Menú

martes, abril 23, 2024

Seguínos

Un hombre se hizo pasar por kinesiólogo y abusó de una mujer de 85 años con Alzheimer: la hija de la víctima lo descubrió por una cámara

Una mujer de 85 años que sufre de Alzheimer fue abusada sexualmente por un hombre que se hacía pasar por kinesiólogo y la atendía en su casa de Lanús. La violación fue descubierta mientras ocurría por la hija de la víctima, que había instalado cámaras de seguridad en el domicilio para monitorearla cuando se iba a trabajar. El agresor, de 70 años, fue detenido y se constató que no tenía título habilitante.

El hecho que se conoció en las últimas horas tuvo lugar a mediados del mes de julio. Cristina, la hija de la víctima, contó en diálogo con TN que había acudido el hombre por recomendación del neurólogo de la anciana y de amistades de ella, luego de que la mujer se cayera en su casa en diciembre del año pasado y se lesionara en la zona lumbar.

«Pasado fin de año me contacto con este kinesiólogo porque me lo recomiendan el neurólogo de mi mamá y amistades mías que había atendido a familiares, que todos decían que era muy bueno, que habían tenido ACV y problemas de no poder caminar y los había ayudado», comenzó contando la hija de la víctima.

Y siguió: «Desde enero la trata a mi mamá. Venía los viernes. Yo ese día hacía mucho frío, pensé que ella iba a salir a la calle y voy a mirar las cámaras, cerca de las 2.50 de la tarde, y veo a la mujer que la cuida en la cocina. Ahí me acuerdo que estaba Julio, el kinesiólogo. Cuando pongo la cámara de la pieza la veo a mi mamá. Pensé que me había equivocado y que era una escena de Policías en acción«.

En ese momento, Cristina vio en las imágenes al hombre «sin pantalones» y abusando de su mamá. Allí, llamó a la mujer que cuidaba a la señora, le dijo que estaba siendo violada y ella salió corriendo hacia el lugar. «Este hombre se puso muy nervioso, se puso la campera, agarró su bolso, la plata de la sesión y empezó a decir ‘ábrame la puerta que me tengo que ir’. Al final se escapó corriendo como una rata», relató.

Luego, contó que trató de no hablar el tema con la madre, pero que al otro día le contó lo que había sucedido y la mujer no lo recordaba: «Ella me dijo al otro día que no había pasado nada, que nunca se sacó la ropa y me di cuenta que no estaba en tiempo y espacio».

El agresor, identificado como Julio César Díaz, escapó del lugar pero fue detenido ahora en septiembre, luego de que la mujer hiciera la denuncia en la Comisaría de la Mujer y se acercara a la Municipalidad de Lanús con las imágenes de las cámaras de seguridad. El hombre se negó a declarar y seguirá preso por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado”.

«Tiene 70 años este hombre. Su personalidad era de una persona correcta, con valores, hablaba mucho de sus hijos, era un profesional serio. En ningún momento esperé encontrarme con esta aberración. No puedo sacar la imagen de mi cabeza», remarcó la mujer.

El hecho causó gran conmoción por el deterioro físico y cognitivo de la víctima, que sufre un avanzado cuadro de demencia senil y tampoco puede movilizarse con normalidad.

Según trascendió, la víctima fue revisada por una perito, quien constató lesiones compatibles con un abuso sexual y confirmó el cuadro de demencia senil de la mujer. «Ahora le hicieron otra vez a mi mamá pericias y me dijeron que tenía lastimada la zona y que esa no había sido la primera vez», agregó Cristina.

El caso es investigado por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº8, a cargo de Mariela Verónica Montero y la Juez Estela del Carmen Mollo del Juzgado de Garantías Nº2 del departamento Judicial Avellaneda – Lanús.

El Colegio de Kinesiólogos de la Provincia asegura que el hombre no era profesional

Eva Paula Amodio, titular vocal del Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires, habló este martes con TN y contó que constataron que «este señor no es kinesiólogo, no tiene título de grado y no está matriculado en la provincia de Buenos Aires».

«Toda persona que quiera trabajar en la provincia debe estar matriculado para ejercer la profesión de la manera correcta. Tenemos dos caminos para que la gente pueda constatarlo, uno a través de la página del colegio de kinesiólogos, ahí puede poner el nombre y el apellido o la matrícula o la otra posibilidad es pedir la matrícula con el carnet correspondiente que está avalado por el Colegio», explicó.

También dijo que en el Colegio existe una comisión que se encarga de hacer la denuncia «porque este hombre está usurpando un título que no le corresponde».

DB

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias