Menú

martes, julio 5, 2022

Seguínos

El Opus Dei crea una comisión para escuchar a las 43 mujeres que denunciaron explotación laboral

El Opus Dei anunció este jueves la conformación de una comisión internacional para escuchar a las 43 mujeres que en el último medio siglo integraron esa comunidad religiosa y realizaron tareas domésticas en varias de sus sedes en la Argentina, y que el año pasado denunciaron haber sido víctimas de “explotación laboral, abuso de poder y de conciencia”.

En un comunicado, el Opus Dei informa que su vicario para Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay, padre Juan Llavallol, decidió “constituir una comisión de escucha y estudio sobre los cuestionamientos de un grupo de mujeres, realizados a través de diferentes medios de comunicación, respecto a su situación personal y laboral, la mayoría durante los años 70 y 80”.

“Habiendo dejado transcurrir un tiempo prudencial desde el reclamo público y pese a la inexistencia de una denuncia formal en los tribunales (frente a los que siempre se estará a total disposición), el vicario busca generar un ámbito concreto que permita conocer con mayor detalle esas experiencias y el contexto en el que tuvieron lugar, a partir de una mejor comprensión de lo sucedido y poder adoptar así medidas de ayuda”, agrega.

Señala que “desde los comienzos del conflicto, las autoridades de la Prelatura han deseado escuchar, acompañar y pedir perdón a aquellas personas a las que no se haya sabido atender con la generosidad y el afecto que necesitaban”.

Tita Villamayor, la primera desde la derecha, junto a tres compañeras que prefirieron preservar su identidad.

Consigna que el padre Llavallol “se reunió con la persona que se presenta como vocero de las mujeres, el abogado Sebastián Sal, el 5 de noviembre de 2021, con actitud abierta y de escucha con el fin de abrir caminos de diálogo”.

“Sin embargo, a pesar de la disposición de parte de la Prelatura (del Opus Dei) por abrir canales que permitieran comprender los argumentos y los detalles de la situación de cada una de esas personas, no se ha podido conocer y tratar cada caso personal e individualmente, generando un impedimento para dar una respuesta adecuada a cada persona”.

En ese sentido, explica que “por estos motivos, se da inicio al proceso de escucha abierto a quienes estarían realizando los reclamos, a las personas de su entorno, y a quienes vivieron y trabajaron con ellas, sean o no en la actualidad del Opus Dei, así como a las personas con responsabilidades de dirección en la Prelatura durante esos años”.

“Se trata de conocer más en profundidad los hechos, escuchando abiertamente a quienes deseen manifestar su visión y testimonio de manera directa, para identificar si hubo prácticas indeseables en la convivencia y en las condiciones de trabajo de estas 43 mujeres”, puntualiza.

Visitación “Tita” Villamayor con un grupo de compañeras de La Obra.

Precisa que “al finalizar el periodo de escucha y estudio, la comisión presentará sus hallazgos y recomendaciones al vicario regional, para que se tomen las decisiones oportunas, e informará al Prelado (la máxima autoridad mundial del Opus Dei, con ese en Roma) sobre las conclusiones”.

En el comunicado se aclara que “para favorecer la autonomía e independencia de juicio de esta comisión, el vicario regional ha solicitado al Prelado que facilite colaboradores de otras regiones, que no hayan estado en contacto previo con las situaciones y las personas involucradas”.

Las mujeres denuncian que cumplían sus tareas bajo “condiciones manifiestamente ilícitas: remuneración inexistente y sin alta en el régimen de Seguridad Social, jornadas laborales que se extendían más de 12 horas, con períodos de descanso breves; sin documentación personal o con retención de la misma y otras vulneraciones de derechos básicos”.

Asimismo, aseguran que sacerdotes y numerarias —de escala superior a las numerarias auxiliares que eran ellas— ejercían “coacción de las conciencias” para afianzar su vocación por servir y disipar eventuales crisis de fe, atemorizándolas con males espirituales que las afectarían si no cumplían con la supuesta voluntad de Dios.

Visitación “Tita” Villamayor. El Papa Juan Pablo II junto a un grupo de numerarias.

El abogado Sal le dijo Clarín el año pasado que estuvo reunido con el padre Llavallol y que este manifestó la voluntad del Opus Dei de pedir disculpas públicas. No obstante, aclaró que la denuncia sigue su curso en la medida que las mujeres no reciban una compensación económica.

Al respeto, advirtió que si el reclamo no es atendido impulsará una denuncia penal por “trata de personas, reducción a la servidumbre, captación de conciencia y privación ilegítima de la libertad” contra el Opus Dei.

En una primera etapa, el trabajo de esta comisión se iniciará el 4 de julio y tendrá una duración estimada de tres semanas, hasta el 22 de julio, pero podría extenderse en una segunda etapa en caso de ser necesario.

Dentro del marco que se describe arriba, las personas interesadas en participar de este proceso de escucha, pueden escribir a [email protected] o contactarse a: +54911-7651-1950 (se atenderá a partir del viernes 24 de junio a las 14).

MG

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias