Menú

Seguínos

Covid: por qué no surgen nuevas variantes y los casos del mundo entran hoy en media Argentina

La tercera ola de Covid, protagonizada por la variante Delta, está en baja a nivel global y hace casi un año que no aparecen nuevas variantes de preocupación. La Delta surgió en diciembre de 2020 y la Mu -con menor incidencia y consecuencias globales-, en enero de este año. Una cifra da la dimensión actual del coronavirus en el mundo: hay 22.738.829 casos activos, el equivalente a la mitad de los habitantes de la Argentina.

En la última semana los casos bajaron en el mundo un 4 por ciento y las muertes, un 15 por ciento. En dos de cada 3 países los casos están en baja. De ese total de 22,7 millones de casos activos, casi la mitad está en Estados Unidos: 9,6 millones.

Le siguen Reino Unido (1,3 millón) y Rusia (743 mil). El resto de los países se ubica por debajo de los 500 mil casos activos. Argentina está en el puesto 71 del mundo, con 17.907 personas que actualmente están cursando la enfermedad.

En 13 Estados del mundo no hay casos de Covid. Son pequeños, de pocos habitantes. Además, 33 países tienen en este momento menos de 100 casos activos y 41 países, entre 100 y 1.000. Sólo 17 países cuentan actualmente con más de 100 mil casos activos. En dos de cada 3 países hay actualmente menos de 10 muertes cada 24 horas.

Como ha sucedido en olas anteriores, Argentina empieza a sufrirlas cuando la mayor parte del planeta ya las ha atravesado. Con la Delta podría no ser la excepción. En los últimos días se empieza a percibir una desaceleración del descenso de casos en el país. Este jueves, la baja de los últimos 7 días era del 32 por ciento. Este viernes ya es del 22 por ciento. A la vez, sube la incidencia de la Delta.

Un chico de 5 años vacunado con Sinopharm en Avellaneda, esta semana. Foto: Xinhua

¿Por qué no ha habido aparición de nuevas variantes de preocupación en diez meses? Algunos expertos consideran que el virus ya ha generado en su genoma los cambios mas favorables para garantizar mayor unión al receptor de la célula humana, mayor tasa de replicación y mayor invasividad del tracto respiratorio. Es decir que habría llegado a su versión más compleja y agresiva.

Sumado a eso, se ha reducido la transmisibilidad por la vacunación. Por eso resulta lógico que el ritmo de aparición de variantes se desacelere. Las nuevas variantes encuentran su caldo de cultivo allí donde el virus tiene la capacidad de replicarse más. Eso, gracias a la inmunización, se ha ido reduciendo durante los últimos meses.

Si bien las brechas de inmunidad en el mundo son muy amplias, en promedio hoy el 36,1 por ciento de la población global está completamente vacunada: 2.810 millones de personas. Mientras que 3.800 millones tienen una dosis (49%). Argentina se encuentra por encima de esos promedios, con el 68,4 por ciento de la población vacunada con una dosis y el 54 por ciento, con dos.

Con estas cifras el mundo está lejos todavía de la inmunidad de rebaño, aunque al mismo tiempo hay que tener en cuenta que si bien los registros indican que 217 millones de personas han cursado la enfermedad y se recuperaron (es decir, han desarrollado anticuerpos), es muy probable que debido a los casos asintomáticos o leves esa cifra sea bastante mayor.

PS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias