“carga-peligrosa”:-es-esquiador-paralimpico,-pero-no-puede-entrenar-porque-no-le-dejaron-subir-su-monoski-al-avionDeportes 

“Carga peligrosa”: es esquiador paralímpico, pero no puede entrenar porque no le dejaron subir su monoski al avión

Enrique Plantey voló de Bariloche a Ushuaia para prepararse para la clasificación de los juegos de Invierno Beijing 2022. La explicación de Aerolíneas Argentinas.

El esquiador paralímpico que se prepara para Beijing 2022, no pudo viajar con su elemento de competición. (Foto: Enrique Plantey).

El esquiador paralímpico Enrique Plantey se prepara para los juegos de invierno en Beijing 2022. Planeó su pretemporada en el Cerro Chapelco, Neuquén, pero por falta de nieve en el lugar, sus planes cambiaron: tuvo que continuar su entrenamiento en Ushuaia. Al intentar tomar el vuelo de Aerolíneas Argentinas, no pudo embarcar su monoski: la empresa lo consideró carga peligrosa. El neuquino de 38 años comienza a perder días de práctica en un momento en el que sus tiempos son oro.

“Llevo dos Juegos Paralímpicos y he viajado por todo el mundo. Jamás me retuvieron el monoski, ni a mi ni a los cientos de chicos que compiten en mi misma disciplina, siendo que todos tenemos el mismo material”, cuenta decepcionado a TN.com.ar.

Al pedir explicaciones sobre por qué accionaron de esta manera, recibió un informe del coordinador del área de mercancías de la aerolínea donde se indicaba que el equipo “cuenta con una carga de gas (nitrógeno) sumado a que el amortiguador opera con un líquido hidráulico que, según el fabricante, es mercancía peligrosa”.

“Nunca me avisaron de todo esto. Me enteré cuando estaba sentado en el avión a punto de despegar”, contó Plantey.

// Nicolás Lima, el único argentino clasificado para los Juegos Paralímpicos de Invierno de Beijing 2022: “El deporte me salvó la vida”

El atleta paralímpico se comunicó con el representante argentino de la marca del producto, quien le explicó que el equipo “puede ser considerado dentro de los productos peligrosos que no pueden subir a bordo, pero sí puede trasladarse perfectamente en la bodega del avión” ya que el amortiguador que tiene su silla presenta entre 10 y 20 centímetros cúbicos de nitrógeno, “gas totalmente inerte no explosivo” y que está bajo una presión de 10 bar, que se encuentra entre los valores permitidos por las normas IATA que fijan un máximo de 280 bar.

// David quedó en silla de ruedas por un accidente laboral y diseñó una estructura para mantenerse parado y seguir trabajando

El deporte como oportunidad para todos

El atleta quedó parapléjico a los 11 años luego de sufrir un accidente en una ruta, donde perdió a su papá y su hermano, y desde entonces usa silla de ruedas. Durante su adolescencia comenzó a practicar esquí adaptado y se presentó en distintas competiciones, de hecho, participó de los Juegos Paralímpicos de Invierno de Rusia 2014 y Corea 2018.

El año pasado, en el transcurso de la cuarentena, junto a su novia Triana escribieron Sexistimos, un libro acerca de los tabúes que existen respecto al sexo y la discapacidad, que aún está en proceso de ser publicado.

Enrique Plantey comenzó un emprendimiento con el que busca ayudar y simplificar la vida de usuarios de sillas de ruedas adaptándolas a las necesidades de cada persona. (Foto: Instagram/@enriplantey)

Además, el atleta olímpico fundó 3PI Mobility, un emprendimiento con el que busca ayudar y simplificar la vida de aquellas personas que utilizan sillas de ruedas. “Nace de una necesidad latente de movimiento, integración y autonomía para aquellas personas que se trasladan en silla de ruedas, cubriendo un espacio poco explorado hoy en la industria argentina”, explica.

La explicación de Aerolíneas Argentinas

Pese a que esta no es la primera vez que Enrique tiene que transportar su monoski, fuentes de la empresa afirmaron a este medio que se podría enviar como carga “con la protección adecuada y el tratamiento necesario”. Mientras tanto, el atleta sigue en Ushuaia sin poder entrenar.

Al momento de la estiba del equipaje, el personal de rampa detecta un Mono-Sky que tiene instalado un amortiguador de la marca OHLINS, el cual contiene un cartucho adosado con nitrógeno de alta presión (considerado un producto inflamable y restringido de acuerdo a la normativa de OACI/IATA en cuanto a mercancías peligrosas. Además se constata que dicho amortiguador contiene liquido hidráulico otro compuesto prohibido (altamente corrosivo) para el traslado en bodega. Por ende, se decide no realizar la carga del equipaje, de acuerdo a lo que manda la regulación, por suponer un riesgo para la seguridad de a bordo.

Posteriormente, el personal de check-in informó que al momento del despacho se realizaron las preguntas de seguridad relacionadas con el traslado de mercancías peligrosos pero el pasajero no informó acerca de las particularidades de su equipaje. De haberlo hecho o bien de haberlo informado antes del viaje podría haberlo transportado como carga aérea con el tratamiento y los procedimientos de seguridad acordes a la normativas de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) y la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

Articulos relacionados