Menú

lunes, junio 17, 2024

Seguínos

El escalofriante relato de un cirujano que atendió a expacientes de Aníbal Lotocki: “Despedían olores fuertes”

Tras la muerte de Silvina Luna, más personas se animaron a denunciar a Aníbal Lotocki. A la lista se sumó Beatriz Berger, una mujer que pasó por el quirófano en 2010 y nueve años más tarde comenzó con problemas de riñones. Tras los problemas de salud, la víctima acudió a un cirujano colombiano para que le extrajera el producto.

Este martes al aire de DDM (América), conversaron con el cirujano plástico Sergio Rossaroli, quien atendió a varios expacientes de Lotocki con el fin de extraerles el producto.

Leé también: La Justicia rechazó el pedido de detención de Aníbal Lotocki

Tras explicar que lo que hace se llama “cirugía de rescate reparadora no estética”, el profesional señaló que el 95% de los pacientes tiene silicona líquida, pero que el aditivo varía dependiendo cada caso. “Algunos tienen Subiton, que es el cemento para huesos, otros, resina odontológica, y otros no sé… pero en el quirófano se siente un olor a aceite quemado industrial”, reveló.

Video PlaceholderLos profesionales atendieron a las víctimas para quitarles el producto y sorprendieron al revelar algunos detalles. (Foto: Capturas América)

El escalofriante relato del médico colombiano que atendió a una expaciente de Lotocki: “Despedía un olor demasiado fuerte”

Al aire del ciclo conducido por Mariana Fabbiani pusieron un video en el que el profesional que atendió a Berger da detalles escalofriantes de la cirugía y hace hincapié en el olor.

“El caso de Beatriz es un caso atípico porque no es el caso convencional que tenemos por parte de material biopolímero. Es un caso que generó un endurecimiento con calcificaciones internas comprometiendo gran parte del tejido muscular. Algo que nos llamó mucho la atención fue que durante el procedimiento quirúrgico, cuando estábamos haciendo los cortes de todo ese tejido comprometido, despedía un olor demasiado fuerte, un olor bastante tóxico, lo asociábamos con veneno de aspersión”, señaló.

Beatriz Berger es otra de las víctimas de Aníbal Lotocki y acudió a cirujano colombiano para quitarse el producto. (Fotos: Capturas América)

Beatriz Berger es otra de las víctimas de Aníbal Lotocki y acudió a cirujano colombiano para quitarse el producto. (Fotos: Capturas América)

Después de señalar que “fue muy trabajoso y difícil poder remover de las fibras musculares todo ese tejido comprometido”, advirtió que no puede decir de qué sustancia se trataba. “Es la primera vez que nos enfrentamos a este tipo de sustancias, o por lo menos que dan este tipo de olor. Todo el equipo quirúrgico tuvo que ponerse dos o tres tapabocas porque no tolerábamos el olor en la sala. La verdad es que es difícil llegar a describir qué tipo de sustancia tenía porque no tenemos forma de enviarla a analizar nada de esto. El patólogo no nos podría decir qué tipo de sustancia”, sostuvo.

A modo de cierre, remarcó que pudieron despejar todo ese tejido y hacer la primera parte de reconstrucción, donde levantaron el glúteo y le dieron firmeza a esos tejidos. “Lo que resta es más adelante es darle un poco más de relleno, si es que el paciente desea”, concluyó.

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias