Menú

lunes, junio 24, 2024

Seguínos

La historia del inglés Harry Maguire, el defensor más caro de la historia que sufre bullying y su madre publicó una carta para defenderlo

La victoria 3 a 1 que Inglaterra obtuvo ante Escocia el martes en un amistoso disputado en Glasgow quedó relegada por la controversia que generó el maltrato que sufrió el defensor Harry Maguire, autor de un gol en contra en ese duelo. Las burlas, que esta vez corrieron por cuenta de los simpatizantes escoceses, no son una novedad para el zaguero, quien se ha convertido desde hace años en el hazmerreír de muchos hinchas. La situación escaló a tal punto que tanto el entrenador de los Tres Leones, Gareth Southgate, como la madre del futbolista salieron a respaldarlo después de esta incómoda situación.

El amistoso, que se programó para celebrar el 150° aniversario del primer choque entre ingleses y escoceses, se saldó con un triunfo de los visitantes, que se impusieron gracias a los goles de Phil Foden, Jude Bellingham y Harry Kane, y así estiraron a seis partidos su invicto ante sus vecinos, que no se imponen desde 1999. Sin embargo, no son las acciones de juego las que siguen generando comentarios en estas horas, sino el comportamiento de los hinchas del Tartan Army.

Más allá de los ya habituales silbidos cuando sonó el himno inglés, nada llamativo ocurrió durante el primer período en las abarrotadas tribunas de Hampden Park (asistieron 50.000 personas). Pero luego del entretiempo, Southgate mandó a la cancha a Maguire en reemplazo de Marc Guéhi. Entonces comenzó el desagradable espectáculo: abucheos, risas y gritos de “ole” cada vez que el jugador de Manchester United entraba en contacto con la pelota.

Para colmo, a los 22 minutos del complemento y luego de un centro desde la derecha del capitán escocés Andrew Robertson, Maguire intentó interceptar el balón y no hizo más que introducirlo en el arco defendido por Aaron Ramsdale. Fue el summum del escarnio de los hinchas locales contra el defensor. En cambio, los seguidores ingleses, que eran clara minoría en el coliseo, corearon el apellido de su jugador caído en desgracia.

Tan incómoda fue la situación que tras el encuentro, Southgate hizo una potente defensa del zaguero de 30 años, a quien hizo debutar en el seleccionado el 8 de octubre de 2017, en una victoria 1 a 0 sobre Lituania en Vilna, y al que incluyó en el equipo en 59 encuentros, en los que marcó 7 goles.

COMO DIRÍA EL BAMBINO: ¡¿PARA QUE TE TRAJE?! Harry Maguire ingresó en el ST en Inglaterra y ¡marcó en contra! para darle el descuento a Escocia en el amistoso en Glasgow. ¡Candidato al NOT TOP 10!

📺 Mirá el partido en #StarPlusLA pic.twitter.com/ZbHAceyZCZ

— SportsCenter (@SC_ESPN) September 12, 2023 “Nunca vi que se trate a un jugador así. Él es un estandarte de uno de los seleccionados ingleses más exitoso en décadas y fue una parte clave en este ciclo. La resiliencia que demuestra cada vez que sale al campo es increíble. Es un jugador de primer nivel y todos estamos con él”, resaltó el entrenador, quien consideró que el gol en contra había sido producto de una acción “desafortunada”.

Más allá de que el comportamiento de los simpatizantes locales no es motivo de aplausos, Southgate fue más allá de ello y escarbó en las raíces históricas de este maltrato. “Entiendo lo que hicieron los hinchas escoceses, pero es consecuencia del ridículo trato que se le ha dado (a Maguire) durante mucho tiempo. Es víctima de bromas por parte de nuestros comentaristas, nuestros expertos o quien sea. Crearon algo que está muy por encima de cualquier otra cosa que yo haya visto”, cuestionó el DT.

Gareth southgate respaldó a Harry Maguire tras las burlas en Glasgow. Foto: Carl Recine / Reuters.Gareth southgate respaldó a Harry Maguire tras las burlas en Glasgow. Foto: Carl Recine / Reuters.Un día después del partido, cuando la espuma no se había extinguido, Maguire relativizó lo sucedido y aseguró que era una persona que no sufría la presión. “Pasé por mucho en los últimos años y fui capitán de Manchester United durante casi cuatro años. Eso te da mucha responsabilidad, con lo bueno y lo malo”, explicó. Y añadió: «No quiero decir que esté acostumbrado a esto, pero puedo soportarlo. Les quita presión a mis compañeros, porque la pone toda en mí, y los hace jugar mejor. Es un poco de burla en un ambiente hostil. No me preocupa”.

Pero las cosas no quedaron allí, puesto que Zoe, la madre del jugador nacido en Sheffield, publicó en su cuenta de Instagram una carta en la que salió al cruce de las agresiones. “Como madre, ver la cantidad de comentarios negativos e insultos que mi hijo recibe de algunos aficionados y comentaristas es desgraciado y completamente inaceptable para cualquier persona y también para alguien que trabaja representando a un club y a un país”, afirmó.

Zoe, quien el martes estuvo en una de las tribunas de Hamden Park, destacó la fortaleza y el “corazón inmenso” de su hijo, y se mostró preocupada por la posibilidad de que estos comportamientos se multipliquen. “Entiendo que en el mundo del fútbol hay subidas y bajadas, momentos buenos y malos, pero lo que le está ocurriendo a Harry va más allá del fútbol. Odiaría que otros padres o jugadores tuvieran que pasar por esto en el futuro, especialmente en chicos y chicas jóvenes. No le deseo este abuso a nadie”, sostuvo.

Zoe, la madre de Harry Maguire, defendió a su hijo luego de las agresiones en el partido ante Escocia.Zoe, la madre de Harry Maguire, defendió a su hijo luego de las agresiones en el partido ante Escocia.Las referencias de Zoe y de Southgate a una animadversión de larga data no son azarosas: desde hace años, Maguire se ha convertido en el blanco de críticas y burlas de buena parte del ecosistema futbolero inglés. En las tribunas, en los programas de televisión y en las redes sociales, reírse del defensor y ridiculizarlo son prácticas tan habituales como indeseables, sin importar si su rendimiento es excelente, mediocre o malo.

Nada justifica tanto encono. Y menos con un futbolista que, desde su debut, ha sido una pieza casi inamovible en el seleccionado conducido por Southgate, que en los últimos cinco años fue subcampeón europeo en 2021, tercero en el Mundial de Rusia 2018 y en la Liga de las Naciones 2018/19, y llegó a los cuartos de final en Qatar 2022. Claro, nunca ganó un título. Y eso parece ser intolerable para algunos.

También en sus primeros clubes combinó buenos rendimientos individuales con frustraciones colectivas. En Sheffield United (allí debutó como profesional en 2011) jugó tres temporadas en la League One y no consiguió el ascenso al Championship. Con Wigan primero y con Hull City después le tocó descender de categoría. Tras ese segundo descenso, a mediados de 2017, pasó a Leicester City, en el que jugó dos temporadas.

Harry Maguire jugó 76 partidos y marcó 5 goles con la camiseta de Leicester City. Foto: Ben Stansall / AFP.Harry Maguire jugó 76 partidos y marcó 5 goles con la camiseta de Leicester City. Foto: Ben Stansall / AFP.Sus muy buenas actuaciones con los Zorros no solo le valieron la convocatoria al seleccionado, sino que además llamaron la atención de Manchester United. En agosto de 2019, los Diablos Rojos pagaron 80 millones de libras (88 millones de euros) por su ficha. Así, Maguire se convirtió en el defensor más caro en la historia del fútbol y también en el futbolista inglés más caro.

Semejante mochila no resulta fácil de cargar para nadie. Al defensor le costó portarla. Para colmo, en enero de 2020 el noruego Ole Gunnar Solskjaer le añadió un honor y un compromiso: le entregó la cinta de capitán tras la partida de Ashley Young al Inter italiano.

Unos meses después de ello, en agosto de 2020, Maguire participó en una pelea con otros turistas británicos en un bar de la isla griega de Miconos. En aquella ocasión, agentes de la Policía local intervinieron para disolver la tangana y tres de los acompañantes del jugador agredieron a los uniformados. Debido a este altercado, el zaguero fue condenado a 21 meses y 13 días de prisión en suspenso por lesiones leves, resistencia a la autoridad e intento de soborno. Ello le valió muy fuertes críticas en su país.

La temporada pasada comenzó a perder terreno en el United: fue titular en solo 16 de los 62 partidos que disputó su equipo, relegado por Lisandro Martínez, el francés Raphaël Varane y el sueco Victor Lindelöf. Tras el final de la campaña, el entrenador neerlandés Erik ten Hag le quitó la cinta de capitán y se la entregó al portugués Bruno Fernandes. Y sobre llovido, mojado: el club le recomendó que buscara un nuevo destino porque sus chances de jugar serían escasas.

Este año, Harry Maguire ganó la Copa de la Liga con Manchester United.Este año, Harry Maguire ganó la Copa de la Liga con Manchester United.En el último mercado de pases, estuvo a punto de ser vendido a West Ham United, que estaba dispuesto a pagar 30 millones de libras (35 millones de euros) por sus servicios, pero finalmente la operación no se concretó, a pesar de que Southgate había sugerido que su poca actividad en el United podía limitar sus posibilidades en el seleccionado.

Con contrato hasta junio de 2025, Maguire permanece en el club que lo quiso como a nadie hace cuatro años, que hoy procura deshacerse de él para aligerar su masa salarial y con el que vivió tiempos de vacas muy flacas: solo pudo alzar el trofeo de la Copa de la Liga en febrero de este año. Muy poco para un equipo tan ganador como el United.

En lo que va de esta temporada, apenas disputó 23 minutos en la derrota 3 a 1 ante Arsenal por la cuarta fecha de la Premier League. “Las primeras semanas fueron difíciles porque jugamos solo una vez por semana y el entrenador no me usó, pero vienen muchos partidos y estoy seguro de que jugaré mucho”, se ilusionó el miércoles. Mientras tanto, conserva su lugar en la selección. Y convive con el maltrato de propios y extraños.

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias