Menú

Seguínos

La Primera Nacional, el torneo con la definición más apasionante del fútbol argentino y cuatro fechas a todo o nada

En julio de 2020 cuando la fecha de regreso del fútbol era incierta y el foco solo podía apuntar al crudo aumento de casos de coronavirus en el país, Ferro cumplió 20 años en el Ascenso. Se recordó aquel 17 de julio de 2020 cuando alrededor de 200 hinchas viajaron a Rosario a ver el final de un desenlace decretado. Soñaban con volver pronto al lugar del que se sienten parte. Y ahora el sueño está al alcance de las manos.

Almirante Brown, el puntero de la Zona A, perdió tres de los primeros cuatro partidos del torneo. Ahora, a cuatro fechas del final, lleva 10 sin derrotas. El popular equipo de La Matanza que ascendió en 2020 desde la B Metropolitana quiere celebrar su centenario con un premio inolvidable: jugar por primera vez en la máxima categoría del fútbol argentino. 

Tigre tiene al goleador del campeonato, Pablo Magnin, con 19 tantos. Arrancó como el candidato principal y ahora quedó cuarto, aferrado al último boleto hacia el Reducido y a siete puntos del equipo Isidro Casanova, al que recibirá en la penúltima fecha. En la siguiente, el Matador cerrará en Tucumán, contra San Martín, cuarto en la tabla, a cinco del puntero.

v 1.5

Tabla Primera B Nacional

Tocá para explorar los datos



ZONA A



ZONA B


Fuente: PROMEDIOS.COM.AR Infografía: Clarín

Allí en la Ciudadela, no hay aforo posible. El grito agónico de Lucas González para el triunfo en la semana ante Temperley cuando ya se jugaba el tercer minuto de tiempo adicionado, fue un alarido multitudinario. El equipo que dirige Pablo De Muner lleva 11 sin perder, en los que solo le marcaron cuatro goles.

Si la ilusión del Santo es grande, en Quilmes, que lleva cuatro años desde el último descenso a la segunda categoría, la historia va por los mismos carriles. El equipo del Colorado Sava, con un punto más que los tucumanos y a cuatro de la cima, ganó cinco de los últimos seis partidos y sueña con arrebatarle el pasaje a la final a Almirante, al que visitará en dos jornadas, una antes de recibir a San Martín.

La historia es aún más ajustada en la Zona B, la que lidera Barracas Central, con los goles de Mauro Albertengo, la calidad de Valenzuela, los buenos aportes de Iván Tapia y el morbo lógico por la influencia de su padre, Chiqui, el presidente de la AFA.

Mariano Pavone anotó ante Atlanta y llegó a los 200 goles en su carrera. Foto: @qacoficial

En ese grupo, hay nueve equipos separados por siete puntos. Ferro, el escolta a tres unidades de Barracas, lleva 11 partidos sin perder. Y en las cuatro jornadas que restan no se mide con ninguno de los que por ahora están entrando al Reducido.

También tiene 45 puntos Atlético Güemes de Santiago del Estero, otro equipo señalado por la influencia de Pablo Toviggino, ladero principal de Tapia, en el fútbol de esa provincia. El camino del equipo que llegó en esta temporada desde el Federal A parece ya haber encontrado su pico de rendimiento cuando supo liderar la tabla a mitad de campeonato. De los últimos nueve partidos perdió cinco y deberá levantar si quiere al menos conservar el boleto hacia el Reducido.

Un punto menos tienen Independiente Rivadavia, el cuarto de la tabla por mejor diferencia de gol, y Morón. Enseguida aparece Brown de Adrogué, siempre peleando arriba de la mano de Pablo Vico.

Habrá cruces directos: en la última, Güemes recibe a Morón mientras que Brown será juez y parte ya que en el sprint final es local de Barracas y visitante en Mendoza.

En la Zona A, están a tiro Agropecuario y Belgrano de Córdoba, ubicados en quinto y sexto puesto, los últimos que por lógica aspiran a un lugar en el Reducido ya que el liderazgo de Almirante les queda lejos.

Los de Carlos Casares hilvanaron cuatro triunfos al hilo y mirando hacia adelante son una amenaza: en la próxima fecha reciben al puntero, luego van a Tucumán para jugar con San Martín (tercero) y después otra vez de local, contra Belgrano.

Los cordobeses, que también vienen en levantada, lamentaron el empate que rescató en Alberdi Estudiantes de Río Cuarto en la última jornada cuando se jugaba el séptimo minuto de adición. De haber conservado el 1-0 habría quedado con los mismos puntos que Tigre, el cuarto. Pensando en lo que viene, además de ir a Carlos casares, tendrá la chance de recortar la diferencia con un rival directo cuando en la última fecha reciba a Quilmes.

Cómo se define

La lucha será por dos ascensos a la máxima categoría. Por ese premio arrancó la carrera de 35 equipos el 13 de marzo. Al ser impar, la Zona A, con 17 integrantes, obligó a que uno por fecha quedara libre. En la B, los 18 jugaron sin parar.

El primero de cada grupo accederá a la final por el primer ascenso. Hasta ahora, el duelo sería Almirante Brown contra Barracas.

Luego, del segundo al cuarto de cada zona se clasificarán para disputar un Reducido que, finalmente, otorgará el segundo boleto a la Liga Profesional.

Los que están consiguiendo la clasificación son Quilmes, San Martín de Tucumán y Tigre (Zona A); Ferro, Güemes e Independiente Rivadavia (Zona B).

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias