Menú

sábado, mayo 28, 2022

Seguínos

Maximiliano Ferraro: “La marcha del kirchnerismo contra la Corte es una clara actitud de golpe y de apriete”

Tras ocho días de vacaciones, el presidente de la Coalición Cívica y diputado, Maximiliano Ferraro, vuelve a su rutina de reuniones porteñas. “Cuesta, pero logré desconectarme, el lugar que elegí, en la selva misionera, me sirvió muchísimo para eso”, reconoce. Aprovechó a ver películas que tenía pendientes, leer libros y compartir tiempo con amigos y su ahijado. Con Elisa Carrió, la líder del espacio, se ven menos asiduamente porque ella también busca pasar más tiempo en familia, pero mantienen diálogo periódico.

– Después de la derrota de 2019 era lógico que surgieran diferencias. Pero, ¿esperaban este nivel de internas dentro de Juntos por el Cambio después de una victoria contundente?

– En 2019, que fue una derrota más que digna, nadie daba dos mangos por sostener la unidad de JxC. Pero el trabajo que se hizo desde la Mesa Nacional y los interbloques permitió que la coalición siga vigente. Esa unidad la tenemos que cuidar y construir todos los días, pero no tiene que ser a cualquier precio, amontonando por amontonar. 

– ¿Se adelantó la pelea de 2023?

– Tuvimos un mal cierre de año en JxC que quedó demostrado en las últimas dos sesiones en Diputados. Este es el momento de un JxC colectivo y colaborativo. Está buenísimo que haya un montón de liderazgos pero no tenemos que adelantar escenarios electorales. Cualquier tipo de candidatura o jugada viciada por el ego y la mezquindad no le sirve al espacio. El 2022 no es para eso. Es para ver cómo organizamos un programa de 8 o 10 puntos básicos que van a ser la columna vertebral de las transformaciones para ofrecer y contraponer al oficialismo que no tiene plan.

– Hay diferencias entre moderados y duros en el PRO y la UCR ¿la Coalición Cívica qué tipo de oposición cree que tienen que ser?

– Tenemos que construir una posición de centro para que estemos todos, todos somos necesarios. Y tenemos que ser una oposición firme, pero que sepa que tiene la posibilidad de ser alternancia en el 2023. Eso requiere una responsabilidad que es la que tendríamos que haber tenido en el Presupuesto.

– ¿Fue un error dejar al oficialismo sin Presupuesto?

– Fue un error cómo lo resolvimos desde JxC. Logramos votar todos juntos pero tendríamos que haber tenido otra estrategia. No podemos ser funcionales a Cristina Kirchner y al núcleo duro del kirchnerismo que quiere que cuanto peor, mejor. Nosotros queríamos ir a la abstención para que tengan la herramienta central del Presupuesto para la negociación con el FMI, por supuesto que no compartiendo los números que eran un dibujo, pero sin ser funcionales a quienes pretenden ponernos en un lugar de obstrucción.

-Tras la reunión fallida con Martín Guzmán, ¿qué postura tendrán frente a la negociación con el FMI?

-Esperamos que el ministro venga al Congreso. La oposición no tiene que visitar despachos oficiales de ministros. No debemos caer en esa trampa de diálogo que te dicen que quieren tener pero siempre está teñido por la desconfianza, la mentira. Bregamos porque haya un acuerdo serio, razonable por el bien del país, no del ministro o el Presidente.

– ¿El oficialismo quiere el acuerdo?

– Esa es una pregunta para Cristina Kirchner. Pero el Presidente evidentemente está en una encrucijada o elige aliarse a dictaduras como Nicaragua y Venezuela; una política errática y peligrosa, con China y Rusia, en medio del conflicto con Ucrania. Es como si jugara a la bolita, sin entender la complejidad geopolítica mundial que puede significar. El surgimiento de populismos, tanto de derecha como de izquierda, erosionan el sistema democrático.

– Fue muy crítico del proyecto que Patricia Bullrich presentó con Javier Milei para eliminar impuestos. Habló de “demagogia” y “populismo a la inversa”…

– No podemos pensar proyectos de manera publicitaria para un cierto sector de nuestro electorado. Tenemos que tomar en serio el problema del déficit, la inflación, la cuestión cambiaria. Eso no significa no cumplir con el contrato que firmamos con la sociedad, claro que hay que bajar impuestos, pero no podemos ser irresponsables.

-¿Es posible una alianza con Milei y José Luis Espert o son un límite?

– Ellos opinan barbaridades de nosotros. Yo toda mi militancia la hice con responsabilidad hacia la libertad, pero también abrazo ideas de igualdad y humanismo; el reconocimiento del otro por mas que piense diferente.

– Pero hay un sector que quiere tejer una alianza con ellos.

– Son las tensiones lógicas que vamos a atravesar pero toda propuesta de ampliación tiene que ser discutida en la Mesa Nacional, más allá de la simpatía que puedan tener por nombres propios. 

– En Diputados Juntos por el Cambio tiene 10 bloques y no hay presidente de Interbloque, ¿cómo se va a definir?

– Hoy no veo que haya posibilidad de poder designar un presidente de interbloque y desde la Coalición no tenemos urgencia de que se defina si hay buena coordinación.

– Por número -el PRO es el bloque más grande- debería ser Cristian Ritondo. ¿Elisa Carrió lo veta por su pasado peronista y la amistad con Sergio Massa?

– Hay consideraciones políticas que son conocidas por todos y por el propio Cristian. No es personal. Ya dijimos qué perfil considerábamos más oportunos a estos tiempos parlamentarios. Pero insisto, no creo que sea una urgencia definir eso ahora.

– ¿Qué postura tendrán frente al proyecto de Reforma del Consejo de la Magistratura? 

– Compartimos los criterios del fallo de la Corte Suprema. El Consejo tiene que estar más equilibrado. El número de 20 nos parece razonable y no veríamos mal que presida un juez de la Corte. Pero estamos trabajando para tener una posición unificada e impedir cualquier embestida del Gobierno. Si no hay acuerdo se volvería a la conformación decidida por la ley de 1997, que creemos que es buena.

– ¿Qué opina de la marcha contra la Corte Suprema?

– Es una clara actitud de golpe y de apriete al Máximo Tribunal de uno de los poderes del estado.

– ¿Por qué cree que el oficialismo la apoya?

– Sin dudas la Justicia tiene que cambiar en muchos aspectos, pero la saña de ellos es contra una justicia independiente. Es ahora, pero también fue en otros momentos, al igual que con el procurador. No quieren una Justicia democrática, quieren un ajusticia al servicio de la impunidad.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias