Menú

Seguínos

Alberto Fernández y “Wado” de Pedro volvieron a hablar tras la crisis por las renuncias

Primero fue un breve diálogo, durante el almuerzo del sábado en La Rioja. Luego, hubo un intercambio de chats y finalmente una reunión a solas en la noche de este lunes en Casa Rosada. Aunque están todavía lejos de retomar aquella relación estrecha que supieron tejer durante los 22 meses de la actual gestión, Alberto Fernández y Eduardo “Wado” de Pedro parecen empezar a acercarse tras el quiebre que se produjo en la relación por la avanzada de renuncias “a disposición” que presentaron funcionarios kirchneristas, liderados por el ministro del Interior y por pedido de Cristina Kirchner.

Tras aquel miércoles en el que el comunicado de prensa de De Pedro tomó por sorpresa al Presidente rumbo a una reunión con el intendente de José C. Paz, Mario Ishii, en el inicio de una crisis política que sacudió al Frente de Todos, no habían vuelto a hablar. De hecho, se refirió que ni siquiera cruzaron palabras en el Tango 04 que los trasladó el sábado a La Rioja.

Pero en esa jornada de trabajo con los gobernadores, durante el almuerzo, como parte de la primera postal que trazó el Gobierno para dejar atrás la peor semana desde que asumió, ya hubo un primer acercamiento. Varios de los presentes confiaron a este diario que el Presidente y el ministro político conversaron durante unos minutos. El flamante jefe de Gabinete, Juan Manzur y los gobernadores Ricardo Quintela (La Rioja) y Alberto Rodríguez Saá (San Luis), fueron testigos de esa primera señal de buena convivencia que sirvió para calmar los ánimos.

Alberto Fernández, con los gobernadores, el sábado.

Se dio, al cabo, en el peor momento de tensión y tras 48 horas en las que el Presidente descargó su bronca contra la actitud del ministro y hasta coqueteó con la posibilidad de aceptarle la renuncia. “Se sintió traicionado, alcanzaba con que le mandará un chat avisándole. Alberto lo iba a entender”, explican en el entorno del Presidente.

La movida de De Pedro puso en serio riesgo la armonía interna del Gobierno. 

Wado de Pedro juntos a los funcionarios, en La Rioja

De Pedro igual fue invitado al viaje por el secretario general de Presidencia, Julio Vitobello, a cargo de los desplazamientos de Fernández. El ministro ya había dado señales de buena voluntad al delinear el nuevo Gabinete junto a Santiago Cafiero, el apuntado por Cristina y el kirchnerismo. Ese primer gesto de buena predisposición de “Wadito”, como Fernández llegó a decirle en el mejor momento de la relación, había sido bien recibido en el primer piso de la Casa Rosada. Pero no era suficiente. Su presencia en la comitiva ayudó para descomprimir.

Son gente de experiencia, van a recomponer“, aseguran en el entorno presidencial, donde vislumbran que “de a poco se va a ir ordenando”. Cerca de De Pedro creen lo mismo y confían en que el momento más crítico ya pasó. 

Durante este lunes, el chat entre Fernández y De Pedro, que había quedado congelado desde el miércoles pasado, se reactivó. Hubo un intercambio de mensajes y luego el ministro del Interior subió al despacho del Presidente, antes de que se retirara alrededor de las 22.

De la cumbre, a solas, no trascendieron más detalles, pero quienes les siguen los pasos a ambos funcionarios admiten que el vínculo se estaría reencauzando, o al menos eso quieren dejar trascender. “Ya está todo bien“, dijo un funcionario cercano al Presidente.

Junto al titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; y al jefe del bloque de Diputados, Máximo Kirchner, quien este lunes estuvo con Fernández y con De Pedro, otro de los hombres que será clave en esta nueva etapa de la relación entre ambos es precisamente Manzur, quien con De Pedro trabajará en tándem en el vínculo con las provincias.

Manzur, quien como gobernador fue uno de los favoritos de Alberto, sabe de la importancia de limar esas asperezas entre ambos dirigentes en un momento en el que Cristina parece haberlo perdonado por lo que entiende fue un zigzagueo en la causa del Plan Qunita. El tucumano, además, tiene una especial buena sintonía con el dirigente de La Cámpora: Wado de Pedro supo ganárselo a partir de gestos, como el que tuvo en marzo, cuando salió a defenderlo en uno de los cruces con el por entonces vice Osvaldo Jaldo. Con todo, este lunes a la noche se quedaron trabajando juntos, cuando el Presidente ya había abandonado la Casa Rosada. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias