Menú

domingo, abril 14, 2024

Seguínos

Crimen de Morena en Lanús: suspendieron la votación en la escuela de la chica asesinada y hubo demoras por el traslado de las mesas

El crimen de Morena Domínguez modificó la organización de estas PASO en Lanús: ​el altar con su rostro y los mensajes siguen intactos en la escuela Almafuerte N°60, pero se resolvió que no se votara allí este domingo. Por esto,las autoridades de mesas y votantes se tuvieron que trasladar a la escuela 504. El cambio provocó importantes demoras. Tanto que pasadas las 9 de la mañana, las mesas 662 y 663 no habían sido habilitadas.

Recién a las 9.40 (una hora y media después de lo que debería haber sido el comienzo de los comicios) todas las mesas fueron habilitadas. Hubo enojo de varios votantes que se enteraron del cambio cuando llegaron al Almafuerte y se encontraron con un cartelito en la puerta que informaba que debían trasladarse a otro establecimiento educativo.

«Las mesas 658/659/660/661/662/663/664/665/666 y 667 asignadas a este establecimiento se trasladaron a la escuela especial N° 504, sita en la calle Coronel Molinedo 1910. Disculpen las molestias ocasionadas«, informaron.

El cartel en la escuela donde iba Morena que informa el cambio de sede para votar en las PASO.

El cartel en la escuela donde iba Morena que informa el cambio de sede para votar en las PASO.

La fila entre la espera, el dolor y la bronca

La cola sobre la calle Molinedo al 1900 estuvo repleta de gente desde las 8 de la mañana; pero no se pudo pasar a votar hasta pasadas las 9 de la mañana. Los vecinos que se movilizaron temprano para ejercer su derecho ciudadano tuvieron que esperar. Algunos sabían de antemano que debían cambiar de sede de votación, otros se enteraron tarde, cuando ya estaban en la escuela Almafuerte N°60. 

«Yo estoy al cuidado de mi nieto porque mi hija trabaja desde las 6.30. No puedo salir con celular a la calle porque hacen cualquier cosa por robarte. Ya estoy grande y no me puedo enterar en la puerta del colegio que debo ir a otro lado«, se enoja María del Carmen, de 68 años, vecina de Lanús.

María del Carmen tuvo más de una hora esperando poder entrar a votar, y fue una de las últimas de su fila en poder hacerlo porque su mesa, la 662, tardó más en habilitarse. 

La mujer vivió toda su vida en Lanús, desde los cinco años. Allí formó toda su familia, la misma que ahora quedó completamente dividida: uno de sus hijos, a raíz de la situación del país, se refugió en Europa para buscar su camino. María del Carmen asegura que lo único que la motiva a quedarse son sus nietos, quienes también concurren a la escuela de Morena.

«Todos tenemos una Morena en casa. Yo tengo ocho nietos de distintas edades, y todos salimos a la mañana a tomar el colectivo. Todos tenemos miedo. Junto con mis nietos fuimos al banderazo que se hizo por Morena, porque esto nos toca a todos», lamenta la señora.

El voto de la bronca y del dolor, para ella, es inevitable. El sentimiento de desesperanza, de que todo va a seguir igual más allá de se elija a quien se elija, también.

María del Carmen duda mucho en que exista un cambio en el corto plazo. «No vemos policías por acá. A mí me gustaría que algo cambie, porque pienso en el futuro que les dejo a mis nietos. Me da mucha pena. Vos los criás bien, en tu casa les das todo. Pero salen a la calle y te los matan por un celular, por unas zapatillas, por nada«, concluye.

Morena tenía 11 años y fue asesinada de manera salvaje por dos motochorros en Lanús.

Morena tenía 11 años y fue asesinada de manera salvaje por dos motochorros en Lanús.

Jorge llegó con su bicicleta para hacer la cola infinita y está preocupado porque debe ir a trabajar y teme no llegar. Él, como María del Carmen, vota usualmente en la escuela Almafuerte, pero ahora vino hasta la 504. 

«Yo sé que hoy en día hay un menosprecio por la vida. En Lanús hay un abandono, en el caso de Morena el Estado no estuvo presente. Yo pienso en su familia, yo me muero si pierdo a mi hijo. Yo creo que estos pibes no caen en la real conciencia de que mataron a una persona, esa chica fue única, no va a existir nunca más», comenta el vecino. 

«Esto pasa porque hay una diferencia de clase enorme. En otra parte de Lanús de mayor poder adquisitivo, la ley, los patrulleros y las ambulancias aparecen al toque. Pero acá, no. Somos todos votantes. El que tiene plata y el que no. Acá te cambian el lugar y nadie te dice nada porque no le importa a nadie», suma.

La cola, finalmente, se mueve. Si bien no es la escuela de Morena, su recuerdo está bien vivo en el barrio: en el paredón de fondo, sobre la calle Molinedo, un cartel reza «Justicia por Morena».

«Justicia por Morena», el recuerdo que vive en todas las calles de Lanús. Foto: Ariel Grinberg

De entre todos los mensajes que decoran las paredes de la escuela, hay uno que llama la atención, tal vez por lo paradójico que suena: «Corredor de seguridad infantil».

El cartel de

El cartel de «corredor de seguridad infantil» en la escuela 504. Foto: Ariel Grinberg

Juan apareció con su pequeño hijo de cinco años en la puerta de la 504. El hombre vive en Lanús desde hace 40 años, y cuenta que el asesinato de Morena lo tocó de una forma muy personal: «Acá nadie custodia los colegios, ni la policía, yo no veo a nadie. Y esto va a seguir, se vote a quien se vote, nadie puede hacer nada. Hay que cambiar la ley. Yo no puedo hacer justicia porque voy preso».

«Esto siempre fue así, va a seguir siendo así. Nosotros a nuestro hijo le tenemos que estar encima, lo cuidamos mucho, lo llevamos y traemos. No podemos estar con cuatro ojos, son pocos. Te pueden aparecer desde cualquier lado, y temo por mi reacción», agrega Juan. 

«A mí me agarra bronca con todo esto, pero entiendo que la policía no tiene nada que ver. Es la justicia, son los jueces. Ellos largan a los delincuentes, y la responsabilidad es compartida con los padres. Los hijos son para criarlos y educarlos, no para perderlos», enfatiza Marta, vecina de Lanús que lleva más de 50 años viviendo en la zona.

El crimen de Morena: el caso que conmocionó Lanús

Morena, de 11 años, fue atacada por motochorros alrededor de las 7.30 del pasado miércoles. La nena caminaba sola y estaba por llegar a la Escuela Primaria Nº 60 «Almafuerte», ubicada en Villa Diamante, en Lanús.

El colegio Almafuerte este domingo suma dolor y enojo por la muerte de Morena, en Lanús. Foto Ariel Grinberg

El colegio Almafuerte este domingo suma dolor y enojo por la muerte de Morena, en Lanús. Foto Ariel Grinberg

De manera violenta, los asaltantes la atacaron, le pegaron y le robaron sus pertenencias: su mochila de colegio. La nena cayó al asfalto, fue arrastrada varios metros y se golpeó fuerte: quedó inconsciente.

Hubo denuncias instantáneas: la ambulancia habría tardado unos 40 minutos en llegar. Esta situación enardeció a la gente que se agolpaba a la entrada de la escuela. Finalmente, fue trasladada en estado crítico al Hospital Evita, donde falleció a los 20 minutos de haber ingresado.

Pedido justicia por Morena frente a casa rosada. Foto: Fernando de la Orden

Pedido justicia por Morena frente a casa rosada. Foto: Fernando de la Orden

El resultado preliminar de la autopsia reveló que la chica había muerto de «un fuerte golpe abdominal» que le provocó una hemorragia interna.

El jueves se suspendieron las clases en la escuela «Almafuerte», hubo marchas diarias en reclamo de Justicia, y se detuvo a los dos motochorros: Miguel Ángel Madariaga, de 28 años, apodado Miguelito, y a Darío Humberto Madariaga, conocido por su alias de Lolo.

Los hermanos están imputados del delito de homicidio en ocasión de robo en concurso real con encubrimiento 

D.D.

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias