Menú

jueves, mayo 30, 2024

Seguínos

Congelamiento: las petroleras esperan un beneficio por resignar margen

YPF aceptaría venderle petróleo a sus competidores a un precio inferior al de mercado para que puedan mantener los precios por 75 días.

Al igual que la administración de Mauricio Macri, el Gobierno decidió un congelamiento de precios de los combustibles durante dos meses y medio. Tras una suba del 12,5% de esta semana, las petroleras se comprometieron a no recomponer más los importes hasta las elecciones. YPF, la principal empresa del mercado, fue una de las impulsoras del acuerdo, que también suscriben las otras banderas.

Hay una diferencia entre las empresas productoras (como YPF y PAE) que también tienen un brazo refinador, de aquellas que solo refinan, como Raizen (con la marca Shell) y Trafigura, con la bandera Puma. Las primeras usan su propia producción, y pueden reconocer cobrar por su barril de petróleo un precio más bajo que el de mercado. En cambio, Raizen y Trafigura tienen que salir a comprar el petróleo con el que elaboran sus combustibles.

Según plasmaron en una reunión con Royón, las petroleras integradas (que producen y refinan, como YPF y PAE) estarían dispuestas a venderles a las refinadoras (Raizen y Trafigura) a un precio menor. Sería una suerte de “barril criollo”, un mecanismo utilizado varias veces por los Gobiernos para que la producción nacional tenga un comportamiento de mercado diferente al internacional.

Si Raizen y Trafigura tienen que salir a comprar ese petróleo, tendrían que pagarlo entre US$ 75 y US$ 85. Al aceptar este acuerdo, YPF y PAE reconocen un barril más cercano a los US$ 55-US$ 60. Por el acuerdo, estarían dispuestas a venderles a las refinadoras en esos valores. Es la única forma en que puedan despachar combustibles en los niveles pactados con el Gobierno.

A las petroleras les habrían prometido acceso al dólar oficial y a ciertas reservas de libre disponibilidad para aceptar estas condiciones, según fuentes del sector.

En el congelamiento de 2019, el Poder Ejecutivo emitió un decreto que estableció el congelamiento de los combustibles. Fue porque YPF temió un castigo en los mercados por haber accedido a una medida que limitaba sus ingresos. Y reclamó que el Poder Ejecutivo lo dejara plasmado en una instrucción legal.

 En este caso, se trata de un acuerdo entre el Estado y las empresas. Sería voluntario, al menos hasta ahora.

La caída en los márgenes de las petroleras con el precio que cobrarán por el barril se compensaría también con una compensación en las exportaciones.

El Gobierno acordó un esquema de compensación para que los productores puedan liquidar las retenciones a las exportaciones de agosto, septiembre y octubre a partir de marzo de 2024.

Para los productores, el diferimiento representa un ingreso indirecto de entre US$ 1 y  US$ 2 adicionales por barril durante los próximos meses, según el portal especializado Econojournal. Es decir, si el precio de venta del crudo Medanito pasó a ubicarse en 56 dólares, con este esquema percibirán indirectamente 57 o 58 dólares por barril.

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias