Menú

lunes, febrero 6, 2023

Seguínos

En Netflix: Cómo es El suplente, con Juan Minujín, la película más vista de la plataforma

Protagoniza la película de Diego Lerman sobre un profesor de literatura en una escuela en un barrio marginal. Premiada en San Sebastián.

Tras su paso por  los cines argentinos, El suplente, el muy buen filme nacional, subió al streaming por Netflix, y rápidamente escaló hasta ser ya la película más vista en el Top ten de la plataforma.

Lucio (Juan Minujín, de esos actores que le den el papel que le den, siempre lo hace bien, nos suele convencer de que es creíble) es el personaje central, el suplente del título, pero que se gana ser titular y de estar en el título en la nueva película de Diego Lerman.

Es un intelectual que, tras un revés en el medio académico en el que se mueve, acepta el ofrecimiento de ser suplente como profesor de Literatura en un colegio secundario de una zona no precisamente rica o pudiente. Si los alumnos de los establecimientos estatales en primaria necesitan tanto de la enseñanza como de los alimentos que les dan allí, los estudiantes del colegio al que cae Lucio están en medio de una disputa por la droga.

Lucio (Juan Minujín), un profesor progresista que mete los pies en el barro -y en el barrio-. Fotos BF París

Hay droga en el colegio, no se sabe quién la ingresó, si el narco al que todos miran y temen, o la gente del propio intendente para socavar al narco. Como sea, Lucio, que es un progresista, pero antes que todo, una buena persona, se va a poner el asunto al hombro.

No está en su mejor momento

No es un hecho aleatorio que sea su padre, El Chileno (Alfredo Castro) quien pelea hace tiempo por abrir un comedor para darle servicio a los que menos tienen. Tampoco que la vida personal de Lucio no esté pasando por su mejor momento.

Alfredo Castro es el padre del personaje de Minujín, que no pasa por el mejor momento en su vida personal.

Separado, los enfrentamientos con su hija (Renata Lerman, hija del director, que fue premiada en el Festival de San Sebastián por este su primer rol en el cine) para que ingrese al colegio al que él quiere que asista, por un lado, y los ojos con los que aún ve a su ex (Bárbara Lennie, en un papel algo desaprovechado), la salud de su padre, en fin: en la olla a presión que es El suplente, algo puede estallar.

El coprotagonista, pero al que la trama no le ha dado más texto, o presencia, es Dilan (Lucas Arrua), el alumno favorito de Lucio, pero que está anclado en medio de las disputas por la droga y no andaría con suficiente tiempo para releer algún poema de Juan Gelman.

La madrileña Bárbara Lennie (“Todos lo saben”) es la ex de Lucio.

Lerman, junto a sus coguionistas María Meira y Luciana De Mello, se preocupa porque las tensiones sean constantes. Y se llega al final, desde la platea, con las manos casi, casi transpiradas.

Por supuesto que el ámbito en el que se desarrollan las acciones tiene cierta correlación con La mirada invisible, del propio Lerman, o Entre los muros, de Laurent Cantet, pero a diferencia de la película ganadora de la Palma de Oro en Cannes, Lucio, como profesor, irá cambiando y abriéndose ante lo que se encuentra. Y entiende que es mejor comprender que adoctrinar.

Un elenco de notables acompañan a Juan Minujín en el elenco del filme de Diego Lerman.

A Minujín lo rodea un elenco de notables, y a los que ya mencionamos hay que sumar a María Merlino y Rita Cortese, como una profesora y la rectora del colegio. Nada es sencillo para los que cruzan la pantalla de El suplente, que tiene una trama a la que el director de Tan de repente le pone el cuerpo y no esquiva los cuestionamientos.

“El suplente”

Muy buena

Drama. Argentina, 2022. 111’, SAM 13 R. De: Diego Lerman. Con: Juan Minujín, Alfredo Castro, Bárbara Lennie, María Merlino, Lucas Arrua, Renata Lerman. Disponible en: Netflix.

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias