Menú

Seguínos

A partir de este miércoles, las reservas monetarias mostrarán una pérdida de u$s 3.000 millones

Las reservas monetarias del Banco Central vuelven a ser motivo de creciente preocupación en el mercado, ya que en función de la caída que muestran en el transcurso de este septiembrey el compromiso que se debe cancelar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) se estima que este miércoles, mostrarán una caída en el orden de los tres mil millones de dólares.

El punto principal a tener en cuenta es que este 22 de septiembre, en el transcurso del día, el Tesoro Nacional le pagará al Fondo Monetario Internacional (FMI) la primera cancelación de capital del stand by récord de 45 mil millones de dólares otorgado al Gobierno anterior.

Se trata, en definitiva, de un monto que roza el nivel de 1.900 millones de dólares, a lo cual hay que sumarle que el Banco Central viene perdiendo en lo que va de septiembre otros casi mil millones de dólares de reservas.

En concreto, las reservas que el lunes 20 cerraron en 45.229 millones de dólares, en la jornada de mañana bajaran a un nivel de 42.300 millones de dólares aproximadamente.

Martín Guzmán aclaró el plan de Economía sobre tarifas y uso de aportes del FMI

Hay que recalcar que el 23 de agosto el Tesoro Nacional recibió por parte del FMI el equivalente a 4.335 millones de dólares en DEG (Derechos Especiales de Giro), que fueron colocados en las reservas del BCRA, pero que en definitiva mañana se va a evaporar un 40 por ciento de ese monto.

El punto central es que esto ocurre en momentos donde estacionalmente la Argentina tiene un menor ingreso de divisas provenientes de la exportaciones primarias, pero a la vez, se empezó acelerar la salida de dólares de las reservas a medida que se ingresó en período electoral, por la necesidad de la autoridad monetaria de mantener estable el valor del dólar y evitar mayor presión inflacionaria.

Ese mecanismo le empieza a costar cada vez más caro al BCRA y al Gobierno en general, ya que la pérdida de reservas es, en cualquier país, un elemento que generará una absoluta desconfianza entre los inversores y ahorristas, tanto locales como extranjeros.

De hecho, en el mercado aseguran que las reservas líquidas netas que tiene el Banco Central en este momento no superan los 6.000 millones de dólares, por lo que ante cualquier problema mayor que pueda surgir el margen de maniobra del BCRA cada vez acorta más.

El gobierno busca anclar al dólar oficial mientras el blue sigue inquieto

Para el especialista del mercado Christian Buteler, “el hecho de haber prolongado en el tiempo la negociación con el FMI, por una cuestión ideológica, tiene un número preciso”.

“Ese número es que esa estrategia le costó al país un mínimo de 4.500 millones de dólares. Si se hubiera acordado con el FMI, ese monto estaría en las reservas del BCRA y se podría haber utilizado, por determinados mecanismos, a paliar la situación crítica provocada por la pandemia y la eterna cuarentena”, recalcó.

Artilugio contable

Por otra parte, en el mercado se sigue muy de cerca la implementación que ha realizado el Poder Ejecutivo con respecto al envío del FMI y su impacto en el balance de las cuentas públicas.

En función del monto del FMI ingresado en agosto a las arcas de Tesorería, el déficit primario tuvo un recorte del 41,29% y el financiero uno del 23,29%, por efecto de los ingresos al Tesoro Nacional de los recursos transferidos por el Fondo Monetario Internacional (FMI) al Banco Central, en concepto de Derechos Especiales de Giro (DEG).

Advierten que artilugio contable de DEGs causará mayor inflación y presión cambiaria

Los $422.174 millones de pesos, resultados de la conversión de los US$4.334 millones que se habían incorporado a las reservas internacionales el 23 de agosto, mejoraron por un monto equivalente el resultado primario y en $392.174 el financiero, en tanto los $30.000 millones de diferencia corresponden al pago de intereses y no a amortización de capital, como el resto de los fondos.

De esta manera, el déficit primario vigente pasó de $1.022.415 millones a $600.241 millones, con un recorte del 41,29%, y el financiero de $1.683.513 millones a $1.291.339 millones, un 23,29% menos.

En ambos casos, por primera vez en lo que va de 2021, el resultado fiscal vigente muestra una mejora respecto del original de $192.266 millones en el primario y $162.346 millones en el financiero, según el informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC).

Esa mejora será transitoria y finalizará una vez que se cancelen los vencimientos el 22 de septiembre y el 22 de diciembre, tal como se indicó en los considerandos del Decreto de Necesidad y Urgencia 622/21.

La OPC aclaró que como resultado de la operación dispuesta en el DNU, por la que se le aplica una letra intransferible al Banco Central equivalente al monto transferido, hay una reducción de las fuentes financieras en $29.193 millones y un incremento de las aplicaciones financieras por $362.981 para los pagos de amortización del préstamo del FMI previstos para este año.

LR CP

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias