le conté que estaba conociendo una chica. Le dije que estaba muy bien, feliz. A medida que él me iba preguntando, yo le iba contando más en profundidad cómo me sentía con Giulia hasta que él se dio cuenta antes que yo y me dijo: “Es ella, Cholito. Ella es tu gran amor”. Y me quedé mudo.

Tras la ceremonia, los recién
casados fueron a comer
al reconocido restó italoargentino A Mi Manera. Los
invitados disfrutaron un menú
a base de pastas; burrata
y asado. “La torta fue un
verdadero desafío para el
chef del restaurante. Es que
en Ibiza no se acostumbra a
hacer tortas altas de boda.
Entonces improvisó una a
base de hojaldre y chocolate.
Exquisita”, explicó la
florentina, quien desde hace
dos años trabaja en el ciclo
deportivo de televisión de la
RAI2 Quelli Che Il Calcio
Saskia Bauer Photography
“Un día lo llamé a papá y le conté que había conocido a
una chica. Él se dio cuenta de lo importante que era Giulia.
Me dijo: ‘Es ella, Cholito. Ella es tu gran amor’” (Giovanni)
Saskia Bauer Photography
Los chicos llegaron
al restó en un antiguo Ford
Mustang rojo
Saskia Bauer Photography
Enseguida
compartieron el momento en
sus redes sociales.
Saskia Bauer Photography
La tapa de la revista ¡Hola! Argentina de esta semanaSaskia Bauer Photography
Conocé The Trust Project

Articulos relacionados