Menú

Seguínos

A 25 años de la muerte de Leonardo Simons: cómo se vivió la noticia fatal

Pasaron ya 25 años. La sorpresa fue enorme aquel 15 de octubre de 1996. Con apenas 49 años y una brillante trayectoria como conductor y presentador de televisión, Leonardo Simons se había suicidado arrojándose de una ventana desde el piso 13 de su oficina en la calle Córdoba al 1300.

Leonardo Simons tenía 49 años al momento de su muerte. (Foto: @barbiesimonsok)

La conmoción de su muerte es difícil de imaginar para la generación que no lo conoció o sólo lo identifica como el padre de Barbie Simons. Pero entre los años 80 y 90, Leonardo Simons fue una de las figuras más queridas de la televisión local, al frente de exitosos ciclos como Feliz domingoSábados de la bondad, Finalísima (Canal 9) o Ta Te Show (Telefe). Por eso su desaparición repentina generó tanto desconcierto y dolor.

Los medios reflejaron el impacto de la noticia en sus tapas y numerosas figuras del espectáculo expresaron públicamente sus condolencias.

“Simons no quiso que lo salvaran”, se leyó en la tapa de Clarín del 16 de octubre de 1996, día después de la muerte del conductor.

Una hora encerrado

Simons no quiso que lo salvaran“, tituló Clarín en la portada del día después. “El animador estuvo una hora encerrado en su oficina. Después se sentó en una ventana, de espaldas al vacío, y pidió que no lo agarraran. Sus dos secretarias alcanzaron a tomarlo del pantalón y quedó colgando. Entonces, él se desprendió el cinturón. Tan fuerte era su deseo de morir”, se leía debajo.  

En Telefe, el canal donde hasta el momento de su muerte estaba conduciendo el programa de entretenimientos Ta Te Show, le rindieron varios homenajes.

Así fue la cobertura de Clarín el día después de la muerte de Leonardo Simons.

Fernando Bravo se refirió a él en el cierre de la emisión de Siglo XX Cambalache: “Quiero decir que Leonardo Simons murió por vergüenza y de vergüenza, y que también hizo gala en el final de su vida de una dignidad poco común, algo que precisamente no abunda en los tiempos que corren. Quiero recordar con estas pocas palabras a este compañero de 30 años”.

A Silvio Soldán, por su parte, le tocó la difícil tarea de reemplazaron en la conducción de Ta Te Show. Habían sido amigos y compañeros de trabajo en Feliz domingo por muchos años, por lo que Silvio abrió el programa casi sin poder contener el llanto.

Leonardo no estaba bien. Sin embargo, luchaba con todas las fuerzas de su alma para que ustedes no se dieran cuenta. Cada semana, desde hace 4 años, él llegaba con su mejor sonrisa, y aquí se encontraba con su gente, con sus amigos, con sus compañeros y colaboradores. Y, de alguna manera, eso lo reconfortaba y lo hacía sentirse muy bien. Pero Leonardo no estaba bien y el saber que estaban ustedes del otro lado, de alguna manera pienso que le acariciaba el alma”, expresó Soldán.

“Leonardo no estaba bien. Sin embargo, luchaba con todas las fuerzas de su alma para que ustedes no se dieran cuenta y llegaba con su mejor sonrisa”.

Silvio Soldán

La despedida de Mirtha

Otra que se hizo eco de la noticia fue Mirtha Legrand, que en aquel momento estaba realizando su célebre programa en Canal 9, una de las emisoras donde Simons trabajó durante gran parte de su vida.

“El sábado lo había visto en su programa. Era un hombre de esta casa (Canal 9) muy querido por todo el mundo, y tan sonriente”, dijo Chiquita al aire, y agregó, consternada: “Qué notable esta carrera, esta doble vida que uno tiene de pronto… Una persona que aparentemente vendía tanta felicidad, tanta alegría, tanto optimismo, tomar una decisión tan cruenta, tan espantosa. Que en paz descanse”.

Qué sucedió aquel 15 de octubre de 1996

“No me salven”. Esa frase fue, según contaron testigos, la que Leonardo Simons le gritó a sus asistentes mientras colgaba del piso 13 del edificio en donde estaba ubicada su productora, en el centro porteño.

La noticia del suicidio de Leonardo Simons en diario Crónica.

Leonardo Simons se suicidó arrojándose de la ventana de su oficina en la calle Córdoba al 1300.

Nadie preveía este desenlace, aunque luego se fueron reconstruyendo las causas que llevaron a Simons a tomar tan drástica decisión.

La profunda depresión por la que atravesaba el conductor se habría originado tras las acusaciones que había recibido el juez Carlos Wowe, hermano de Simons (su verdadero nombre era Simón Leonardo Wowe, pero eligió el apellido Simons como nombre artístico).

Según se supo luego, Wowe le había pedido un soborno al periodista Bernardo Neustadt tras una demanda del empresario Franco Macri -padre del ex Presidente de la Nación- por “daños y perjuicios”. La suma, tal como trascendió por esos días, había sido de 5 millones de dólares para que el juez fallara a favor de Neustadt.

Leonardo Simons junto a su hija Barbie (Foto: @barbiesimonsok).

La detención del Wowe, que se dio días después de que se desatara el escándalo, afectó notablemente al conductor, que según sus allegados inclusive vio deteriorada su salud. 

“Mi bocho explotó”, escribió Simons en una de las tres cartas que dejó antes de tomar la decisión de arrojarse por la ventana de su oficina. 

“Ta Te Show”, por Telefe, fue el último programa que condujo Leonardo Simons antes de su muerte. (@barbiesimonsok)

“Mi viejo entró en una depresión los últimos 15 días. No era mi papá, el de siempre: carismático, divertido, que le gustaba ir a trabajar. Estaba medicado. Fue un cambio brutal para mí”, contó Barbie Simons (una de sus hijas), en Podemos Hablar

Y, sobre el día de la muerte de su padre, agregó: “Me acuerdo que fue un martes. El día anterior mi papá me abrazó muy fuerte, pero muy fuerte, como nunca me había abrazado en su vida…”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias