Menú

jueves, octubre 6, 2022

Seguínos

El fiscal Diego Luciani no aceptará la recusación de Cristina Kirchner

En el anochecer del domingo, y a través de su cuenta de Twitter, Cristina Kirchner anunció que recusará al fiscal Diego Luciani y al juez Rodrigo Giménez Uriburu, uno de los integrantes del Tribunal Oral Federal 2 que la juzga por corrupción en la gestión de la obra pública de Santa Cruz. La vicepresidenta buscará justificar su pedido con una fotografía publicada en el diario Página/12, en la que se ve a Luciani y Rodríguez Uriburu posando junto a otras personas como parte de un equipo de fútbol que habría jugado partidos en la quinta Los Abrojos, cuyo dueño es Mauricio Macri. Ni el fiscal ni el juez aceptarán ser apartados del caso, cuyas audiencias orales se llevan a cabo desde mayo de 2019.

“Todo hace juego con todo. Hoy, Página/12 prueba que la asociación ilícita es la de ellos. El Pte. del Tribunal y el Fiscal de la causa ‘Obra Pública’ jugando al fútbol en la quinta de Mauricio Macri“, escribió Cristina en uno de sus tuits.

Además, extendió sus sospechas personales a un familiar del jefe de Gobierno porteño. “Y si no te alcanza… 2do testimonio fotográfico: en el ‘mismo equipo’ juega Roby Martínez, cuñado del candidato presidencial de Cambiemos para el 2023, Horacio Rodríguez Larreta. Pensar que me armaron una causa porque decían que un día lo habían visto al Juez Casanello en Olivos”, siguió Cristina Kirchner.

En otro mensaje, mencionó a un intendente opositor: “¿Querés conocer más jugadores? También está Jaime Méndez, Intendente de Cambiemos en San Miguel, que casualmente ayer estuvo con Macri en recorrida política por la localidad”.

Finalmente, anunció que pedirá la recusación de “los jueces de fútbol”, y redondeó su opinión sobre los jueces que analizan sus supuestos actos de corrupción: “El Poder Judicial argentino apesta”.

​La jugada es la primera respuesta personal de Cristina ante el contundente inicio del alegato del fiscal Luciani en su contra, atiborrado de documentos y pruebas que la comprometen como activa heredera de la supuesta estructura delictiva creada por su marido en mayo de 2003 y mantenida por ella hasta el último minuto de su gobierno, el 10 de diciembre de 2015.

De hecho, uno de los indicios más comprometedores que presentó Luciani el lunes pasado fue una secuencias de capturas de los mensajes que el ex secretario de Obras Públicas, José López, mantuvo con Lázaro Báez y el directivo de Austral Construcciones Julio Mendoza, en los cuales se demuestra que Cristina participó personalmente del llamado operativo “limpiemos todo”: el abrupto abandono de todas las obras en las que trabajaba -y habí cobrado- Báez, y el despido de 3.000 trabajadores.

A última hora del domingo, allegados al fiscal Luciani manifestaron la segura decisión del fiscal de rechazar la recusación que planteará la vicepresidenta: “Diego juega al fútbol desde adolescente, lo hizo en varios equipos y lo sigue haciendo, y participó de decenas de torneos en un montón de lugares. Todo el mundo que lo conoce lo sabe”, decía a Clarín uno de sus colaboradores. “Si algún partido de algún campeonato se jugó en Los Abrojos y él fue, no lo compromete con nada. Luciani ni lo conoce a Macri, y además aborrece la política”.

Otra mujer que compartió con el fiscal un tramo de su carrera en la justicia recuerda que “a Diego lo quisieron vincular con la ex procuradora K Alejandra Gils Carbó porque en 2013 ella lo designó como secretario letrado en la Procelac (Procuración de Delitos Económicos y Lavado de Activos), y ahora buscan pegarlo a Macri porque no les gusta su acusación.” La designación de Luciani como fiscal de la Nación, además, fue impulsada por la misma Cristina: su pliego fue elegido por la entonces Presidenta y elevado al Senado el 25 de junio de 2013.

Otro de los “jugadores de fútbol” apuntados por la vicepresidenta es el juez Giménez Uriburu, actual presidente del TOF 2. Aunque los antecedentes jurídicos son frondosos respecto de la insuficiencia de una foto, una reunión o un encuentro fortuito de alguno de los jueces con quienes deben ser juzgados por ellos como único elemento para apartar de un caso a cualquiera de esos jueces –mucho menos si esa foto o reunión fue con un tercero que no está involucrado en la causa, como Macri en esta ocasión- el abogado de la vice, Carlos Beraldi, intentará hacerlo a primera hora de este lunes.

Lo que puede ocurrir entonces es que el Tribunal rechace in limine -sin analizar- ese pedido y la audiencia se desarrolle con normalidad, o que acepte el pedido de recusación y suspenda la audiencia para discutirlo. Esa suspensión, a su vez, puede durar unas horas o varios días. Si la recusación es rechazada, Beraldi puede recurrir con ella a la Cámara Federal de Casación Penal, que la tratará mientras el juicio continúa o, si así lo dispusiese, con las audiencias paralizadas hasta su decisión.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias