Menú

jueves, octubre 6, 2022

Seguínos

Con Tiger Woods como bandera y en un hotel: la PGA armó una reunión secreta para hacerle frente a la Superliga saudí

Tiger Woods voló a Wilmington el martes por la tarde para un cónclave privado entre los principales jugadores a fin de analizar la amenaza de LIV Golf, el circuito de torneos que cuenta con el respaldo del fondo soberano de Arabia Saudita, según revelaron dos personas al tanto de los planes en el BMW Championship.

Estas personas hablaron con The Associated Press bajo la condición de no ser identificadas debido al carácter privado del encuentro. Una persona que llegó como invitada a la reunión dijo que la intención es ponerse de acuerdo para enfrentar a LIV Golf, además de apuntalar a la gira de la PGA.

La reunión provocó que se retrasara una hora la realización de un encuentro del Consejo de Jugadores que había sido agendado previamente.

Woods viajó desde su casa en Florida, junto con Richie Fowler, quien no se clasificó para el segundo evento de los playoffs de la Copa FedEx.

La reunión se llevó a cabo fuera del Wilmington Country Club, en un hotel, dijo otra persona al tanto de los detalles. Jay Monahan, comisionado de la Gira de la PGA, no fue invitado.

Tendremos una reunión de jugadores, pero eso es lo único que podemos decirles”, señaló el español Jon Rahm.

El español Jon Rahm junto a Tiger Woods, en una foto de archivo. Foto: AP Photo/Alastair Grant.

Monahan se reunió con jugadores informalmente la semana pasada luego que una jueza federal rechazó la solicitud de tres golfistas de la Superliga saudí que querían competir en la postemporada de la PGA.

Una semana después del Abierto de Estados Unidos, Monahan se reunió también con los jugadores para comunicarles los planes de aumentar las bolsas de premios en la gira, cambios en los criterios de clasificación y un nuevo calendario que restablecerá que la temporada inicie en enero desde 2024.

Woods se ha opuesto firmemente al circuito LIV Golf. El líder de la liga rival, Greg Norman, confirmó en una entrevista con Fox News el mes pasado que Woods recibió una oferta de entre 700 y 800 millones para unirse. Norman añadió que eso fue antes que le contrataran para comandar LIV Golf.

Norman y Woods nunca fueron cercanos, algo que se remonta al debut de Woods en la PGA, convirtiéndose de inmediato en la estrella del golf con mayor impacto en décadas.

Woods se expresó muy crítico durante el Abierto Británico el mes pasado y se refirió a que Norman no fue invitado a la 150ma edición del torneo. “Greg ha hecho ciertas cosas que no me parece sean para los mejores intereses de nuestro deporte”, dijo.

También manifestó su rechazo a que los jugadores acepten firmar cuantiosos bonos para desertar a LIV Golf al decir que habían traicionado a la gira que les hizo famosos.

Fuente: AP

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias