Menú

lunes, diciembre 5, 2022

Seguínos

El mal humor global se llevó por delante el “efecto Massa”: los bonos caen más de 16% en septiembre

Los títulos que entraron al canje en 2020 se hundieron 6,5% este martes. El riesgo país volvió a máximos que había alcanzado hace dos meses, en plena corrida

27/09/2022 19:35

Actualizado al 27/09/2022 19:35

La volatilidad que se vive en los mercados globales por estos días, producto de una nueva suba de tasas de la Reserva Federal y de mayor aversión al riesgo por parte de los inversores globales, sólo complica un poco más la situación de la deuda argentina. Los bonos en dólares, que habían ensayado durante agosto una débil mejora, volvieron a mostrarse golpeados: este martes cayeron más de 6% y acumulan rojos de más de 16% en septiembre.

En este contexto, el riesgo país voló: empeoró 3% y cerró en los 2.677 puntos, una marca que no veía desde finales de agosto, en plena corrida contra el peso en el mercado local que se llevó puesta a dos Ministros de Economía. “De no lograr revertir la performance de las últimas 12 ruedas, septiembre se perfila a ser el peor mes en cuanto a desempeño desde junio para la deuda soberana”, indicaron analistas de PPI.

Aunque el Banco Central logró recomponer su frágil situación en las reservas este mes, al comprar casi US$ 4.000 millones de la liquidación del “dólar soja”, los ánimos de los inversores internacionales respecto a la Argentina no consiguen revertirse.

El contexto global sopla de frente: el temor de los inversores es tal que la tasa del Bono del Tesoro de Estados Unidos a 10 años finalizó muy cerca del 4%, un nivel que no tocaba desde la crisis de 2008.

El dólar a nivel global también continúa apreciándose: este martes volvió a ganar terreno frente al euro y finalizó  con un cambio de 0,95 por euro. Se trata de un combo nocivo para cualquier plan de estabilización al que aspire la economía argentina. “

“Las cotizaciones internacionales de commodities también sintieron el impacto de los anuncios de la FED, que vislumbran una desaceleración del crecimiento de Estados Unidos. Esto se suma al escaso crecimiento previsto en Europa, afectada por las restricciones energéticas y China, que ralentizó su avance por la crisis en “cámara lenta” de su sector inmobiliario, las cuarentenas por el COVID-19 y la menor demanda mundial”, enumeraron en Delphos.

El pesimismo global se acentúa en Argentina: “El mercado sigue con su perfil risk-off y el golpe a emergentes es notorio. Argentina por su parte, se ve más afectada que la región por los descalabros macroeconómicos propios del país”, indicó un operador.

En el mercado de acciones el impacto también se siente. Este martes, las acciones que cotizan en Wall Street, contagiadas por los precios de los principales índices, finalizaron mayormente en rojo. Entre las bajas se destacó la del Grupo Financiero Galicia, que perdió 4,6%. Con este panorama, los papeles argentinos borraron todos sus rendimientos de este mes.

Ayelén Romero, de Rava, señaló: “Es importante recordar que las acciones argentinas vienen de un rally alcista, lo que podría indicar que no sólo las turbulencias del mercado de Estados Unidos causan la caída, sino que también podría ser un descanso del mercado luego de tanto aumento”. Es cierto que pese a esta corrección, hay papeles que ganan más de 60%, como el caso de YPF.

El índice Merval, que hace dos semanas había vuelto a superar el techo de los US$ 500  también retrocedió: cayó 1,5% si se lo toma al contado con liquidación y volvió al nivel de US$ 443.

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias