Menú

lunes, febrero 6, 2023

Seguínos

Arrancó la investigación sobre la compra de bonos y la CNV tiene en la mira a 10 sociedades de bolsa

El organismo solicitó datos de clientes. Investigan si hubo filtraciones y manipulación con los dólares financieros. Hay contactos con la SEC.

23/01/2023 15:01

Actualizado al 23/01/2023 15:23

El mercado financiero amaneció envuelto en un clima enrarecido. Después de descorchar con la suba imparable de los bonos en dólares desde noviembre hasta el miércoles pasado, la city empezó a recibir este lunes los primeros requerimientos de información de la Comisión Nacional de Valores (CNV), el organismo encargado de investigar si hubo una filtración de información previa al anuncio de la recompra de deuda por Sergio Massa.

Las notificaciones enviadas a más de 10 casas de Bolsa apuntan a obtener datos sobre lo que ocurrió antes y después del anuncio. Las sospechas recaen sobre el fuerte incremento del volumen operado en ciertos bonos el lunes y martes, antes de la medida que oficializó el ministro de Economía por medio de un mensaje grabado, que se difundió el miércoles a las 10 de la mañana. Pero la lupa también está puesta en los últimos meses.

“Ya veníamos reuniendo información desde los días previos y a partir de la carta (de Massa) se armaron expedientes y hoy salen los requerimientos en un volumen importante a las sociedades de bolsa, pidiendo información de la operatoria no solo en los últimos días sino en un período más amplio para detectar inusualidades, hay que ver la película más grande”, señalaron fuentes al tanto de la investigación.

La CNV está interesada en saber quiénes son las personas humanas o inversores que operaron, su legajo o cuenta comitente, los motivos de las operaciones, la tenencia, la relación entre la sociedad de bolsa y el cliente, y si el mismo forma parte de un grupo económico. El objetivo, aseguran, es comprobar si hubo “información privilegiada” y “maniobras especulativas” en torno a los dólares financieros (CCL y MEP), que se operan a través de bonos.

Sin interrumpir la adquisición de bonos en dólares, Massa envió el viernes una carta al titular del organismo, Sebastián Negri, para que abra un sumario e investigue ambas figuras contempladas en la Ley del Mercado de Capitales, incluidos los posibles beneficiarios. Fue luego de que la oposición alertara sobre la posibilidad de que funcionarios o empresarios amigos del poder se hayan visto beneficiados en la compra de bonos.

La idea de las autoridades es reunir la información para disponerla ante la causa que se tramita en el juzgado federal N°6 de la Ciudad, sin descartar la posibilidad presentarse como querellantes. Y en una segunda instancia, se analizará la citación de individuos a una audiencia y se evalúa la intervención de la Securities and Exchange Commission (SEC), la autoridad regulatoria de los mercados de EE.UU, con la cual ya hay “consultas ida y vuelta”. 

Por lo pronto, los requerimientos no tuvieron mayor impacto en el mercado. En las primeras horas de la rueda, el Banco Central siguió realizando compras del GD30, el bono más utilizado para operar con CCL. “La gente sigue comprando y vendiendo dólares. Alguno no operará pero yo veo que todo funciona igual”, dijo un operador. “Hasta el momento no parece haber influido”, señaló otro agente, aunque reconoció que puede desalentar a ciertos inversores.

Hoy, la compra venta de bonos para hacerse de dólares financieros representa el 50% del negocio de las casas de bolsa. El resto se reparte en acciones, otros bonos y cedears (acciones de empresas que cotizan en EE.UU.). En el Gobierno reconocen que son operaciones “legales” en su mayoría, pero lo cierto el CCL y el MEP quedaron en la mira después de registrar subas en las últimas semanas, tras la escalada del blue, que el martes pasado tocó los $ 378.

Muchas veces no sabemos quiénes son los beneficiarios finales porque la operación se concreta en el exterior, no llega la CNV, esta es la oportunidad de echar luz sobre una operatoria que a veces afecta las expectativas de inflación y devaluación, son maniobras que valen la pena analizar y ver si hay incumplimiento legal, evasión fiscal o lavado y poner en conocimiento a la Justicia, la AFIP y la UIF”, señalaron fuentes al tanto de las averiguaciones.

El ministro explicó la semana pasada que el objetivo de recomprar US$ 1.000 millones de deuda era reducir el Riesgo País, aunque desde su propia cartera también reconocen que buscan contener el dólar. Hasta ahora, el Banco Central destinó US$ 130 millones a esas operaciones, sin lograr por ahora un cambio sustancial del clima financiero. Los bonos, de hecho, cerraron el viernes con bajas promedio del 2% y los paralelos, en alza, a $ 352 y $ 362.

SN

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias