oscar-ruggeri-mostro-su-furia-porque-todavia-no-lo-vacunaron-y-dijo-que-podria-viajar-al-exterior-para-inmunizarseDeportes 

Oscar Ruggeri mostró su furia porque todavía no lo vacunaron y dijo que podría viajar al exterior para inmunizarse

El exfutbolista tiene 59 años y no recibió el turno. “Mi mamá tiene 88, ya pasaron más de tres meses y aún espera la segunda dosis”, afirmó.

Oscar Ruggeri, muy molesto (Foto: EFE).

Oscar Ruggeri es muy reconocido por todo lo que le dio a la Selección argentina y desde hace varios años se destaca en la televisión. El exdefensor, además de hablar de fútbol, opina sobre la realidad del país: coronavirus, educación, política y más…

Este miércoles se mostró muy molesto por su experiencia personal con la vacunación contra el Covid-19. “Yo voy a cumplir 60 y no me llamaron. Es una cosa… Se ve que me ven en la lista y deben decir: ‘a este tiralo para atrás, a este vamos a darle la última que ande por ahí, la que haya perdido la cadena de frío’”, ironizó.

// Ruggeri avivó las llamas en Boca: “¿Ameal? Riquelme es el que manda, él maneja el club”

La bronca del Cabezón también pasa porque a su mamá, de 88 años, aún no le dieron la segunda dosis. Y ya pasaron más de tres meses. “Sigue esperando… lo único que quiero es que no se le venza la primera aplicación”, explicó en ESPN.

Oscar Ruggeri posa para la foto junto a su madre Hilda. (Foto: Instagram personal)

Y agregó: “Y… qué sé yo si cuando está por vencer te dicen que tiene un mes más. Y sale uno y te dice que la pueden combinar ahora. Se puede poner aquella con esta otra marca de vacuna, dicen. Me da bronca porque en Corral de Bustos, donde vive ella, son solo 10 mil habitantes. ¿Tantos mayores de 80 hay?”.

Ruggeri demostró en más de una oportunidad que piensa muy distinto que el Gobierno actual. Hace unos meses criticó a los integrantes de la administración de Alberto Fernández por haber accedido a las vacunas.

En febrero, el Cabezón entendía que los gobernantes no podían ser vacunados antes que los grupos de riesgo, con excepción del Presidente, y consideró que la aplicación de las mismas debe ser prioridad en trabajadores esenciales y en adultos mayores.

En mayo también criticó con fuerza a los gremios docentes y a los políticos por la suspensión de las clases: “¡Baradel, vamos, Baradel! Quiero que mis nietos vayan a la escuela”.

Pero Ruggeri fue por más: dijo que si de acá a fin de mes no lo vacunan, viajará al exterior y lo hará allí. “Antes, yo no decía nada porque yo quería que la vacunen a mi mamá. Ahora quiero que la vacunen a mi mamá con la segunda dosis y que me vacunen a mí. Si no pasa, me voy afuera. Con mi salud no van a joder”, avisó.

Su discurso terminó con potencia: “Después te morís y dicen ‘qué grande este que salió campeón…’. Pero estás adentro de un cajón. Traigan las vacunas así nos vacunamos todos y podemos salir a la calle de verdad, como hacen los demás países”.

Articulos relacionados